Cuando realizas la compra de un coche nuevo es probable que te invada la emoción y quieras sacarlo apresuradamente del concesionario, mostrarlo a tus familiares y amigos y hacer tu primer viaje. Sin embargo, para poder circular con el vehículo sin sufrir contratiempos inesperados es preciso que previamente realices la contratación del seguro obligatorio. De lo contrario te arriesgas a una sanción y a tener que pagar de tu bolsillo las consecuencias de un accidente.

En este artículo encontrarás:

¿Qué debo hacer cuando compro un coche?

La compañía de seguros que elijas te pedirá el número de matrícula del coche nuevo, pero el concesionario puede tardar aún un tiempo hasta que realice este trámite con la Dirección General de Tráfico, por lo que no podrás contratar el seguro hasta que no conozcas este dato. Esto puede llevarte a cometer el grave error de recoger el coche antes de tener la póliza. Lo recomendable es que te anticipes a que el concesionario te confirme el número de matrícula y que compares precios y coberturas para que puedas elegir con tiempo el producto que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Qué datos debo aportar para investigar qué póliza me conviene?

Aunque no conozcas la matrícula, sí que podrás aportar todos los datos relativos a las características del vehículo, como la marca, el modelo o la potencia, que son los aspectos que las aseguradoras tienen en cuenta para elaborar un presupuesto de seguro junto con otros como la edad del conductor, el lugar de aparcamiento o la provincia donde resides. Una vez que sepas qué póliza vas a contratar contacta con la compañía y pide que te guarden el presupuesto hasta que recibas nuevas noticias del concesionario.

¿Me avisará el concesionario cuando tenga la matrícula?

Lo habitual es que el concesionario te guíe en todo el proceso de compra y te mantenga informado del estado de las gestiones que debe llevar a cabo, de manera que, cuando tienen conocimiento de cuál va a ser el número de tu matrícula, te llamarán para comunicártelo y decirte en qué fecha podrás recoger el coche con las placas ya instaladas. En ese momento puedes contactar con la aseguradora para cerrar el trámite de la matrícula y confirmarle la fecha de recogida del vehículo. Aunque realices el pago del seguro con antelación a la fecha de entrega, pide que te activen la póliza el día exacto que tienes pensado ir a recoger el coche al concesionario, de esta manera evitarás tener que pagar por el seguro de un vehículo que todavía no está en tus manos.

¿Qué es un seguro del concesionario?

A veces los concesionarios te ofrecen la posibilidad de contratar un seguro para el coche, en teoría, con mejores condiciones que si lo hicieras por tu cuenta con otra compañía. Lo recomendable en estos casos es que preguntes qué coberturas tiene incluidas y le dediques unos minutos para revisar las condiciones y el alcance de la póliza. Si tienes dudas con algún apartado, puedes escribirnos a nuestra dirección de correo [email protected], donde trataremos de resolver las dudas que tengas al respecto. En el caso de que el concesionario te regale el seguro durante el primer año y las coberturas que te ofrece no te convenzan, recuerda que puedes cancelarlo, al menos un mes antes de que venza el seguro. Puedes comparar precios y coberturas de otras compañías en nuestro comparador de seguros.

¿Cómo traspaso mi seguro anterior?

Si antes de comprarte el coche nuevo has vendido otro que tenías asegurado o lo has entregado al concesionario, puedes pedir el traspaso del seguro de un coche a otro para que no pierdas la parte de la prima no consumida. Para ello debes ponerte en contacto con tu aseguradora y comunicarle que vas a vender el coche y quieres traspasar el seguro al nuevo. Ten en cuenta que la fecha de vencimiento será la misma que tuvieras con tu antiguo vehículo y que lo más probable es que tengas que pagar una sobreprima debido a las características de tu nueva compra..

¿Cuánto cuesta asegurar un coche nuevo en Arpem?

Para un coche de más de cuatro puertas, sin conductores ocasionales, sin siniestros, con un recorrido de 50.000 kilómetros al año, y para uso habitual, estas son algunas de las pólizas para un seguro a todo riesgo con franquicia:

Compañía Póliza Precio anual y franquicia
Mapfre Tú Eliges 157 €, franquicia 600€
Génesis Básica 186 €, franquicia 300€
Pelayo Auto 208 €, franquicia 600 €
Qualitas Auto Básica 223 €, franquicia 390 €
Balumba Plus 205 €, franquicia 1.200 €
Generali Autos 279 €, franquicia 600 €
FIATC Maxiauto 352 €, franquicia 400 €

Comparar seguros de coche

Te interesa
¿Qué coberturas debe tener un coche nuevo?

Para conseguir la mejor protección, hay que adaptar las coberturas e indemnizaciones al valor del vehículo nuevo. Cuanto más nuevo es el coche, mayor debe ser la protección. En cuanto a las coberturas que conviene contratar para un coche nuevo, las más recomendables son la cobertura contra robo, contra incendio, cobertura de lunas, asistencia en viaje y daños propios –en el caso de coches nuevos, las reparaciones suelen suponer un desembolso económico importante–. Eso sí, hay que tener en cuenta que cuántas más coberturas se contraten, mayor será el coste de la póliza.

¿Sabías que…?

Si has sido poco precavido y llega el día de recoger tu coche, pero no has hecho bien los deberes con el tema del seguro, no lo tienes todo perdido. En arpem.com puedes contratar un seguro por días que te cubre la responsabilidad civil obligatoria para los daños que puedas causar a terceros en un accidente de circulación. Ten en cuenta que este seguro no cubre los daños que ocasiones a tu coche nuevo en un accidente en el que seas culpable, pero, si te arriesgas, siempre es mejor esta opción que circular sin seguro.

Resumen

  • Sacar el coche nuevo del concesionario es peligroso, porque, si tenemos un percance, no estaremos cubiertos y, además, nos pueden sancionar. Para suscribir un seguro para tu coche nuevo, necesitas tener la matriculación, de lo que se suele encargar el concesionario.
  • Mientras se gestiona la matrícula, se pueden aportar otros datos necesarios para el seguro, las características del automóvil, la marca, el modelo, la edad del conductor o el lugar de aparcamiento.
  • Lo habitual es que el concesionario te guíe en todo el proceso de compra y te mantenga informado del estado de las gestiones para obtener la matrícula.
  • A veces, los concesionarios ofrecen seguros. Lo recomendable en estos casos es que preguntes qué coberturas tiene incluidas y revises las condiciones y el alcance de la póliza. A lo mejor no te conviene.
  • Si antes de comprarte el coche nuevo has vendido otro que tenías asegurado o lo has entregado al concesionario, puedes pedir el traspaso del seguro de un coche a otro para que no pierdas la parte de la prima no consumida.
  • Si no te ha dado tiempo a contratar tu seguro, siempre puedes contratar uno por días.

FAQ – Preguntas frecuentes

¿Debo esperar a tener seguro para sacar el coche del concesionario?

Sí, lo contrario es un grave error. Lo recomendable es que te anticipes a que el concesionario te confirme el número de matrícula y que compares precios y coberturas para que puedas elegir con tiempo el producto que mejor se adapte a tus necesidades. Te arriesgas, si no, a tener que pagar las consecuencias de un percance y a una sanción por no tener seguro.

¿Quién se encarga del proceso de matriculación?
Habitualmente lo hace el concesionario. Cuando tenga la matrícula, te avisará. Mientras tanto puedes ir dando pasos para averiguar qué seguro te conviene: con las características del vehículo, como la marca, el modelo o la potencia, las aseguradoras pueden elaborar un presupuesto

¿Debo esperar a la fecha de entrega para activar el seguro?
Aunque realices el pago del seguro con antelación a la fecha de entrega, pide que te activen la póliza el día exacto que tienes pensado ir a recoger el coche al concesionario.

¿Puedo traspasar mi seguro anterior?
Si antes de comprarte el coche nuevo has vendido otro que tenías asegurado o lo has entregado al concesionario, puedes pedir el traspaso del seguro de un coche a otro para que no pierdas la parte de la prima no consumida