Los vehículos de combustión alternativa tienen cada vez más presencia en el mercado automovilístico español. Han llegado para quedarse. Con respecto al año pasado su presencia se ha incrementado un 60%, y se prevé que en los próximos años las ventas crezcan aún más. Como cualquier otro vehículo convencional, los coches eléctricos están obligados a tener un seguro de responsabilidad civil. Para asegurarlo, puedes contratar una póliza de seguro cualquiera, aunque hay aseguradoras que han creado productos específicos destinados a cubrir las necesidades particulares de este tipo de vehículos. Algunas de las compañías que tienen pólizas específicas con estas coberturas son Catalana Occidente, Direct, Línea Directa, MAPFRE y Zurich.

En este artículo encontrarás:

¿Existen seguros distintos a la hora de asegurar un coche eléctrico?

El Reglamento del Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil en la circulación de vehículos a motor no hace distinción alguna en el combustible utilizado por cada vehículo. Los seguros para coches eléctricos tienen un gran número de coberturas comunes con los seguros de auto tradicionales. El tipo de pólizas existentes son las mismas: Terceros, Terceros Ampliado, Todo Riesgo y Todo Riesgo con franquicia. No obstante, a la hora de determinar las coberturas existen algunas comunes y algunas específicas para coches eléctricos. Éstas últimas suelen ser las relacionadas con las características propias de un vehículo de este tipo, como todo aquello que hace referencia a la batería.

¿Existe una cobertura de robo de cable de la batería?

El cable de la batería es un elemento imprescindible para el funcionamiento del vehículo, y su coste puede resultar muy elevado. Otra garantía imprescindible para los vehículos eléctricos es la asistencia en viaje sin límite de kilómetros teniendo en cuenta la escasa autonomía que tienen este tipo de vehículos (200 km de media) y que en España no hay un gran número de puntos de recarga para vehículos eléctricos, con solo 245 por millón de habitantes. De ellos, el 83% son de carga lenta (inferiores a 22 kW), lo que suponen cargas de tres horas de media en la mayoría de los vehículos eléctricos actualmente en el mercado. Con esta cobertura, el asegurado sabe que cuenta con la ayuda de su aseguradora en el caso de que el coche se quede sin batería o se produzca un fallo en el sistema de alimentación que le deje tirado en la carretera. En estos casos, la cobertura de asistencia en carretera suele poner a disposición del asegurado una grúa que remolca el vehículo hasta un taller habilitado para coches ecológicos o hasta el concesionario elegido por el cliente.

¿Qué otras coberturas existen para un coche eléctrico?

Las coberturas específicas, son aquellas que se encargan de proteger los aspectos propios de los vehículos eléctricos, y que un coche de gasolina o gasoil no necesitan. Algunas de las más destacadas son la cobertura por el robo del cable y la de asistencia por fallo de la batería, como hemos visto. También podemos añadir al contrato otras coberturas usuales en seguros de automóvil, como la cobertura de Defensa Jurídica, el Seguro del Conductor o la cobertura por pérdida del carnet, así como otros servicios que ofrecen las aseguradoras como la posibilidad de disponer de un vehículo de sustitución en caso de avería.

¿Son más caros los seguros de un coche eléctrico?

Aunque es cierto que hace un tiempo los seguros para coches eléctricos eran más caros, es algo que poco a poco va mejorando, de tal forma que hoy la diferencia de precio con el seguro de un coche diésel o gasolina no es tanta, aunque el precio de compra sea algo mayor. No obstante, tanto las coberturas como las condiciones siempre van a depender de la aseguradora, que es quién tiene la última palabra. Al igual que sucede con el resto de los vehículos que se pueden encontrar en la vía, el precio del seguro de tu coche eléctrico dependerá de factores tan importantes como el tipo de póliza que desees contratar, tu perfil como conductor e incluso del modelo y potencia de tu coche.

Te interesa
¿Qué póliza es más interesante?

Como hemos visto, todos los seguros de coche, el precio dependerá de varios factores como el tipo de póliza, el modelo de coche o de tu perfil como conductor. La modalidad a terceros es la más económica. Si eliges un seguro de coche eléctrico a terceros ampliado también tienes opciones con una excelente relación calidad-precio. La modalidad ampliada te permite incluir algunas coberturas como la rotura de lunas o el robo del vehículo. El seguro a todo riesgo es la opción más cara, pero también la que aporta mayor tranquilidad. Si tu coche es nuevo, conviene elegir este tipo de póliza para estar protegido frente a cualquier imprevisto. Eso sí, el precio es notablemente más elevado.

¿Sabías que…?

Además de una mecánica mucho más sencilla que la de los motores de combustión interna (es decir, los coches de gasolina y diésel) y la supresión de la palanca de cambios y el embrague, uno de los motivos de más peso a la hora de decantarse por los coches eléctricos es que estos son más cuidadosos con el entorno, ya que no emiten gases nocivos. Pero no solo es cuestión de protección del medio ambiente, sino también de eficiencia. Al tener menos componentes y más económicos, los coches eléctricos tienen un menor coste de mantenimiento. En cuanto a la contaminación acústica, los coches ecológicos también son los más adecuados, ya que gracias a su motor eléctrico apenas producen ruidos a la hora de conducir.

Resumen

  • Las ventas de coches eléctricos están creciendo sin parar. Para asegurarlo puedes contratar una póliza de seguro cualquiera, aunque hay aseguradoras que han creado productos específicos.
  • El cable de la batería es un elemento imprescindible para el funcionamiento del vehículo, cuyo coste puede resultar muy elevado. Otra garantía imprescindible para los vehículos eléctricos es la asistencia en viaje sin límite de kilómetros.
  • Los seguros para coches eléctricos tienen un gran número de coberturas comunes con los seguros de auto tradicionales. Es por ello por lo que el tipo de pólizas existentes son las mismas que en el otro caso: Terceros, Terceros Ampliado, Todo Riesgo y Todo Riesgo con franquicia.
  • Además de una mecánica mucho más sencilla que la de los motores de combustión interna (es decir, los coches de gasolina y diésel) y la supresión de la palanca de cambios y el embrague, uno de los motivos de más peso a la hora de decantarse por los coches eléctricos es que estos son más cuidadosos con el entorno, ya que no emiten gases nocivos.
  • Aunque es cierto que hace un tiempo los seguros para coches eléctricos eran más caros, es algo que poco a poco va mejorando, y hoy en día la diferencia de precio con el seguro de un coche diésel o gasolina, no es tanta, aunque el precio de compra sea algo mayor.

FAQ – Preguntas frecuentes

¿Las coberturas de un coche eléctrico cubren el robo del cable de la batería?
El cable de la batería es un elemento imprescindible para el funcionamiento del vehículo, cuyo coste puede resultar muy elevado, por eso es imprescindible cubrirlo.
¿Por qué es tan importante el cable de la batería en un coche eléctrico?
El cable de la batería es un elemento imprescindible para el funcionamiento del vehículo, cuyo coste puede resultar muy elevado. Sin él no se puede cargar el coche.
¿Son distintos los seguros para un coche eléctrico?
Los seguros para coches eléctricos tienen un gran número de coberturas comunes con los seguros de auto tradicionales. Es por ello por lo que el tipo de pólizas existentes son las mismas que en el otro caso: Terceros, Terceros Ampliado, Todo Riesgo y Todo Riesgo con franquicia.
¿Son más caros los seguros de los coches eléctricos?
Aunque es cierto que hace un tiempo los seguros para coches eléctricos eran más caros, es algo que poco a poco va mejorando. Además de ser cuidadosos con el medio ambiente también son más eficientes y, por ello, producen menos gasto.