comparador seguros coche

Lo que no cubre tu seguro de coche (ni aunque sea a todo riesgo)

Última actualización: 13/03/2018

Lo que no cubre tu seguro de coche (ni aunque sea a todo riesgo)

Ilustración: Víctor López

Las pólizas cuentan con unas coberturas obligatorias y otras voluntarias que puedes incluir dependiendo de tus necesidades, pero hay algunos aspectos que no contempla ningún seguro de coche, independientemente de cuál sea el tipo póliza. Es decir, que el hecho de contratar un seguro a todo riesgo no implica tener cubierta cualquier contingencia que te ocurra con tu vehículo.

Las aseguradoras tienen criterios diferentes a la hora de poner exclusiones en sus condicionados generales, sin embargo, existen supuestos que generalmente no están cubiertos por ninguna compañía y que es conveniente conocer.

Conducir bajo la influencia del alcohol o de las drogas

Además de no estar cubierto por ninguna aseguradora, conducir bajo los efectos de alcohol o drogas puede implicar desde una sanción económica y administrativa (pérdida de puntos, hasta un delito contra la seguridad vial con penas de cárcel en los casos más severos.

No disponer del carné de conducir o circular con él retirado o caducado

Si tienes un accidente y no dispones de permiso de conducir en vigor, deberás hacer frente al pago de los costes de reparación de tu vehículo y la compañía te reclamará los pagos a los posibles terceros perjudicados.

Circular con un vehículo sin la ITV

Olvidarte o dejar pasar la fecha en que tienes que pasar la ITV de tu vehículo puede suponer que tu compañía se desentienda de todos los gastos originados en caso de sufrir un accidente.

Participar en competiciones, pruebas deportivas y carreras

La participación en carreras o competiciones dentro o fuera de un circuito está excluida en todos los seguros de coche: tu compañía no asumirá ningún coste si ocurre un accidente. Si vas a competir en alguna prueba debes informar a la compañía y pactar expresamente este hecho para que puedas estar correctamente asegurado, lo que inevitablemente supondrá una subida en el precio de la prima.

Accidentes en puertos y aeropuertos

Están excluidos los daños que sufras en caso de circular con tu vehículo por el interior de recintos portuarios o aeroportuarios, salvo que pactes lo contrario con la compañía. A mayor riesgo, mayor será el precio a pagar en el caso de que la compañía lo acepte.

Transportar más pasajeros o más carga de la permitida

Cada vehículo tiene un número de plazas máximo y un peso máximo autorizado que no debes superar. Tu aseguradora puede negarse a indemnizarte si tienes un accidente en el que circulas excediendo esos límites establecidos.

Elementos sujetos a desgaste por uso

Algunos elementos como el catalizador o los neumáticos de tu vehículo están sujetos a desgaste con el paso del tiempo y los kilómetros. Cuando se deterioran en exceso y es necesario sustituirlos, el gasto correrá de tu cuenta, la aseguradora no pagará nada por ellos. 

Omisión del deber de socorro

Si te ves implicado en un accidente estás obligado a socorrer a las posibles víctimas siempre que estés en condiciones de ayudar. No hacerlo supone un delito penal y la aseguradora puede negarse a pagarte los daños sufridos.

Coches tuneados

Para que un coche modificado o tuneado esté bien asegurado es necesario comunicar a la compañía las modificaciones realizadas y que estas estén homologadas. De lo contrario, tu aseguradora no te indemnizará por los daños producidos en el coche.

Golpe contra el vehículo de un familiar

Cuando se produce un choque contra el vehículo de un familiar las aseguradoras pueden negarse a pagar los gastos de reparación, ya que piensan que se trata de un intento de fraude.

Exclusiones cubiertas por el Consorcio

Hay otros casos que tampoco cubren las entidades aseguradoras privadas pero que sí tienen cobertura a través del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS).

Entre estos supuestos se encuentran los daños producidos por fenómenos extraordinarios de la naturaleza (terremotos, inundaciones, erupciones volcánicas, etc.), por actos de terrorismo, motines o rebeliones, por actos de las Fuerzas Armadas en tiempos de paz o los ocasionados en caso de siniestro con el vehículo asegurado cuando este haya sido robado.

Más información de seguros aquí

13 de Marzo de 2018
Daniel Bañares

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar