comparador seguros coche

Cómo ahorrar de forma inteligente en tu seguro de coche o moto

Última actualización: 19/04/2017

Cómo ahorrar de forma inteligente en tu seguro de coche o moto

Foto: Arpem.com

Un precio bajo no debería ser la única razón que te lleve a firmar una póliza. Un seguro está destinado a protegerte en las peores circunstancias, por lo que buscar el producto idóneo para asegurar tu vehículo, sea coche o moto, no es sólo una cuestión de precio, sino también de sentido común.

Lo más coherente es tener incluidas unas buenas coberturas en función del uso que vas a dar al coche y, por supuesto, hacerlo al mejor precio posible. Si quieres saber cómo ahorrar en tu seguro, sin que sea a costa de perder prestaciones o servicios que después puedas necesitar, estas son nuestras recomendaciones:

Elige las coberturas que necesites, ni más ni menos

Para conocer qué coberturas necesitas debes tener claras las características de tu vehículo y el uso que haces de él. Dependiendo de cada caso, las necesidades son diferentes y, por tanto, el tipo de seguro a contratar también. 

Evita contratar coberturas que no necesites. Un supuesto: si tu coche se averiara por un tiempo, ¿necesitarías un vehículo de sustitución o podrías desplazarte sin problema por otros medios? Si tu respuesta coincide con la segunda opción, no te compensa pagar más por tener la posibilidad de disponer de un coche de sustitución. 

Por el contrario, no dejes de pagar por coberturas que puedes necesitar en cualquier momento. Así, si por ejemplo sueles hacer desplazamientos largos con el vehículo, es fundamental que contrates tu póliza con cobertura de asistencia en carretera sin límite de kilómetros, ya que alguna pólizas limitan el traslado del vehículo al taller más cercano al lugar del accidente, impidiéndote llevarlo al taller que elijas, ya sea al lado de tu casa o en cualquier otro lugar.

Mantén limpio tu historial de siniestralidad

Este segundo consejo depende sólo de ti. Si conduces de forma responsable y no has dado ningún parte como culpable de un accidente, conseguirás que las compañías te consideren un buen conductor y que algunas te premien en la renovación del seguro.

Por el contrario, cuantos más partes tengas en tu historial, más cara será la prima anual de tu póliza. Incluso, habrá quien rehúse asegurarte. Si te cambias de compañía, asegúrate de que la actual respete el nivel de bonificaciones que ya habías adquirido en la anterior. 

Descuentos especiales

Un buen conductor no es sólo aquel que no tiene partes como culpable, sino también quien no acumula multas y cuida bien de su vehículo. Hay aseguradoras que tienen precios especiales para quienes conservan los 15 puntos del carné, como es el caso de Línea Directa o Mutua Madrileña, pero también hay otras que hacen descuentos en la cobertura de daños propios si el vehículo permanece en garaje, como Seguros Bilbao, Génesis, Regal, Direct, AXA o Fénix Directo. Además, estas tres últimas ofrecen una rebaja en la contratación de la póliza a todo riesgo si el asegurado opta por reparar su vehículo en su red de talleres.

Por otro lado, antes de contratar un seguro, es recomendable conocer de antemano las promociones que cada compañía tiene activas en ese momento por si hay alguna de la que te puedas beneficiar.¡

Atención a la forma de pago

A la hora de escoger la forma de pago, si te lo puedes permitir, abona la totalidad de la prima en un único pago. La razón es que las compañías suelen aplicar recargos en los pagos fraccionados, que varían según el caso y la modalidad de seguro. Si necesitas repartir el pago en varias cuotas, pregunta antes a tu compañía por el recargo que aplican, aunque también existen entidades como Mutua Madrileña que no aplican ninguno. 

A todo riesgo: ¿con o sin franquicia?

Si tu coche es nuevo o tiene pocos años, es recomendable tener un seguro a todo riesgo que te indemnice por su valor en caso de siniestro total. Sin embargo, puedes reducir bastante la prima si contratas una franquicia. De esta manera, asumes la primera parte de la reparación hasta el importe de la franquicia contratada, mientras que la compañía se hace cargo del resto. 

Puedes asumir mayor responsabilidad aumentando el precio de la franquicia que contrates, con lo que lograrías reducir aún más la prima del seguro. Sin embargo, si atendiendo a tu historial crees que tienes muchas probabilidades de tener siniestros, la opción sin franquicia puede ser la mejor para ti.

Contrata todos tus seguros en la misma compañía

Cuando tienes asegurados varios vehículos o estás pagando otro tipo de seguros (hogar, vida, etc.) puedes consultar a tu compañía la posibilidad de contratar varias pólizas a la vez y negociar su precio. De esta manera es posible que consigas mejores tarifas.

Hay compañías que ofrecen hasta un 50% de descuento si tienes a algún familiar directo que ya sea cliente. Otras reducen un 10% la prima por cada recomendación que hagas a tus conocidos con un máximo determinado.

Paga en función del uso

Si recorres pocos kilómetros con tu vehículo, algunas compañías (como Generali, Verti, Zurich, MAPFRE o Seguros Bilbao) ofrecen productos en los que el precio del seguro varía en función del uso que le des. A través de un dispositivo que se instala en tu vehículo, pagas según la distancia recorrida. También tienen en cuenta el horario en el que normalmente realizas tus desplazamientos, la velocidad a la que circulas o el tipo de carretera que utilizas. Todos estos aspectos modifican el precio de la prima y puedes encontrar ofertas interesantes si te ajustas al perfil que busque la aseguradora.

Aparca el coche en el garaje

Aunque ya ha sido mencionado anteriormente, recalcamos que algunas compañías de seguros como Fénix Directo, Génesis, Regal, Seguros Bilbao, Asegrup y MAPFRE ofrecen descuentos si el lugar donde aparcas el vehículo es un garaje colectivo o privado.

Cuando aparcas el coche en la calle, aumenta el riesgo de sufrir roces en la carrocería, el robo del vehículo o de alguno de sus accesorios, daños por actos vandálicos o, incluso, golpes de otros automóviles que se dan a la fuga. Por eso, si dispones de plaza conviene que lo declares a tu compañía para ahorrar en la póliza.

Compara con tiempo y pregunta por las ofertas comerciales

Si estás pensando en cambiar de compañía, no te olvides de cancelar la renovación con al menos un mes de antelación a la fecha de vencimiento de la póliza. Aun así, no lo dejes para el último momento. A la hora de contratar un nuevo seguro, compara siempre precios y coberturas con tiempo. Compañías como Génesis o Regal ofrecen mejores precios a los conductores más previsores. 

También te aconsejamos preguntar a las aseguradoras por los descuentos y promociones que ofrezcan en ese momento. En algunos casos, pueden ayudarte a reducir el precio de tu seguro y, en otros, te ofrecen cheques canjeables por distintos servicios.

Haz tu comparativa personalizada de manera rápida y sencilla y conoce todas las promociones activas en nuestro comparador de seguros.

19 de Abril de 2017
Daniel Bañares