Jorge H. nos ha enviado este mensaje explicándonos su problema a nuestro buzón de consultas [email protected]:

«Hace aproximadamente un año y medio sufrí un robo en mi furgoneta camper y, finalmente, la compañía accedió a indemnizarme por los objetos sustraídos que tenía asegurados.  A lo que no accedieron ni el seguro ni el perito es a cambiar la luna térmica rajada argumentando que ese daño no era del robo sino de vieja.

Al no estar conforme, volví a pedir peritación e incluso volví a hacer un parte nuevo alegando que tenía una luna rota y que teniendo seguro de lunas quería que la sustituyeran. Volvieron a decirme que no, que las rajas que tenía la luna eran de vieja.

Le eché pegamento, pero con el Sol se deterioraba. Un año después, volví a contactar con la compañía y les dije que con las lluvias me entraba agua y que deberíamos hacer algo con este problema pues de un modo u otro tengo aseguradas las lunas. El valor de esta ventana térmica y su reemplazo es de aproximadamente 480€ creo recordar,  no estoy totalmente seguro. 

Me comenta el gestor al que he recurrido que consultó este asunto de nuevo con la compañía de seguros y que le han dicho que extraoficialmente acceden a indemnizar con 300€, que yo lo repare y pague la diferencia o que busque una ventana térmica de segunda mano.

Mi pregunta es, ¿debo aceptar esto y pagar yo el resto o deben ellos cubrir el daño de la luna al completo? ¿Cómo puedo gestionar esto correctamente?»

La respuesta de arpem.com:

Las compañías suelen cubrir las lunas sin ningún tipo de inconveniente, por mucho que la rotura que tenga sea a consecuencia del uso o de ser vieja. Por otro lado, parece extraño que se rompa sólo por el paso del tiempo…

Para responder correctamente a su consulta deberíamos comprobar lo que dice su póliza en el apartado de rotura de lunas, por si hubiera algún tipo de exclusión al tratarse de un cristal térmico. Si no lo encuentra, le agradeceríamos que nos pasara las condiciones generales de su seguro para revisarlo detenidamente.

Si no existiese limitación de ningún tipo en el contrato, deberían pagarle la factura completa de la sustitución de las lunas y está en su derecho de reclamarlo así. Recuerde que si no está de acuerdo puede hacer llegar su queja al departamento de Defensor del Asegurado que tienen todas las compañías de seguros.

Esperamos que esta información le sirva de ayuda.