Ilustración: Víctor López

Se aproxima la Navidad y los restaurantes ya tienen reservadas las fechas previas a la Nochebuena para las tradicionales comidas y cenas de empresa. Durante los desplazamientos de camino o de regreso de estos eventos es posible sufrir un accidente de tráfico. En este caso, ¿podrían considerarse como accidentes laborales in itinere?

Los accidentes in itinere tienen lugar mientras vas o vienes del lugar de trabajo y están reconocidos como accidentes laborales. Si tienes un accidente del que eres responsable y necesitas asistencia sanitaria, será la mutua del trabajo de tu empresa la que pague el tratamiento que necesites y quien te indemnice por los días que estés de baja.

Según el artículo 156 de la Ley General de la Seguridad Social, tienen consideración de accidentes de trabajo aquellos “ocurridos con ocasión o por consecuencia de las tareas que, aun siendo distintas a las de su grupo profesional, ejecute el trabajador en cumplimiento de las órdenes del empresario o espontáneamente en interés del buen funcionamiento de la empresa”.

Atendiendo a la ley y según afirma la asesoría jurídica DAS Seguros, las comidas de empresa sí pueden considerarse accidentes de trabajo in itinere. De tal manera que, si el evento está organizado por la propia empresa y el trabajador tiene la obligación de asistir, “un juez podría determinar que se trata de un accidente laboral”, aseguran.

Para el resto de daños derivados del siniestro, tu seguro actuará en función de las coberturas que tengas contratadas. Es decir, si tienes un seguro a todo riesgo, tu aseguradora te pagará los daños causados al vehículo y si has provocado daños a terceros, tu seguro cubrirá las indemnizaciones.

Bajo la influencia de alcohol o drogas

¿Qué ocurre si consumes alcohol durante la celebración? Según la jurisprudencia, los siniestros que tienen lugar cuando se circula bajo la influencia de bebidas alcohólicas o de las drogas, no desvirtúan la calificación del accidente como laboral, “salvo que se acredite una relación directa de causalidad entre el accidente y el estado de intoxicación del trabajador”, según explican desde DAS Seguros.

En cuanto a los posibles daños personales y materiales, el seguro no se hará cargo de indemnizarte. De lo que sí se encargará es de abonar las sumas correspondientes a los terceros perjudicados, aunque posteriormente efectuará su derecho de repetición, es decir, te reclamará a ti todos los gastos en los que haya incurrido la entidad.

Más información de seguros aquí