Las aseguradoras no tienen en cuenta los siniestros sufridos hace más de cinco años

Uno de los aspectos que más tienen en cuenta las aseguradoras a la hora de establecer un precio para la póliza del seguro son los siniestros que has tenido en los últimos años. De hecho, cuando rellenas el cuestionario del comparador Arpem.com o el de la compañía con los datos del vehículo y del conductor, siempre debes responder a la pregunta de si has tenido siniestros en los últimos años. Las aseguradoras te piden el número de DNI para comprobar que has sido honesto en tu respuesta y para ello utilizan una base de datos denominada SINCO, que es gestionada por la empresa informática TIREA, y que comparten la mayoría de las aseguradoras. En esta base de datos quedan reflejados los siniestros de los que hayas sido responsable en los últimos cinco años.

siniestros sufridos hace más de 5 años

¿Se eliminan los siniestros automáticamente a partir de los cinco años?

A partir del quinto año, todos los siniestros en los que te hayas visto involucrado son automáticamente eliminados del fichero SINCO, por lo que las compañías no tienen la posibilidad de comprobar tu historial de siniestralidad más allá de este periodo y, por lo tanto, no pueden tener en cuenta un accidente de mayor antigüedad. Ten en cuenta que si estuviste asegurado hace más de cinco años en una aseguradora con la que tuviste un siniestro y ahora les solicitas un presupuesto, esta entidad sí que podrá conocer este dato y tenerlo en cuenta. Algunas aseguradoras, como Mutua Madrileña, no comparten tus datos en el fichero SINCO, por lo que si te cambias de aseguradora deberás solicitar un certificado de siniestralidad, que es donde viene recogido tu historial de los últimos cinco años.

¿Qué es el certificado de siniestralidad?

Si has decidido cambiar de compañía aseguradora, necesitarás presentar el certificado de siniestralidad. Las aseguradoras lo solicitan y te lo tiene que dar tu compañía actual. Las aseguradoras lo utilizan para evaluar el tipo de conductor que has sido durante esos años, y así pueden valorar si es conveniente asegurarte o no, y en qué condiciones. Si descubren en este certificado que has sido culpable de un accidente, la prima del seguro cambia y se encarece, a diferencia de si no hubieses tenido ningún percance. 

¿Cómo se consigue un historial de siniestralidad?

El certificado de siniestralidad se puede obtener de dos formas: a través del registro SINCO, aportando tu DNI, o solicitándolo directamente. Habitualmente todas las compañías de seguros comparten los datos en el registro SINCO, aunque no es obligatorio. Si tu compañía no los comparte, tendrás que pedirle directamente el certificado de siniestralidad, el cual deben entregar en un plazo máximo de 15 días. Aunque lo normal es que las compañías no pongan impedimento alguno, siempre es aconsejable requerir el certificado por escrito: mediante correo electrónico o burofax, mejor que por teléfono, para que quede así constancia de la petición y de su fecha.  

¿Cómo puedo consultar el fichero SINCO?

SINCO es un fichero compartido por la gran mayoría de compañías de seguros de coches, que les permite acceder a cierta información relativa a la póliza de cada asegurado, en particular, a los siniestros declarados en los últimos cinco años. La empresa responsable de este fichero es UNESPA (Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras) y la entidad encargada del tratamiento y gestión de los datos incluidos en el fichero es TIREA (Tecnologías de la Información y Redes para las Entidades Aseguradoras).

La gran mayoría de compañías de seguros están adscritas al fichero SINCO con el objetivo de verificar la siniestralidad de los asegurados, aunque algunas como Mutua Madrileña o Soliss, entre otras, no están adscritas.

Cada asegurado puede consultar los datos personales que aparecen en este fichero de forma personal, poniéndose en contacto con TIREA, la empresa encargada de la gestión del mismo. Puedes hacerlo por teléfono (902 102 901) o bien por correo electrónico, remitido a la dirección [email protected]

¿Está la aseguradora obligada a proporcionar este historial?

Tu aseguradora actual no puede oponerse, por ley, a facilitar el certificado de siniestralidad, en caso de que se lo solicites. Lo ideal es que lo solicites a tu aseguradora por teléfono, por email o, si tienes facilidad, a tu oficina e seguros más cercana.

En el caso de las aseguradoras que no están adscritas al fichero, se basan únicamente en criterios como la edad del conductor y el tipo de vehículo conducido para tarificar el precio de la póliza.

¿Qué información proporciona el certificado SINCO además de la siniestralidad?

En este certificado vienen reflejados, además de los siniestros en los que has sido culpable, los años que has estado asegurado en la compañía que te lo proporciona y las bonificaciones que has obtenido por una baja siniestralidad. Gracias a estos datos, la compañía a la que quieres suscribirte podrá evaluar tu trayectoria como conductor y poder determinar si resultas atractivo como cliente. Así calculará tu póliza. Los datos de tu historial podrían encarecer hasta en un 50% la prima. La aseguradora podría negarse a aceptarte si el número de siniestros de tu historial es elevado. El certificado SINCO es especialmente útil cuando buscamos beneficiarnos de una campaña de promoción lanzada por una aseguradora concreta o para acceder a bonificaciones por buena siniestralidad, es decir, por no habernos visto envueltos en ningún incidente con culpa.

Te interesa

¿Qué es el registro FIVA?

No se debe confundir el registro SINCO con el FIVA (Fichero de Intercambio de Vehículos Asegurados). En el primero, las compañías no están obligadas a compartir sus datos, pero sí en el segundo, en el que se incluyen los vehículos en el momento de ser asegurados. SINCO tiene su base legal en el artículo 25.4 del RD 6/2004 de la Ley de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados que permite a a las compañías a establecer bases de datos con información de carácter personal, de forma que les sea de ayuda para la tarificación y selección de riesgos”.

Fuente: 

Real Decreto Legislativo 6/2004 de la Ley de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados, artículo 25.4

Sabías que…

Existe otro certificado, el informe de antecedentes del vehículo, que es un documento que puedes solicitar tú mismo a la Dirección General de Tráfico o a través del RACE (Real Automóvil Club de España). Gracias a este listado podrás conocer el historial del coche: saber si el vehículo tiene multas pendientes o si ha sufrido un accidente, entre otros datos. Es muy útil a la hora de comprar un coche o una moto de segunda mano. Existen numerosos tipos de informes de antecedentes. Están los informes reducidos (gratuitos, mencionan alguna incidencia del vehículo o su fecha de matriculación), el informe de cargas (sabremos si el coche tiene algún problema pendiente), el informe de datos técnicos (el tipo de combustible o la potencia) y el informe de vehículos sin matricular (que da fe de que el vehículo está registrado en la Dirección General de Tráfico).

RESUMEN
  • Uno de los aspectos que más tienen en cuenta las aseguradoras a la hora de establecer un precio para la póliza del seguro son los siniestros que has tenido en los últimos años y si has sido culpable de ellos.
  • Las aseguradoras te piden el número de DNI para comprobar que has sido honesto en tu respuesta y para ello utilizan una base de datos denominada SINCO, que comparten la mayoría de las aseguradoras. En esta base de datos quedan reflejados los siniestros de los que hayas sido responsable en los últimos cinco años.
  • A partir del quinto año, todos los siniestros en los que te hayas visto involucrado son automáticamente eliminados del fichero SINCO, por lo que las compañías no tienen la posibilidad de comprobar tu historial de siniestralidad más allá de este periodo.
  • Algunas aseguradoras no comparten tus datos en el fichero SINCO, por lo que si te cambias de aseguradora deberás solicitar un certificado de siniestralidad, que es donde viene recogido tu historial de los últimos cinco años.
  • Si has decidido cambiar de compañía aseguradora, necesitarás presentar el certificado de siniestralidad. Las aseguradoras lo solicitan y te lo tiene que dar tu compañía actual.
  • Las aseguradoras lo utilizan para evaluar el tipo de conductor que has sido durante esos años, y así pueden valorar si es conveniente asegurarte o no, y en qué condiciones.
  • Aunque lo normal es que las compañías no pongan impedimento alguno, siempre es aconsejable requerir el certificado por escrito: mediante correo electrónico o burofax, mejor que por teléfono, para que quede así constancia de la petición y de su fecha.
  • SINCO es un fichero histórico de seguros de coche que permite a las compañias tener acceso a información de las pólizas y, sobre todo, a los siniestros que tienen registrados. La entidad responsable de este fichero es la Comisión de Seguros de Automóviles de UNESPA.
  • En este fichero vienen reflejados, además de los siniestros en los que has sido culpable, los años que has estado asegurado en la compañía que te lo proporciona y las bonificaciones que has obtenido por una baja siniestralidad. Gracias a estos datos, la compañía a la que quieres suscribirte podrá evaluar si resultas atractivo como cliente.
FAQ
¿Qué es el certificado de siniestralidad?
¿Qué es el fichero SINCO?
¿Por qué es útil el certificado de siniestralidad?
¿Qué otros datos refleja el fichero SINCO?

Fuente: 

Deja tu valoración

Únete a la discusión

0 comentario

comentario autor avatar

No publicaremos comentarios que contengan insultos o información falsa, inapropiada o abusiva.

¡Sé el primero en comentar!