Un incendio en nuestro coche es una situación poco frecuente, pero posible. Nuestro vehículo puede incendiarse mientras circula –por un problema de combustible, por ejemplo–, pero también cuando está aparcado. En este caso, la jurisprudencia considera que, a pesar de estar parado, el aparcamiento es un hecho de la circulación. Podemos protegernos mediante un seguro de incendio o por el seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria, a la hora de indemnizar a terceros afectados por nuestro fuego.

En este artículo encontrarás:

¿Cómo puedo asegurar mi coche contra un incendio?

Un vehículo está cubierto contra los daños causados por un incendio cuando la póliza incluye expresamente la cobertura de incendio. Esta cobertura está incluida en las pólizas a todo riesgo y, de forma voluntaria, en los seguros a terceros. Gracias a esta cobertura, recibirás una indemnización por los daños ocasionados al vehículo por un incendio, un cortocircuito o una combustión, aunque estuviera aparcado y no circulando. El seguro de incendio no se hace cargo cuando el incendio originado en el vehículo afecta a bienes –vehículos o viviendas– de terceras personas.

Comparar seguros de coche

¿Quién es responsable de los daños causados a terceros?

Los daños a terceros, ya sea por incendio o por accidente, están garantizados por el seguro obligatorio de Responsabilidad Civil. El Reglamento del Seguro Obligatorio especifica que el seguro debe cubrir todo daño causado a terceros al circular. Esto supone un elemento de incertidumbre cuando nos enfrentamos a un incendio se ha originado en el vehículo estacionado, ya que no se trataría de un “hecho de circulación”, al no estar el vehículo en movimiento.
Fuente: Reglamento del Seguro Obligatorio, BOE 222, 13 de septiembre de 2008.

¿Qué dice la jurisprudencia en este caso?

Una primera sentencia del Tribunal Supremo de 1982 (EDJ 1982/1094) argumentaba que, cuando el vehículo estuviera aparcado no se consideraba un “hecho de circulación” y, por tanto, no estaría amparado por el seguro obligatorio. Así, sería el propietario el responsable de los daños causados a terceros. La jurisprudencia, sin embargo, ha evolucionado, en los últimos años. Una sentencia más reciente del mismo tribunal (EDJ 2012/37480) establece que el aparcamiento sí merece la consideración de un acto propio de la circulación. Así está regulado en el Reglamento General de Circulación.
Fuente: Reglamento General de Circulación
Jurisprudencia del Tribunal Supremo, 2012

¿Quién es responsable de la indemnización?

La resolución del Tribunal Supremo de 2012 favorece al propietario del vehículo estacionado y la responsabilidad ante los daños causados a terceros si el coche se incendia pasa a ser de la compañía de seguros, que será la encargada de indemnizar a través del seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria Sí. Cuando el vehículo está estacionado de forma permanente y durante un largo periodo de tiempo (por ejemplo, una moto averiada en un garaje o un coche aparcado en la calle durante varios días), el estacionamiento no se considera un hecho de la circulación, salvo si el propietario demuestra que el incendio tuvo su origen en un momento próximo a la conducción, tal y como recoge una sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia (EDJ 2014/60161), aunque no aclara cuánto tiempo debe transcurrir para que sea considerado un momento próximo a la conducción.
Fuente: Audiencia Provincial de Valencia

¿Cuándo es evidente que el estacionamiento no es un hecho de la circulación?

Si el incendio se origina en un vehículo en estado de abandono, que no ha sido movido del lugar de estacionamiento en un tiempo superior a un mes, no tiene la documentación en regla o no ha pasado la ITV. En ese caso ese estacionamiento no está considerado como un hecho de la circulación y, por tanto, no está cubierto por el Seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio.

¿Cómo debe ser la cobertura contra el incendio de mi vehículo?

El incendio fortuito del vehículo mientras está aparcado puede plantear una situación muy complicada si el juez dictamina que no es un hecho derivado de la circulación. En los casos sujetos a interpretación, las aseguradoras pueden rechazar el pago de indemnizaciones en ciertas situaciones. Cuando un vehículo se incendia en marcha, mientras lo estás conduciendo, la situación no deja lugar a dudas. En este caso, la aseguradora cubrirá los daños del vehículo, hasta el límite establecido en la póliza o también ofrecerá la posibilidad de reparar el vehículo.

¿Qué pólizas ofrecen las compañías ante esta situación?

La aseguradora puede excluir el pago de daños a terceros, de los que deberás hacerte cargo, salvo que cuentes con una póliza con cobertura de Responsabilidad Civil Voluntaria que, de forma específica incluya los daños causados por el incendio del vehículo estando aparcado o fuera de la circulación. Algunas compañías de seguros ofrecen pólizas con coberturas destinadas a cubrir todos los daños causados también en situación de aparcamiento. Cubren también los gastos de traslado y del remolque, la extracción del vehículo y los costes de extinción del incendio. Se trata de una garantía de responsabilidad civil de la que es posible disfrutar incluso en las pólizas a terceros más básicas.

Aquí puedes ver cuáles son las compañías que ofrecen esta cobertura y la cantidad máxima que están dispuestas asumir:

Aseguradora Póliza Cobertura
Asegrup Auto Sí, hasta 60.000
Catalana Occidente Premium Sí, hasta 100.000
Catalana Occidente Auto Flexible Sí, hasta 100.000
Generali Seguros Autos Opcional
Liberty Seguros Auto Sí, hasta 600.000
Liberty Seguros Premium Sí, hasta 600.000
MAPFRE Seguros Tú eliges Sí, hasta 60.200
MAPFRE Seguros Auto Sí, hasta 60.200
Mussap Seguros Auto Opcional
Mussap Seguros Cero riesgo Opcional
Plus Ultra Automatic Plus Opcional
Reale Seguros Esencial Sí, hasta 60.000
Reale Seguros Premium Sí, hasta 180.000

Comparar seguros de coche

¿Qué hay que tener en cuenta al elegir un seguro?

El mejor seguro de automóvil será aquel que garantice la cobertura más amplia en caso de un accidente o siniestro. Lo más conveniente es comparar las características de las coberturas de las diferentes compañías disponibles en el mercado. Existen planes que cubren hasta el 100% del valor del vehículo asegurado. Existen tres tipos de coberturas. Seguros a todo riesgo, que, entre otras cosas, cubren el daño total y/o parcial ocasionado por un incendio, explosión o rayo por el 100% del valor de mercado. Seguros a terceros o Responsabilidad Civil: cubre los daños inferidos a terceras personas a consecuencia de la responsabilidad civil del conductor, entre ellas el incendio de un coche aparcado, según la jurisprudencia. Seguro Plan Parcial: cubre parcialmente los daños. También se puede aplicar una franquicia.

¿En qué casos la aseguradora no paga un siniestro?

La aseguradora se hará cargo de la indemnización siempre que el incendio no haya sido provocado y sea ajeno a la voluntad del conductor, ya sea aparcado o en circulación. La mayoría de las pólizas excluyen, también, los daños causados por carburantes, esencias minerales u otras materias inflamables, explosivas o tóxicas que se pueden transportar en un vehículo, aunque este incendio se hay producido como consecuencia de un accidente cubierto por el seguro. Hay elementos del coche, que no son de serie, como el GPS o los aparatos de sonido, pueden quedar fuera de la cobertura.

¿Qué pasa si el coche es declarado siniestro total?

La compañía aseguradora debe indemnizar al asegurado según lo estipulado en las condiciones de la póliza y en función de la antigüedad del coche. La cantidad para compensar la pérdida puede ajustarse al valor del modelo en el mercado, al valor a nuevo o al valor venal.

¿Cómo distinguir un incendio y cómo actuar?

Percibirás un fuerte olor y notarás un humo negruzco. El fuego suele originarse casi siempre en la parte delantera y casi imposible no advertirlo. Debes mantener la calma –el coche no estallará– y busca un lugar en el que detener el coche. Habitualmente se dispone de un tiempo para evitar aparcar e n una zona con vegetación o cercana a edificios o vehículos. Quita el contacto y pon las luces de emergencia. Si puedes ponte el chaleco reflectante y llama a emergencias 112.

La aseguradora no quiere pagar la indemnización, ¿qué hago?

Algunas situaciones en las que tu aseguradora no te pagará los daños si sufres un accidente, aunque no hayas sido tú el culpable. En estos casos, si tienes derecho a indemnización, el Consorcio de Seguros te adelantará el importe y, más tarde, se la reclamará judicialmente al culpable. Algunas de las razones de esta negativa son que el vehículo no haya pasado la ITV, cuando el coche circula con más pasajeros de los permitidos, si has provocado un accidente y conducías bajo los efectos del alcohol, de drogas o sin haberte sacado el carnet o teniéndolo retirado, si circulas fuera del asfalto o chocas contra un familiar. Existen varias opciones en estos casos. Acudir a la Dirección General de Seguros, reclamar a las instituciones de Consumo –aunque la aseguradora puede no aceptar el arbitraje– o poner una demanda –una solución muy cara.

Resumen

  • Un vehículo está cubierto contra los daños causados por un incendio en nuestro coche con la póliza que incluye expresamente la cobertura de incendio. Esta cobertura está incluida en las pólizas a todo riesgo y, de forma voluntaria, en los seguros a terceros.
  • Gracias a estas coberturas recibirás una indemnización por los daños ocasionados al vehículo por un fuego.
  • El seguro de incendio no se hace cargo de la indemnización cuando el incendio originado en el vehículo afecta a bienes de terceras personas.
  • Sin embargo, la jurisprudencia establece que, estando parado o no, que debe indemnizarse a terceros a través del Seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria.

FAQ – Preguntas frecuentes

¿A quién corresponde la indemnización si un incendio en mi coche causa daños a terceros?

Los daños a terceras personas o sus propiedades están cubiertos por el Seguro de responsabilidad Civil Obligatoria. El Reglamento del Seguro Obligatorio especifica que el seguro debe cubrir todo daño causado a terceros al circular y el estacionamiento está considerado como un “hecho de circulación” por la jurisprudencia.

¿Existen excepciones?

Un coche abandonado o una moto averiada en un garaje no se considera que estén en circulación.

¿Qué cobertura dan las pólizas de las aseguradoras?

La aseguradora puede excluir la indemnización a terceros si el coche está detenido. Algunas compañías ofrecen pólizas con coberturas destinadas a cubrir todos los daños causados también en situación de aparcamiento.

¿En qué casos la aseguradora no paga un siniestro?

Siempre que el incendio haya sido provocado o el incendio se deba a sustancias inflamables, explosivas o tóxicas.

Fuentes

  • https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2008-14915