“La semana pasada me robaron las llaves del coche mientras comía en un restaurante en Madrid a la salida del trabajo. Paré a comer en un restaurante cercano, dejé mi abrigo colgado en la silla con las llaves metidas en el bolsillo y salí un momento para ir al aseo.

Terminé de comer y me disponía a coger mi coche cuando me di cuenta que las llaves no estaban donde yo lo has había dejado. Regresé al restaurante y me dijeron que no habían visto nada al limpiar la mesa.

He llamado a mi aseguradora para dar parte y me han tomado los datos, pero me han dicho que lo más probable es que el seguro no se haga cargo del robo o la pérdida de llaves.

Yo tenía entendido que con un todo riesgo todos los seguros cubrían cualquier cosa, pero al decirme esto la operadora ya no sé si estoy en lo cierto o no.

¿Es normal que un seguro a todo riesgo no cubra el robo de llaves del coche?”

Respuesta de Arpem:

En el caso de sufrir el robo o la pérdida de llaves, es frecuente que las compañías de seguros te paguen los gastos de envío del segundo juego de llaves desde el lugar que les indiques hasta donde te encuentres, pero no así los gastos del duplicado, que no suele estar garantizado por casi ninguna compañía sin son el único elemento sustraído.

No creas que los seguros a todo riesgo cubren cualquier cosa que le ocurra a tu vehículo o sus accesorios, ya que todas las compañías cuentan con una serie de exclusiones o limitaciones que hacen que el seguro no sea tan completo como creías.

Por esta razón, antes de contratar un seguro para el coche, es recomendable leer las condiciones generales del seguro y/o comparar precios y coberturas entre diferentes aseguradoras para saber por lo que estás pagando. En el comparador de seguros de Arpem puedes hacer una comparativa de coberturas para que puedas ver de un vistazo los límites y exclusiones de cada una de ellas antes de hacer la contratación.

Ten en cuenta que al perder las llaves del coche te puede interesar cambiar la cerradura y el código de frecuencia del mando, ya que al tratarse de un robo es posible que alguien vaya detrás de tu vehículo y, en caso de llevárselo, estaríamos hablando de que se ha producido un hurto y no un robo, ya que no ha sido necesaria utilizar la violencia para llevar a cabo la operación. El problema de esto es que muchas compañías excluyen el hurto de su póliza, por lo que debes valorar hacerlo por tu cuenta antes de que el mal sea mayor.