A medida que un vehículo acumula años de antigüedad es habitual que el propietario trate de abaratar su seguro reduciendo el número de coberturas hasta dejarlo con las básicas de una póliza a terceros. Son justamente los vehículos de más de diez años de antigüedad los más buscados por los ladrones. ¿Merece la pena sacrificar la cobertura de robo? ¿Qué ofrece esta cobertura? ¿Compensa tenerla aunque tengas un vehículo viejo?

En este artículo encontrarás:

¿Qué indemniza una póliza con cobertura de robo?

Un seguro a todo riesgo o uno a terceros ampliado con cobertura de robo cubre siempre frente a un robo. Pero un seguro a terceros básico no te indemniza si eres víctima de robo.
Una póliza con cobertura por robo es voluntaria y te garantiza una indemnización en el caso de que ocurra alguna de las siguientes contingencias:

  • Robo del coche.
  • Robo de accesorios del coche.
  • Daños ocasionados tras un robo.
  • Daños ocasionados por tentativa de robo.

En el caso de que el robo sea parcial, es decir, que sólo sustraigan determinadas piezas o accesorios, el seguro te repondrá dichas partes siempre y cuando correspondan con accesorios de serie del vehículo. Para los accesorios opcionales habrá que tener en cuenta si están declarados en tu póliza o si la compañía los cubre sin necesidad de declaración; en caso contrario, no tendrás derecho a la indemnización por este concepto.

¿Cómo se calcula la indemnización de una póliza antirrobo?

Para saber la indemnización que ofrece tu seguro en caso de robo, debes contar los años de antigüedad de tu vehículo desde su fecha de matriculación.
Como ocurre con la cobertura de daños propios, la mayoría de las pólizas con cobertura de robo cubren tu vehículo a valor a nuevo durante los dos primeros años desde su matriculación. El resto de años suelen pagar o el valor venal, o sea el valor de venta del coche en el momento anterior al siniestro, o el valor de reposición, que es lo que cuesta comprar un coche de similares características y antigüedad en el mercado de segunda mano; entre uno y otro valor hay una diferencia de un 20% a un 30%. Hay que tener en cuenta que el valor venal es una valoración establecida por ley, que el Ministerio de Hacienda publica anualmente, y que utilizan algunas compañías de seguro como referencia para determinar la indemnización a pagar al propietario de un vehículo que ha sufrido siniestro total.

Robo y hurto no es lo mismo

Debes tener en cuenta que si te dejas las llaves puestas y alguien aprovecha para cogerte el vehículo y largarse, está considerado como una negligencia y ya no estaríamos hablando de un robo, sino de un hurto (no habría habido ni fuerza ni violencia ni intimidación). En este caso hay muchas compañías que no te pagarán nada por tu vehículo. La mayor parte de las compañías consideran el robo del coche un siniestro total pues en ambos casos hay pérdida total del vehículo. Para estar totalmente protegido frente a la sustracción de tu vehículo, es imprescindible que tengas contratada la cobertura de robo – disponible de serie en seguros a todo riesgo y de manera opcional en las pólizas a terceros- y asegurarte de que no excluye el hurto.

¿Cuándo vale la pena contratar la póliza antirrobo en vehículos antiguos?

En España, según datos de Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA), el 66% de los vehículos del parque móvil y el 77% de los turismos tiene cobertura de robo, que es voluntaria.
Es normal que durante los primeros años de vida del vehículo se contrate un seguro con cobertura de robo, ya que el valor del mismo es alto y su sustracción supone una pérdida económica cuantiosa. Sin embargo, y como efecto de la pérdida de valor del vehículo con el paso del tiempo, se tiende a prescindir de esta cobertura.

Antes de dar ese paso es importante tener en cuenta las probabilidades de robo de tu modelo concreto de coche y las de la región donde vives, pero sobre todo debes ver cuál es el valor actual que tiene tu coche (puedes averiguarlo haciendo clic AQUÍ).

Teniendo en cuenta que el precio de la cobertura siempre va a ser inferior a su valor material, en el caso de que tu coche siga teniendo un valor económico considerable, ARPEM Expert te aconseja que es preferible mantener la cobertura para salvaguardarte de las consecuencias de un posible robo.

Si el valor de tu coche es relativamente bajo, quizá consideres que te conviene más arriesgar y contratar un seguro a terceros que no incluya el robo; uno más económico pero cuyo coste variará igualmente en función de la antigüedad del vehículo o la provincia donde vives. Aun en este caso, prueba a contrastar el precio de un seguro con y sin cobertura de robo para ver si el ahorro merece la pena. Nosotros lo hemos hecho con estos ejemplos:
Un seguro a terceros básico para un Renault Megane de once años de antigüedad cuyo valor a nuevo es de 15 200 € es posible obtenerlo a partir de 160 € con la compañía Génesis; si a esa misma póliza le incluyes la cobertura de robo, cuesta 167 €. Son 7 euros de diferencia y, en caso de robo completo, el valor máximo que Génesis pagaría a partir del segundo año sería el valor venal tu coche, el cual puedes comprobar en alguna de las calculadoras de valor venal que existen en internet, más un 30%.
Otro ejemplo: la opción más barata de un seguro a terceros para un Range Rover Sport, de 2010, y cuyo valor a nuevo es de 92.200 €, la ofrece la aseguradora Reale Seguros: 257 €. Si a esa póliza le añadimos la contratación de la cobertura de robo, el precio asciende a 305 €. En este caso, estar protegido frente al robo sale por 52 euros más y la indemnización de la póliza de Mapfre sería por el valor venal del vehículo.
ARPEM Expert aconseja que si la cobertura de robo es una opción económica, puede ser muy rentable en caso de sufrir la sustracción de tu vehículo.

¿Sabías que…?

En contra de lo que puedas creer, los coches recién comprados o aquellos que son considerados de gama superior no son los más deseados por los ladrones o las bandas organizadas.
Un estudio elaborado por Unespa a través de su plataforma “Estamos seguros”, aforma que los coches de más de diez años que tuvieron una gran demanda a principios del siglo XXI, como el Citroën C5, Peugeot 406, Citroën Saxo, Peugeot 206 y Opel Astra GTC) son los que tienen más probabilidad de ser robados.

RESUMEN:

  • Si estás pensando en prescindir de la cobertura de robo de tu seguro porque tu vehículo tiene más de diez años, piénsatelo. Ten en cuenta que los coches más robados suelen ser los antiguos, justamente los que tienen más de diez años.
  • Dependiendo de la antigüedad y el valor de tu vehículo, quizá te interese una póliza a terceros con cobertura de robo. Contrasta los precios de las aseguradoras, puedes llevarte una sorpresa al comparar la ridícula diferencia de precio entre una póliza a terceros con cobertura de robo y sin ella.

FAQS o preguntas frecuentes:

Si me dejo las llaves puestas y se llevan el coche ¿se considera robo?
No, sería hurto, provocado por una negligencia tuya. Muchas aseguradoras no cubren esta contigencia con la póliza antirrobo.
¿Cómo se calcula el valor actual de un coche?
Las aseguradoras se guían por lo que se llama el valor venal de un vehículo, que es la valoración mínima establecida por el Ministerio de Hacienda para cada vehículo, a fin de asegurarse la recaudación de impuestos. Esta valoración no tiene en cuenta ni el kilometraje, ni el estado del vehículo. Hacienda la elabora teniendo en cuenta el precio de los vehículos nuevos y la depreciación de esas mismas marcas a lo largo de los años y que establece en unas tablas que publica cada año.
En el caso de que solo roben accesorios del coche ¿me indemniza el seguro de robo por ellos?
En el caso de que el robo sea parcial, es decir, que sólo sustraigan determinadas piezas o accesorios, el seguro te repondrá dichas partes siempre y cuando correspondan con accesorios de serie del vehículo. Para los accesorios opcionales habrá que tener en cuenta si están declarados en la póliza que has suscrito.

Fuentes: