Ilustración: Arpem.com

Si al llegar las vacaciones vas a salir de viaje con el coche, además de ponerlo a punto y seguir ciertos consejos de conducción, es importante que conozcas las coberturas que tiene tu seguro. Los emplazamientos vacacionales suelen implicar desplazamientos de larga distancia, de manera que un pinchazo, una avería o un accidente pueden arruinarte el viaje si no tienes contratada una buena asistencia en carretera.

No hay que equivocarse. En caso de siniestro, esta cobertura no es la que se hace cargo de las reparaciones necesarias para devolver el vehículo a la circulación. Es la que ofrece ayudas y soluciones -tales como traslados en grúas, taxis, ambulancias, etc.- cuando tu coche queda inmovilizado a causa de una avería mecánica o de un accidente que imposibilite la continuación del trayecto.

No existen variaciones en la cobertura entre un seguro a terceros y otro a todo riesgo de la misma aseguradora. Sin embargo, como sucede con otras garantías, sí existen notables diferencias entre unas compañías y otras que debes tener en cuenta antes de contratar tu seguro de coche. Para saber en qué aspectos debes fijarte, conviene diferenciar entre los dos tipos de asistencia que cubre: la del vehículo y la de las personas.

ASISTENCIA AL VEHÍCULO

  • Ámbito de cobertura

Un error habitual es pensar que, solo por el hecho de tener la asistencia en viaje incluida, puedes despreocuparte del traslado de tu vehículo estés donde estés. La realidad, sin embargo, es que muchas aseguradoras limitan el envío de la grúa a una distancia mínima y máxima determinada.

Lo ideal es que presten asistencia desde el kilómetro 0 y sin límite máximo, pero algunas no te cubren cuando tu vehículo se queda inmovilizado en los primeros kilómetros desde tu domicilio o si estás a más de un determinado número de kilómetros de distancia.

  • Taller de libre elección o concertado

Si quieres que la grúa remolque el vehículo a un taller de confianza, fíjate que tu póliza no limite el remolque sólo a talleres concertados. En caso contrario, estarás obligado a llevarlo a la red de talleres de la aseguradora donde, por otro lado, podrás disfrutar de ventajas como descuentos, limpieza del vehículo, coche de sustitución, etc.

Una vez realizada la reparación fíjate en tu póliza porque algunos seguros cubren tu traslado para ir a buscar el vehículo o, en su defecto, su desplazamiento hasta el lugar donde te encuentres.

  • Vías “no aptas”

Si durante tus vacaciones vas a circular por caminos en el campo, playa o montaña, revisa que tu póliza no excluya la asistencia en este tipo de vías, consideradas “no aptas” al no estar reconocidas como de uso común por la Administración.

  • Reparación en el lugar de la avería

Hay contratiempos de fácil solución que la compañía puede arreglar en el lugar de la inmovilización. Es el caso de la falta de batería, de combustible, el pinchazo de una rueda o de la pérdida de las llaves de contacto. Siempre que estas situaciones aparezcan recogidas en tu póliza, la compañía enviará un mecánico para solucionarlas.

ASISTENCIA A LAS PERSONAS

  • Ámbito de cobertura

Al igual que sucede con la asistencia al vehículo, la de las personas está limitada por algunas compañías en los primeros kilómetros, aunque en lo que se refiere a la distancia máxima suele ser todo el territorio español y algunas, incluso, todo el mundo.

  • Traslados o alojamiento por avería

Si el vehículo queda inmovilizado durante el desplazamiento y para su reparación se necesita más de un día, algunas aseguradoras ofrecen la posibilidad de continuar el viaje en otro medio de transporte o alojamiento para esperar al arreglo del coche.

Por otro lado, si tienes contratada la cobertura de vehículo de sustitución, la compañía te pagará un coche de alquiler durante un número limitado de días para que puedas continuar tu viaje.

  • Accidente con heridos

Si en el accidente se producen daños personales y es necesario el traslado en ambulancia, la compañía paga los gastos de desplazamiento hasta el hospital. En este caso, todos los seguros cubren este servicio dentro de la cobertura de asistencia en viaje. La diferencia está en que algunas pagan y otras no el desplazamiento y el alojamiento de un acompañante por el tiempo que dure la estancia en el hospital (eso sí, por un número limitado de días) o, incluso, el regreso al domicilio de las personas que no hayan resultado heridas.

Otras coberturas de interés

Para completar la cobertura de asistencia en carretera y dar valor añadido al producto, algunas entidades amplían sus garantías con opciones que pueden resultar de gran ayuda para tus desplazamientos vacacionales.

Así, algunas aseguradoras pagan un billete para que puedas regresar a tu domicilio en caso de fallecimiento de un familiar o por un accidente que haya ocurrido en tu hogar mientras estabas fuera. De la misma manera, si te los has dejado olvidados, te envían los medicamentos indispensables para tu tratamiento médico al lugar donde te encuentres y hasta te ofrecen un servicio de ayuda para la búsqueda y localización de equipajes perdidos o robados. En este último caso, algunas compañías te indemnizan por el robo del equipaje u objetos personales.

Los seguros de asistencia en viaje varían mucho de una compañía a otra, por lo que antes de contratar tu póliza merece la pena analizar las condiciones de las coberturas, los servicios añadidos y otros aspectos que pueden estar excluidos. En Arpem, aseguradora por aseguradora, hacemos la tarea por ti.