Prueba YAMAHA WR 250 F

AMPLIA PROPORCIÓN

Eso quiere decir, entre otras cosas, las palabras inglesas “Wide Ratio”. Y si no te has dado cuenta, justo esas palabras empiezan con las siglas WR. También puedes traducirlo, si lo lees en referencia a una moto como “relación abierta” y se refiere, en este caso, a la caja de cambios. Las motos de cross llevan relación cerrada. Las enduro, abierta.

  

AMPLIA PROPORCIÓN

 

A lo mejor te he liado un poco, pero es fácil de entender. Las motos de cross (y las de velocidad de carreras “de verdad”) llevan relaciones de cambio cerrada. Esto quiere decir, básicamente, que yamaha wr 250 ftienes una primera muy larga y una directa (sea 5ª o 6ª) bastante corta, con poco salto de vueltas de motor entre todas las marchas. Esto es útil en un circuito cerrado: ajustando el desarrollo final tienes una cambio perfecto para hacer curvas o saltos a gran velocidad. Pero el enduro es distinto. Tienes caminos largos, trialeras, enlaces...necesitas una primera corta y una directa larga y un escalonamiento de cambio que enlace de forma lógica esas marchas intermedias.

Por otro lado en Japón, hasta hace “cuatro días” no tenían muy claro de que iba eso del enduro que hacemos en Europa. Por que en otros sitios, como los Estados Unidos hacen otro tipo de carreras, carreras tipo Baja, Cross Country y otras disciplinas que también necesitan ese desarrollo largo de cambio, pero no motos matriculadas.

Por eso, hace unos años, en los 90, Yamaha presentó una serie de motos derivadas de sus YZ. Se llamaron WR. Era la misma moto que una YZ sólo que con un cambio de relación abierta. Se exportaron por todo el mundo. A las que vinieron a Europa se les adaptaba luces (a veces con pilas), pata de cabra y algunos otros “aditamentos” para hacerlas endureras. Eran motos muy valoradas, pero en España, las pocas que llegaban de “estrangis” no se podían matricular, por lo que era raro verlas en las carreras. Aún así, eran tan buenas que el nombre resultó todo un icono.

Unos años después se pusieron “de moda” las 4T. Y Yamaha, con los conceptos mucho más claros, dejó de hacer esas YZ “Wide Ratio” pero se guardo aquel nombre para su nueva gama de 4T de enduro, esta vez, “ de verdad” y completas. A esa familia, que con el tiempo se ha convertido en una de las enduro 4T más apreciadas y vendidas de nuestro mercado, pertenece esta WR 250F que hoy probamos.



CÓMO ES: ENDURO PARA TODO

Lleva ya muchos años sin cambios. Desde el 2007 que apareció la versión de chasis perimetral de aluminio, con sólo algunos retoques y cambios de decoración la WR 250 se ha mantenido en forma. Algunos rumores apuntaban a una nueva y revolucionaria 2012, con inyección y la estructura de motor con cilindro inclinado hacia atrás de las YZ 450 de última generación, pero por ahora no es así. De hecho, la unidad que ves en las fotos es una 2011, pero la 2012 sigue siendo la misma moto, esos pocos cambios en los gráficos que la decoran.

Emplea el conocido motor de culata de cinco válvulas derivado de las YZ de cross retocado para el enduro. En su momento se trabajó en unos perfiles especiales para enduro de los árboles de levas, con una respuesta más dulce que en la versión de cross. Con caja de cambios de cincoyamaha wr 250 f marchas, también las relaciones de estas son distintas a las de las YZ, como te decía al principio, más abiertas, con una primera corta y una 5ª algo más larga.

El equipamiento está a buen nivel, para una enduro. Un cuadro digital, muy pequeño, encajado entre el manillar Pro-Taper y el portafaros, estriberas triples, discos lobulados, pata de cabra lateral “de las buenas” (no se levanta sola, lo que evita “coces” en las espinillas al levantarla y caídas tontas de la moto por que se pliegue “sin permiso”). Llama la atención que no lleva piña de luces, sólo el botón de arranque a un lado y el de pare en el lado contrario del manillar. Si tiene, en cambio un botón de contacto en el cuadro y, por supuesto, un sistema de descompresor que ayuda al arranque (aunque a nosotros no nos ha sido necesario en ningún momento). Para el arranque en frío, el estárter está en el carburador. Y como ves en las fotos, mantiene, a pesar de tener un fantástico arranque eléctrico, la pata de arranque en el lado derecho. Por último, preciosa aleta trasera, con una pieza metálica con las siglas “WR” recortadas por encima del pequeño piloto de leds trasero.



CÓMO VA: DOBLE CARA

No es la primera vez que pruebo una WR y siempre consigue “engañarme” durante los primeros momentos. Es una moto tan suave y dulce, con tan buenos bajos y una capacidad para rodar “suave” que desconcierta un poco en una moto de enduro. Siempre tienes la sensación de que la moto es una trail algo más ligera y más alta, pero sin motor, sin “chicha” suficiente para hacer enduro “de verdad”. Error. En cuanto llegas al campo, en cuanto tienes un sitio donde apretar un poco el ritmo, la WR 250F saca su mejor cara. Simplemente, la moto es tan fácil y tan suave que no parece que sea capaz de subir así de vueltas. Y cuando lo hace, si que corre. Y mucho, para una 250. 

Las suspensiones vienen taradas bastante blandas, ideales si lo que haces son sendas y caminos. Absorben baches y roderas sin que la moto se mueva. Si haces circuitos y en tus zonas más que curvas y trialeras hay saltos, vendrá bien apretar un poco las suspensiones. La posición de conducción sobre ella es muy natural, muy relajada. Permite ir cómodo tanto de pie como sentado. Yyamaha wr 250 f por eso, sumado a ese motor fácil, con suspensiones y posición cómoda, la WR 250F tiene esa doble cara: permite pasear a ritmos “trail” de forma muy agradable, sin toses ni brusquedades. Y si te pones “a darle”, esa misma suavidad, esa misma facilidad, sumada a un motor que corre de verdad y una parte ciclo muy noble ayuda a ir verdaderamente deprisa “sin despeinarte”.

En trialeras la moto es un gusto. Es una moto alta y no es precisamente ligera, aunque tampoco es ningún “muerto”. Pesa 118 Kgs declarados con depósito lleno, pero gira muy bien y el peso, gracias al chasis de aluminio, se mantiene abajo. Como el motor tiene muy buena respuesta desde abajo, trialear con esta WR es agradable. En curvas, en senderos revirados y bacheados sigue siendo muy divertida. Es ágil y gira rápido. El motor tiene una 2ª y 3ª velocidad bien escalonadas y jugando con el cambio, con la buena estirada de vueltas que el motor es capaz y esa agilidad de chasis es una moto divertida en estas zonas. Peor es en caminos rápidos: el cambio de 5 marchas, aunque adaptado al enduro, tiene una primera muy corta, perfecta para trialeras y al ir subiendo marchas no hay grandes saltos, lo que significa que la 5ª es algo corta si “tienes prisa” en un camino recto y plano.



EN CONCLUSIÓN

El mercado de motos de enduro en España tiene pocas protagonistas, si hablas de motos. Marcas, hay todas, modelos, infinidad. Pero cuando ves la lista de las motos más vendidas, aparte de las 2T, en 4T parece que sólo hay dos marcas: KTM y Yamaha. Y la verdad, no me extraña que Yamaha, con sus WR este ahí. Es una moto divertida, muy agradable, capaz de llevarte de paseo tranquilamente o de meterte en el podium de alguna carrera de enduro, tal y como viene de fábrica o con muy poco trabajo por tu parte. Y todo ello lo hace además con un precio bastante asequible, ya que por 7.199 € puedes tener tu WR 250F. Es una moto bien equipada para salir al campo, en al que destaca, por encima de otras consideraciones, lo fácil que se lleva, a cualquier ritmo, consecuencia de un buen equilibrio de parte ciclo y de un motor potente pero de curva progresiva y consistente.

Equipamiento probador:

- Casco: Hebo

- Camiseta: Troy Lee Design GP Medusa

- Pantalón: Troy Lee Design GP Medusa

- Chaleco: Hebo

- Guantes: Troy Lee Design

- Botas: Forma Raptor

- Protector cervical: Moveo Brace Dynamic



A favor

- Buen precio, motor potente y dócil y parte ciclo equilibrada. Una moto muy divertida.

En contra

- Un cambio de 6 velocidades la haría perfecta

Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Miguel Méndez
Diciembre 2011

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar