Cada vez es más frecuente ver coches con los cristales tintados. La razón puede ser ofrecer una mayor privacidad a los ocupantes o evitar deslumbramientos y bloquear los rayos UVA, lo que aporta beneficios al conductor y los pasajeros. En otros casos, es simplemente por estética. Pero, ¿qué ocurre si se rompe una de estas lunas? ¿Las cubre el seguro al igual que las otras?

En este artículo encontrarás:

¿Es legal el tintado de ventanas?

Sí, es totalmente legal, tanto si se compran de fábrica como si se instalan después en el vehículo. Pero es obligatorio, para evitar sanciones, contar con un certificado de instalación y homologación, que debe expedir el taller en el que se hayan instalado, si los hemos comprado después de salir de fábrica. Esta documentación debe acompañar siempre a la ficha técnica del vehículo y se debe presentar al pasar la ITV.

¿Qué pasa si no tengo incluidos en la póliza los cristales tintados?

Si tienes unos cristales normales, basta con tener contratada en tu seguro la cobertura de lunas para que te los cambien si se rompen. Pero, cuando llevas en tu coche cristales tintados, es importante asegurarte de que el seguro los incluye. Hay compañías que te repararán los cristales sin necesidad de declarar las lunas tintadas en la póliza.

¿Se pueden tintar todas las ventanillas?

La respuesta es no: no se deben tintar nunca las ventanillas delanteras y mucho menos el parabrisas. La visibilidad es un requisito esencial a la hora de conducir seguro. Por eso hay que mantener las lunas en perfectas condiciones. La multa podría ascender a 200 €. Hay algunas excepciones, sin embargo, a esta norma: podrán llevar tintados los cristales delanteros y el parabrisas los vehículos oficiales, los de los cuerpos de seguridad, y los de aquellas personas enfermas que tengan una sensibilidad especial a los rayos del sol. Eso sí, debes tener claro que, tal y como dictamina el artículo 19 del Reglamento General de Circulación, únicamente se permitirá circular con láminas adhesivas homologadas en las ventanillas posteriores si el vehículo lleva dos espejos retrovisores exteriores.
Fuente: Reglamento general de Circulación, artículo 19

¿Merece la pena tintar los cristales después de la compra del coche?

En este caso, se llaman lunas laminadas y se instalan en talleres especializados. Estas láminas están diseñadas para adaptarse al cristal interno de nuestro coche y, dependiendo del modelo de coche, se podrán recortar para que se adapten al tamaño de la ventana o vendrán directamente con un kit con las medidas exactas. Podemos escoger diferentes grados de tintado de lunas (nunca puede ser del 100%) y la clase de color que queremos.

¿Cuánto cuesta el tintado de lunas?

Tintar los cristales del coche tiene un precio de instalación que varía en función del tamaño de nuestro vehículo y el número de ventanas traseras que tenga. Para tener una referencia, generalmente el servicio parte de los 50 € para un coche compacto.

¿Qué cobertura ofrecen habitualmente las aseguradoras?

Hay compañías para las que es imprescindible que las lunas tintadas estén incluidas en la póliza, lo que supone un gasto adicional en el precio de tu seguro. También existen compañías que, si bien te sustituyen las lunas dañadas, lo hacen por unas normales y no asumen los costes del tintado del cristal. Tendrás que pagarlo tú.

Aseguradora Póliza Lunas tintadas
Allianz Auto
AXA Motor Elige No especifica
Balumba Plus No especifica
Catalana
Occidente
Auto Flexible
Direct Mi coche No especifica
Fiatc Maxiauto No especifica
Generali Autos
Génesis Vip No especifica
Génesis Básica No especifica
Helvetia Plus
Helvetia Básica
MAPFRE Auto No especifica
MAPFRE Tú Eliges No especifica
MMT Auto No especifica
Pelayo Básica No especifica
Plus Ultra Automatic Plus
Qualitas Auto Básica No especifica
Reale Mi coche No especifica
Regal Vip No especifica
Regal Básica No especifica
Seguros Bilbao Drive No especifica
Zurich Motor Pack

Información de pólizas y coberturas de compañías del comparador de Arpem.com

Comparar seguros de coche

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de los cristales tintados del coche?

Los cristales tintados reducen el efecto nocivo que tienen los rayos UVA sobre nuestra piel, de forma que pueden protegernos de enfermedades como el cáncer de piel. También son ventajosos a la hora de evitar deslumbramiento en carretera, reducir la fatiga ocular que puede producir el sol, bajar la temperatura del vehículo y, en consecuencia, según apunta la Dirección General de Tráfico (DGT), reducir el consumo de combustible, al no hacer un uso tan elevado del aire acondicionado. También aumentan la protección en caso de colisión, ya que al chocar se evitará que los cristales de hagan añicos y entren en el interior del vehículo. Pero hay que tener en cuenta que, de noche y en condiciones climáticas adversas, se verá un poco peor.

Te interesa
¿Cómo se coloca una lámina tintada?

Si decides instalar cristales tintados puedes hacerlo de varias formas: la primera es solicitarlos como extra al comprar el coche y deberás pagarlas aparte; la segunda puede ser utilizar láminas tintadas, con una gran variedad de tonalidades que se pueden cortar a medida de las ventanillas; por último, se pueden utilizar láminas pre cortadas, en medidas estándar. Pero solo pueden instalarse en un taller que proporcione un certificado de su correcta colocación. Si se forman burbujas de más de dos milímetros, si las láminas pierden adherencia o si no están correctamente selladas podrían causar problemas a la hora de pasar la ITV . También podrían suponer una multa.

¿Sabías que…?
Cuando te toque pasar la ITV deberás llevar contigo un certificado de homologación expedido por el fabricante de las láminas y cumplimentado por el taller instalador, con un sello en todos los cristales laminados del vehículo. De no hacerlo tu vehículo no podrá pasar la ITV y tendrás que retirarlos o cambiarlos, ya que no será legal que circules con ellos.

Resumen

  • Tintar las lunas del coche es legal, tanto si se hace en fábrica, antes de comprar el coche, como si se hace posteriormente, en un taller. Eso sí, el tintado debe estar homologado.
  • Es necesario declarar en tu póliza el tintado de las lunas. De lo contrario, puede que la aseguradora no cubra su rotura o las sustituyan por unas normales en caso de rotura.
  • No se pueden tintar todas las ventanillas, solo las traseras, salvo excepciones como problemas de salud del conductor o cuando se trata de vehículos oficiales.
  • El precio del tintado de las lunas varia según el tamaño del vehículo y el número de ventanas traseras que tenga. El gasto es a partir de 50 € en un coche compacto.

FAQ – Preguntas frecuentes

¿Permite la ley el tintado de las ventanas del coche?

Sí, tanto si se compran de serie como si se instalan después. Pero esta instalación debe hacerse en un taller homologado.

¿Cubre mi póliza los cristales tintados?

No siempre, depende de si están o no incluidos. Hay compañías que reparan las lunas en caso de rotura, sin necesidad de que estén incluidas, pero solo las reemplazan por lunas sin tintar.

¿Pueden oscurecerse todas las lunas del coche?

No, el parabrisas y las ventanillas delanteras deben permanecer sin tintar para asegurar la visibilidad tanto interior como exterior.

¿Qué ventajas tiene tintar las lunas?

Entre otras cosas, reduce el efecto de los rayos UVA, evita deslumbramientos, disminuye la fatiga ocular y baja la temperatura del coche, lo que reduce el consumo de combustible.