Aunque la tendencia es pensar que cuanto más viejo sea un coche más económico te va a resultar asegurarlo, lo cierto es que se trata de un falso mito. La realidad es que la antigüedad de tu vehículo encarece la prima del seguro.

El valor de los coches disminuye con el transcurso de los años, pero la probabilidad de sufrir un accidente es mucho mayor que la de uno nuevo debido a los fallos mecánicos derivados del desgaste o a la carencia de los modernos sistemas de seguridad. Este incremento de la siniestralidad en los vehículos antiguos repercute de forma decisiva en el precio de la prima.

El motivo de que exista la percepción contraria es debido a que la prima del seguro disminuye a medida que aumenta la edad y los años de experiencia del conductor (excepto cuando supera los 70 años de edad). Además, si el conductor no tiene en su historial de siniestralidad ningún parte como culpable de accidente, el precio final del seguro baja todavía más.

Aquí puedes ver un ejemplo de cuánto pueden llegar a penalizar las aseguradoras la antigüedad de un vehículo. También desde Arpem.com también puedes comprobar lo que cuesta el seguro del coche para tu vehículo con varios años de antigüedad. Para hacerlo tan solo debes comparar precios en nuestro comparador de seguros online. Una vez que realices un presupuesto entre varias aseguradoras, elige el seguro que mejor se adapte a tus necesidades particulares.