Hurto y robo son dos palabras que designan la apropiación indebida de un bien ajeno. Sin embargo, existe una importante diferencia entre una y otra. Un robo implica violencia, amenaza o uso de la fuerza para conseguir el propósito. En un hurto, por el contrario, no existe violencia o intimidación alguna a la hora de apoderarse del bien ajeno. Esta diferencia es esencial cuando hablamos de un seguro de coche. Hay aseguradoras que cubren en sus pólizas ambas situaciones y otras que cubren solamente el robo.

En este artículo encontrarás:

¿Cuáles son las diferencias entre el robo y el hurto?

Según el artículo 234 del Código Penal, el hurto es la acción de tomar “las cosas muebles ajenas sin la voluntad de su dueño” y con ánimo de lucro. El robo queda definido en el artículo 237 del Código Penal como la acción, también, con ánimo de lucro, de “apoderarse de las cosas muebles ajenas empleando fuerza en las cosas para acceder o abandonar el lugar donde éstas se encuentran o violencia o intimidación en las personas, ya sea al cometer el delito, para proteger la huida, sobre los que acudiesen en auxilio de la víctima o que le persiguieren.” Lo podemos ver en este ejemplo: si dejas tu coche abierto por algún descuido y alguien se lleva el bolso que has dejado dentro, se trata de un hurto. En cambio, si el coche está cerrado y alguien fuerza la cerradura para entrar y sustraer el bolso, es un robo.
Fuente: Código Penal, artículo 234
Código Penal, artículo 237

¿Qué es el hurto de uso?

Existe un tercer caso a la hora de apropiarse indebidamente de un coche o moto: el hurto de uso. Consiste en la sustracción o la utilización de un vehículo a motor o ciclomotor ajenos, sin la autorización de su dueño o poseedor siempre que no concurra ánimo de apropiarse del mismo. Se castiga con trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días; multa de 2 a 12 meses. Para poder aplicar estas penas, contemplada en el artículo 244 del Código Penal, es necesario que el vehículo sea devuelto, de forma directa o indirecta, en un plazo que no supere las 48 horas. Lo esencial en este tipo de delitos es la falta de ánimo de apropiarse del vehículo, no existe, por tanto, el ánimo de lucro del hurto o del robo. Se penaliza, únicamente, el uso del vehículo sin el consentimiento de su propietario. Se puede devolver el vehículo a su titular, por ejemplo, entregándole las llaves, dejándolo en su plaza de garaje, comunicándole por escrito dónde se encuentra. Pero también dejando el vehículo en un lugar en el que pueda ser fácilmente encontrado por el propietario o por personas que le pueden avisar. En estos casos, puede ser que se cobre la indemnización del seguro y, poco tiempo después, el vehículo aparezca. Pero, en ese caso, el coche ya no es nuestro, deja de serlo en el momento en el que cobramos la indemnización.
Fuente: Código Penal, artículo 244

¿Qué cobertura me protege frente al robo y el hurto?

Algunas aseguradoras de coches limitan la cobertura sólo al robo. Es decir, si por un descuido te dejas las llaves puestas en el coche y alguien se lo lleva, no te van a indemnizar. La mayor parte de las compañías consideran un robo del coche como un siniestro total pues en ambos casos hay pérdida total del vehículo. Para estar totalmente protegido frente a la sustracción de tu vehículo, es imprescindible que tengas contratada la cobertura de robo -disponible de serie en seguros a todo riesgo y de manera opcional en las pólizas a terceros- y comprobar que no excluye el hurto.

¿Qué es la cobertura de robo?

Esta cobertura sirve para garantizar una indemnización cuando se produce el robo del coche y para reparar los daños ocasionados por el robo o por el intento sufrido por tu coche. Cubre, pues, el robo, el robo de accesorios y los daños ocasionados por el robo o por la tentativa de robo.

¿Qué compañías cubren el hurto?

A continuación, te mostramos qué respuesta dan las diferentes compañías aseguradoras al hurto, dentro de la cobertura de robo:

ASEGURADORAS
No cubren el hurto Sí cubren el hurto
Allianz AXA
AMA Seguros Balumba
Fidelidade Caser
Lagun Aro Catalana Occidente
Línea Directa Direct
MAPFRE Fiatc
MGS Seguros Generali
MMT Seguros Génesis
Mussap Helvetia
Mutua Levante Liberty
Ocaso Mutua Madrileña
Onyx Pelayo
Penélope Qualitas Auto
Plus Ultra SegurCaixa
Reale
Seguros Bilbao
Sovag
Verti
Zurich

¿Están cubiertos los accesorios no declarados?

La mayoría de las aseguradoras incrementan su precio y exigen que los declares expresamente en la póliza, aunque hay algunas en las que estos equipamientos opcionales quedan cubiertos automáticamente y sin sobreprecio, pero tienen que ser originales y montados en fábrica.

Te interesa
¿Qué factores influyen a la hora de calcular el seguro de robo?

Existen varios factores que las aseguradoras tienen en cuenta a la hora de calcular el precio final del seguro de tu coche si contratas la cobertura de robo. El primero es el valor del vehículo. Es lógico pensar que un automóvil de gama alta atrae más a los ladrones, por lo que las compañías pueden incrementar el precio de la póliza y suponga un menor riesgo para ellas.También influye la zona en la que residas: si vives en un barrio conflictivo, por ejemplo, es probable que las aseguradoras incrementen la prima de la póliza. Asimismo, el coste de incluir esta cobertura podría verse afectado por el lugar en el que se guarda el vehículo. Si es en un garaje es importante señalarlo, porque la cobertura de robo podría no incrementar el precio final del seguro.

¿Sabías que…?

Los seguros de coche, por lo general, no cubren los objetos que dejas en su interior y como mucho puedes encontrar coberturas, normalmente en los seguros a todo riesgo, que cubran el robo de determinado tipo de objetos. No cubren el robo de llaves de casa, ni las gafas de sol, ni el móvil, ni el portátil, ni la cartera. Los equipos electrónicos que no estén instalados permanentemente en el vehículo, como el navegador GPS o la radio, tampoco están incluidos en esta cobertura. En algunas aseguradoras se incluye en la póliza la cobertura de robo del equipaje y objetos personales que se encuentren en el maletero, indemnizando por maletas, ropa de vestir, calzado y artículos de aseo y cosmética,

Resumen

  • El hurto y el robo no son lo mismo. Un robo supone violencia o uso de la fuerza, mientras que en un hurto no media intimidación.
  • Si dejas tu coche abierto por algún descuido y alguien se lleva el bolso que has dejado dentro, se trata de un hurto. Si el coche está cerrado y alguien fuerza la cerradura para entrar y sustraer el bolso, es un robo.
  • El hurto de uso es la sustracción o la utilización de un vehículo sin ánimo de quedarse con él, para utilizarlo, pero sin el permiso del dueño.
  • La mayoría de las compañías consideran un robo como un siniestro, con la total desaparición del coche. Para estar protegido, es indispensable contratar la cobertura de robo. Algunas compañías excluyen el hurto, otras no.
  • La cobertura de robo puede cubrir también el robo de accesorios y los daños ocasionados por el robo o intento de robo.

FAQ – Preguntas frecuentes

¿Es lo mismo el robo y el hurto?

No, no es lo mismo. Para que haya robo, debe haber empleo de la violencia. En el hurto, no se emplea la fuerza.

¿Qué ocurre cuando alguien sustrae un coche sin permiso del dueño y lo devuelve?

Se llama hurto de uso y si es devuelto a las 48 horas, la pena es una multa de 2 a 12 meses o trabajos para la comunidad de 31 a 90 días. Si el coche aparece después de haber cobrado la indemnización, hay que tener en cuenta que ya no es nuestro.

¿Qué cobertura nos protege frente al robo?

La protección frente al robo viene de la cobertura de robo: garantiza una indemnización para reparar los daños sufridos por el coche en el robo o en el intento de robo.

¿La cobertura de robo cubre la sustracción de accesorios no declarados?

La mayoría de las compañías suben la póliza en estos casos. Deben ser originales y de fábrica para que los cubra el seguro.

Fuentes

  • Código Penal, artículo 234
  • Código Penal, artículo 237/
  • Código Penal, artículo 244/