Prueba RIEJU MARATHON 450

¡LLEGAN LAS REBAJAS!

Si, llegan las rebajas al mundo del enduro. Pero no porque lleguemos a enero, por que estas rebajas son de forma permanente. ¿Una 450 de calidad por 5.999€?. Si, deben ser unas rebajas fantásticas.

  

¡LLEGAN LAS REBAJAS!

rieju marathon 450Pues no. No son rebajas ni nada parecido. Es el precio que Rieju ha puesto a su Marathon 450, una enduro que con mecánica Yamaha y chasis Sherco ha permitido a Rieju volver “por la puerta grande “ al mundo del enduro, junto con su versión de 250cc de chasis Gas Gas.

Y si para la 250cc Rieju llegó a un acuerdo con Gas Gas, para esta 450 la “receta” a seguir ha sido la misma, variando los ingredientes. O si prefieres, cambiando “los cocineros”, ya que esta 450 y, como te decía más arriba, emplea como base el chasis Sherco. No es el mismo que se emplea en la 4.5i o en ninguna otra moto de la gama Sherco, aunque si guarda ciertos parecidos en algunas de sus formas, como por ejemplo, en el basculante, pero está construido con tubo de sección redonda, mientras que Sherco, en sus motos, emplea sección cuadrada. Tampoco suspensiones o frenos son iguales, ni siquiera las carrocerías, donde hay diferencias apreciables. Aunque de hecho, el simple empelo del motor Yamaha en la Rieju y las diferencias de chasis ya marcan suficientes diferencias entre ambas motos, a pesar de la procedencia del chasis.

El motor es el Yamaha WR 450, alimentado por un carburador japonés Keihin FCR-MX 39, con cambio de cinco marchas, culata con doble árbol de levas y cinco válvulas. Potente y progresivo, muy dulce pero contundente, es uno de los motores más prestigiosos de la categoría, por lo que la Rieju Marathon cuenta con un “corazón” auténticamente puntero. En el capitulo de suspensiones, de la parte delantera se ocupa una Marzocchi invertida de 45mm, por supuesto, regulable, y detrás, sobre unas bieletas, monta un amortiguador Sachs. Es una combinación de suspensiones ya muy usada en enduro (Gas Gas y Husqvarna, por ejemplo) y por tanto, muy probada y confiable.

Para parar, la Marathon 450 emplea frenos Galfer Wave con pinzas Brembo. Este equipamiento no sólo consigue parar la moto con contundencia y buen tacto, si no que además le da un toque moderno a una moto con cierto aire “clásico” debido a su decoración con colores tan “serios”.

En el resto del equipamiento, la Marathon es una moto correcta. Emplea la típica pata de cabra con muelle que se suele usar en las motos de enduro, peligrosa, cuando levantas la moto por que te puede “dar una patada” pero necesaria para evitar que en saltos o baches se extienda sola. Para ello lleva, además, una goma que la fija al subchasis. Lleva un pequeño cuadro digital no muy visible en marcha y a su lado está la cerradura para la llave de contacto. Mandos de luces y demás son también correctos, de esos de ruleta, incómodos de accionar, pero muy resistentes y protegidos ante los golpes, buenos para el enduro.



COMO VA

La Rieju Marathon Pro 450 es una moto bien terminada y equipada, siempre que la mires como lo que es, como moto de enduro. Y como tal, espartana y alta. Si lleva llave de contacto, una “concesión a lo civilizado” que pocas motos de enduro llevan. Tendrás, por tanto, que girar la llave, al lado del cuentakilómetros -de la misma marca y modelo que suele emplear Rieju en sus ciclomotores- para encender el contacto. A partir de ahí, con el botón de arranque, y habiendo tirado del aire (en el carburador) si es en frío, la moto arranca con mucha facilidad. Lleva pata de arranque, por supuesto, por si las moscas, aunque durante esta prueba nunca fue necesario usarla. 

rieju marathon 450En marcha, el motor Yamaha suena grave, no vibra demasiado y funciona redondo, ralentizando bien desde el principio. Denota potencia y nada más rozar el mando del gas sube de vueltas deprisa. Montarte sobre ella no requiere más que en cualquier otra enduro, es alta, estrecha y razonablemente ligera, por lo que si eres bajito (como yo), aunque llegues de mala manera al suelo no tiene por que haber problemas. El asiento, duro como ya empieza a ser normal en motos de enduro, tiene una forma poco acertada: nada más subirte notas que te echa hacia atrás. Por la parte delantera sube bastante y con la aceleración de la moto te vas hacia atrás. Es algo que compromete un poco el pilotaje, si eres de los que suele ir sentado, como ya veremos. Los mandos, todos ellos, son suaves y de funcionamiento perfecto. El manillar es algo ancho y alto y las estriberas en buena posición, algo adelantadas. Para los “mas viejos del lugar”, y salvando las distancias, la posición sentado me recordaba a la de las Bultaco Frontera, sentado un poco atrás, manos un poco abiertas y pies algo adelantados para lo que se estila hoy día.

En el campo, el motor es un tiro. El motor Yamaha corre bastante, aunque al tiempo es muy progresivo y noble. Es fácil de controlar los caballos gracias a una curva de potencia muy plana y la moto, en todo momento está controlada a base de gas. Frena bien, con buen tacto y las suspensiones trabajan correctamente. En trialeras o zonas complicadas el buen tacto de sus mandos y el par del motor ayudan a pasar sin problemas y hacen de la Marathon una buena moto para cualquier nivel de pilotaje. Es, en resumen, una moto agradable y potente, muy capaz de ir deprisa o de llevarte de paseo sin problemas. Monta, como todas las WR, cambio de cinco marchas. En este motor de 450, si bien esto permite aceleraciones fulgurantes al ahorrarte cambios, si lo que te “mola” son las excursiones y estás acostumbrado a motores de 6 marchas echarás de menos la relación de cambio “típica”, con primera corta y sexta larga, pero como te digo, hay caballos y par como para que eso deje de ser un problema en el rato que te acostumbres a la moto.

Lo que menos me ha convencido es el tema del asiento que ya te decía. Si sueles pilotar de pies mucho tiempo no tendrás muchos problemas pero si no es así, si conduces sentado, necesitarás un periodo de adaptación. El asiento, levantado por delante te va “empujando” hacia atrás, acabas yendo sentado en el centro del asiento y, como te decía, con los pies algo adelantados, te quedas en una posición perfecta para descargar peso del tren delantero e ir levantando rueda delantera con sólo abrir gas. Se convierte en una moto que carga muy poco peso delante y tiende a levantarse, lo que te obliga o a ponerte de pie o a ir tirando de brazos para quedarte en el sitio correcto del asiento y evitar caballitos.



EN CONCLUSIÓN

La Rieju Marathon Pro 450 es una moto que convencerá a mucha gente en cuanto sea un poco más conocida. Componentes de buena calidad, una moto agradable y, sobre todo, un motor Yamaha WR 450 a un precio al que sólo puedes encontrar una WR de segunda mano, ya usada, son muy buenos argumentos. Quizá todavía hay que pulir detalles, como la posición de conducción sentado o a lo mejor hay motos con componentes de mayor nivel que esta Rieju, pero ten por seguro que a nivel de aficionado, con esta Rieju podrás salir al campo sin sonrojarte en absoluto con motos cuyo precio la superan en más de dos mil euros. Rápida y potente, noble de comportamiento, buenos frenos y suspensiones, bien terminada... y por menos de 6.000€. Y no es por las rebajas.



A favor

- Un precio realmente impresionante en toda una enduro con mecánica Yamaha WR.

En contra

- La posición de conducción sentado, que te “empuja” hacia atrás.

Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Miguel Méndez
Diciembre 2010

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar