comparador seguros coche

La antigüedad de tu coche encarece la prima del seguro

Última actualización: 17/03/2017

La antigüedad de tu coche encarece la prima del seguro

Ilustración: Víctor López

Al contratar el seguro de tu coche, las aseguradoras te piden que les facilites algunos datos personales así como información sobre las características del vehículo con el objetivo de evaluar el riesgo y fijar el precio de tu póliza. El historial de siniestralidad, el lugar donde vives, la antigüedad del carnet de conducir o tu edad, por ejemplo, son factores que condicionan el importe que vas a pagar. Igual ocurre con la antigüedad del coche: aunque cabría pensar que cuanto más nuevo es un coche más caro va a resultar asegurarlo, lo cierto es que se trata de un mito falso, y ocurre lo contrario. 

En el momento en el que compras un vehículo nuevo, pasa a ser un coche de segunda mano. Según un estudio de Audatex -compañía experta en valoración de siniestros, averías y mantenimiento en el mercado postventa de automóviles- cuando lo sacas del concesionario, automáticamente su valor desciende un 18%. La misma fuente calcula que durante los primeros años el precio sigue descendiendo un 10% anual. Al parecer, es tras el quinto año cuando la depreciación se desacelera a un 5%, como máximo, por cada año transcurrido desde su matriculación, alcanzando en el décimo año un 13% de su valor original.

En Arpem.com nos hemos preguntado qué impacto tiene esta bajada del valor del vehículo en el precio del seguro, ya que la indemnización que tienen que pagar las aseguradoras por siniestro total va disminuyendo con el transcurso de los años, por lo que a priori lo lógico sería que el precio del seguro fuera más barato con el paso de los años.

Para averiguarlo, hemos buscado en nuestro comparador un seguro utilizando el mismo perfil de conductor y de vehículo -un Volkswagen Golf Highline 2.0 FSI de 150 CV- pero variando su antigüedad. Según los datos obtenidos, si el conductor compra el coche hoy mismo totalmente nuevo, el precio de una póliza a todo riesgo sin franquicia cuesta de media 643 €, pero si quiere asegurar el mismo modelo adquirido en el año 2004, el precio del seguro asciende hasta los 709 €. Llama la atención que, a igualdad de coberturas y mismo perfil de conductor, el precio del seguro es más caro para un vehículo de mayor antigüedad.

Por compañías, la que más sube la prima del seguro con el paso del tiempo es AXA, que de tener un seguro a todo riesgo por 430 € para el coche nuevo, pasa a dar un precio de 888 € por las mismas coberturas y para el mismo coche con 13 años de antigüedad. En el lado opuesto, Allianz es la única aseguradora que ofrece una póliza a todo riesgo sin variar la prima en ninguna anualidad (1103 €). Puedes ver aquí cómo penalizan las demás compañías.

La misma situación se repite para las modalidades de todo riesgo con franquicia y terceros (ampliado, básico y con lunas). Estos datos demuestran que la póliza se va encareciendo a medida que aumenta la antigüedad. ¿Por qué sucede así si el valor del vehículo es menor?

Los motivos

Según la DGT, los vehículos que sufrieron accidentes con víctimas mortales durante el pasado verano tenían una antigüedad media de 13,6 años. Fuentes de Audatex consultadas por Arpem, afirman que: “Aunque un coche de 10 años suele hacer menos kilómetros que uno nuevo, su probabilidad de sufrir un accidente es mucho mayor debido a fallos mecánicos derivados del desgaste y a la carencia de algunos sistemas de seguridad activa de los vehículos más antiguos”. Esto afecta a la prima del seguro, ya que las aseguradoras se basan en la siniestralidad para establecer el precio final de sus productos. Entonces, ¿por qué existe la percepción contraria?

Cada año que renuevas el seguro de tu coche vas adquiriendo más experiencia y si no has tenido ningún siniestro las aseguradoras te aplican bonificaciones, lo cual hace descender la prima del seguro.

¿Qué seguro elegir para un coche antiguo? 

Cada conductor debe buscar el seguro más adecuado para su vehículo y el uso que le va a dar. Un factor a tener en cuenta es que, con el paso del tiempo, el valor del coche va disminuyendo y las aseguradoras dan una indemnización muy inferior al valor que tenía cuando era nuevo, por lo que cada año resulta menos rentable pagar por un todo riesgo.

Por este motivo, en el momento de la renovación de tu seguro, si tienes un coche antiguo asegurado a todo riesgo, debes valorar las coberturas que son imprescindibles para ti y elegir las que más se adapten a tus necesidades, ya que quizás sea mejor cambiar a un seguro a todo riesgo con franquicia o, incluso, a terceros (ampliado o no). En este último caso, debes tener en cuenta que renuncias a la cobertura por daños propios. Es decir, que si tienes un siniestro en el que resultas culpable, no recibes indemnización por los daños sufridos por tu vehículo.

Más información de seguros aquí

17 de Marzo de 2017
Daniel Bañares

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar