Comparativa
BMW G 310 GS &
Zontes T-310

AVENTURERAS PRIMERIZAS

Nuestras dos contendientes de hoy son motos con mucha gracia. La BMW G 310 GS es nada menos que el escalón de entrada a la gloriosa saga GS, las aventureras mundiales por antonomasia. ¿Y la Zontes T 310? Pues es una moto china que se ha colado en nuestro mercado, con una serie de atributos que merecen seriamente nuestra atención.

> Ficha técnica Zontes T-310

Las dos las tenemos que encuadrar en el mismo segmento: dos jóvenes trail aventureras que se pueden conducir con el carné A2, perfectamente preparadas y enfocadas para satisfacer las necesidades de pilotos primerizos o con la experiencia de haber pasado por una 125 y quieren empezar a correr sus primeras aventuras bien pertrechados.

Ya te he hablado de estas dos motos por separado en sus respectivas presentaciones a la prensa, primero fue la BWW y hace poco, en el pasado mes de febrero, la Zontes. Recuerdo que en esta última ocasión me despedía prometiendo una confrontación directa con la BMW G 310 GS y aquí la tenemos. Es posible que te preguntes por qué tanto interés de mi parte en este careo y te lo voy a explicar.

Cuando probé la BMW G 310 GS me agradó mucho. El equipo de BMW ha hecho un gran trabajo, han conseguido plasmar con mucho acierto los genes de las grandes GS en una moto que cubica la cuarta parte y pesa la mitad que su icónica hermana mayor. La única pega que le encontré es que es un poco cara: cuesta 6.200 euros, que es bastante dinero para el tamaño y la moto que estamos comprando y, además, te la entregan más pelada que “el culo de un mono”. En esto aparece en escena la Zontes T 310, una marca del grupo Tayo, un gigante chino que fabrica más de un millón de motocicletas al año repartidas entre varias marcas, sobre todo modelos pequeños y scooters, principalmente para su mercado doméstico. Han decidido expandirse a Europa y al resto del mundo y para ello han creado un producto de calidad y tecnología avanzada. Probé la T-310 y también me gusto, pero sobre todo me asombró su precio: 4.495 euros, puesta en la calle y equipada hasta los dientes.

Quiero saber y quiero contarte si esos 1.705 euros de más que vale la BMW verdaderamente merece la pena pagarlos. Como es costumbre en nuestras comparativas, vamos a comenzar su análisis en parado.

Características

BMW G 310 GS

Zontes T-310

Precio 6.200 euros 4.495 euros
Dimensiones  
Longitud 2.075 mm 2.021 mm
Anchura 880 mm 850 mm
Altura 1.230 mm 1.320 mm
Altura del asiento 835 mm 830 mm
Peso 169 kg 159 kg
Motor y transmisión  
Configuración de motor Monocilíndrico Monocilíndrico
Cilindrada 313 cc 312 cc
Potencia 34 CV / 9.500 rpm 34,8 CV / 9.500 rpm
Refrigeración Líquida Líquida
Transmisión Manual, 6 velocidades Manual, 6 velocidades
Chasis  
Tipo Tubular de acero Tubular de acero
Suspensión delantera Horquilla invertida con barras de 41 mm Horquilla invertida con barras de 37 mm
Recorrido 180 mm 115 mm
Suspensión trasera Amortiguador regulable en la precarga Amortiguador
Recorrido 180 mm 120 mm
Freno delantero Un disco de 300 mm con pinza de cuatro pistones. ABS Un disco de 300 mm con pinza de dos pistones. ABS
Freno trasero Un disco de 240 mm con pinza de dos pistones. ABS Un disco de 240 mm con pinza de un pistón. ABS
Dimensiones neumático delantero 110/80 19" 110/70 17"
Dimensiones neumático trasero 150/70 17" 160/60 17"

Comparativa BMW G 310 GS & Zontes T-310

Como puedes ver por las medidas facilitadas por los fabricantes, la BMW G 310 GS es un poquito más grande en general; es algo más larga, tiene más distancia entre ejes, el asiento de serie está un poquito más alto (aunque se puede pedir como opción más bajo -a 820 mm- o más alto -a 850 mm-) y en el depósito de gasolina le entran 11 litros, 4 litros menos que en la Zontes (15 litros). En cuanto a las cifras de peso facilitadas no les hagas mucho caso, pues hemos hecho nuestras propias mediciones (mira el cuadro adjunto abajo) y, con los llenos hechos, la Zontes llega a los 187 kilos y la BMW se queda en 174 kilos ,13 kilos por debajo, aunque sabemos que casi 4 de esos kilos pertenecen a la gasolina que carga de más.

Hablemos ahora de los motores. Son verdaderamente parecidos si no fuera por la extraña disposición adoptada por el propulsor de la BMW, con el cilindro inclinado hacia atrás y la culata girada 180º, de forma que la admisión y el sistema de inyección se encuentran en la parte delantera frente a la marcha y el escape sale por detrás. Según los ingenieros alemanes, el motivo de tan singular arquitectura es hacer un motor más corto y compacto, con las masas centradas, para colocarlo adelantado en el bastidor y poder utilizar un basculante largo que favorezca la tracción. 

En sus medidas internas, BMW se aprovecha de la tecnología de sus hermanas deportivas; tiene el mismo diámetro de pistón de la S 1000 R (80 mm), y el mismo sistema de accionamiento de las 4 válvulas por medio de dos árboles de levas y unos balancines intermedios muy livianos y resistentes a altas revoluciones. También utiliza de forma generalizada un recubrimiento de DLC (Diamond Like Carbon), una aleación extremadamente dura que reduce las perdidas por fricción y baña los árboles de levas, balancines, biela y bulones. Lleva un sistema de admisión con cuerpo de 42 milímetros y el cilindro, con tratamiento interior de Nikasil, se encuentra integrado en la parte superior del cárter para ahorrar peso. Incorpora un eje de balance delante del cigüeñal para minimizar las vibraciones y en sus cifras oficiales declara un rendimiento de 34 caballos a 9.500 rpm con una relación de compresión relativamente baja (10,6:1) para poder utilizar gasolinas de bajo octanaje, típicas de los mercados emergentes.

Comparativa BMW G 310 GS & Zontes T-310

El propulsor de la Zontes también es de nueva factura, pero su cilindro va colocado de manera tradicional. Es un monocilíndrico compacto, ligero (pesa unos 40 kg), refrigerado por agua (con dos radiadores), lleva dos árboles de levas en culata y 4 válvulas. Sus medidas internas de diámetro por carrera son exactamente iguales que en la BMW y, por tanto, su cilindrada también es idéntica. El cárter es del tipo denominado semiseco, algo bastante común en motos de trail para reducir el tamaño general de los bajos del motor, ya que en el interior del tubo principal del bastidor oficia de depósito y lleva parte del aceite de lubricación. Equipa dos bombas de engrase y un eje de equilibrado para minimizar vibraciones. Su electrónica permite elegir entre dos mapas de entrega de potencia, sport y eco. Oficialmente declara una potencia de 34,8 caballos a 9.500 rpm.

Las dos utilizan un cambio de 6 velocidades de toma constante con embragues multidisco y la transmisión secundaria se rige por el clásico sistema de cadena, corona y piñón.

Antes de concluir el apartado de motores, conviene decir que hemos tenido ocasión de compararlos en nuestro banco de potencia el mismo día y en las mismas condiciones de presión y temperatura. Los resultados han sido estos: La BMW G 310 GS ha rendido justo lo que promete 34 caballos a 9.450 rpm y 25,3 Nm a 7.550 rpm. La Zontes T-310 se ha quedado 2,8 caballos por debajo de lo prometido, 32 caballos a 9.300 rpm y 25 Nm a 7.300 rpm. 

Apartado ciclista

Las dos utilizan bastidores tubulares de acero con basculante de doble brazo simétrico en aluminio. En el conjunto de frenos, ambas llevan un solo disco en cada eje y coinciden las medidas, 300 milímetros el delantero y 240 milímetros el trasero. Montan sistemas ABS de última generación. Pero aquí se acaban las semejanzas y encontramos diferencias que condicionan su carácter. En las medidas de sus ruedas, la BMW se inclina por unas dimensiones más camperas, con llanta delantera de 19” de diámetro y un neumático trasero un poco más estrecho y con más perfil (150/70) para mejorar su manejabilidad y comportamiento en tierra. La Zontes emplea las dos llantas de 17” de diámetro, con las medidas que ves en el cuadro, una opción más de asfalto.

Comparativa BMW G 310 GS & Zontes T-310

En las suspensiones también difieren. Las dos montan una horquilla delantera invertida, pero la de la BMW es más larga y consistente, con barras de 41 milímetros de diámetro y 180 milímetros de recorrido. La Zontes utiliza una horquilla similar a la de su hermana naked de carretera, algo más estrecha (37 mm de diámetro de barras) y 115 milímetros de recorrido. En la suspensión trasera ocurre otro tanto de lo mismo, las dos utilizan un solo amortiguador anclado directamente del chasis al basculante en el que solo se puede regular la precarga del muelle, pero la BMW cuenta con 180 milímetros de recorrido por 120 milímetros en la Zontes. Estas diferencias denotan claramente que la G 310 GS, tiene un espíritu y aptitudes más apropiadas para salir del asfalto.

¿Cómo son?

De la BMW G 310 GS no hay que decir mucho, sus diseñadores han buscado un reflejo y similitud evidente con la familia GS: la forma del frontal con su característico “pico de pato”, la zaga liviana, depósito de combustible, proporciones y decoración. Como ya dije en su presentación, no se puede negar que es una GS y la escala está perfectamente conseguida.

En cuanto a la Zontes T-310, no voy a entrar en disertaciones sobre si es bonita o fea, pero lo que sí es verdad es que no deja a nadie indiferente. En su diseño predominan las formas angulosas y vértices afilados, se apunta al frontal de “pico de pato” con un guardabarros delantero pegado a la rueda. La parte traseras resulta muy liviana, sin portamatriculas que cuelgue, solo el piloto empotrado en la parte posterior del colín. Los intermitentes y la matrícula se alojan en un discreto guardabarros situado bastante bajo que va anclado al brazo izquierdo del basculante, una recreación de la Ducati Multistrada, que posiblemente sea su fuente de inspiración.

Como sobre gustos no hay nada escrito, te voy a recomendar que eches un vistazo a la magnífica galería de fotos que ha hecho en el estudio mi compañero Pablo Alonso y decidas por ti mismo.

Comparativa BMW G 310 GS & Zontes T-310

Acabados, detalles y equipamiento

En sus acabados, pintura, calidades de ajustes y plásticos, las dos presentan una terminación similar que podemos calificar de más que correcta. Pero en cuanto a detalles, accesorios y equipamiento, la Zontes T 310 gana por goleada

La moto china se ríe de los precios y derrocha electrónica de alta gama en su moto. Para empezar, tiene los comentados modos de motor Eco y Sport y llave de proximidad para el contacto que, además, bloquea y desbloquea el clausor de la dirección. Para seguir, cuenta con apertura eléctrica en la tapa del depósito de combustible y en el asiento desde sendos botones en el manillar; pantalla regulable en dos posiciones de forma eléctrica desde un botón en la piña izquierda; desconexión del sistema ABS cuando queramos para circular por campo; y un sistema que desconecta de forma automática la batería y la pone en modo hibernación cuando detecta que lleva muchos días sin usarse y baja de cierto nivel de carga, y que se reactiva con un botón oculto bajo el depósito en el lateral izquierdo. 

Lleva además una toma de corriente USB en el lateral interior izquierdo del carenado y una pequeña guantera debajo de la instrumentación que puede albergar pequeños objetos, como el mando del garaje o incluso la llave de proximidad si no queremos llevarla en el bolsillo. La iluminación es totalmente de ledes y el cuadro de instrumentos es una pantalla digital, un poco desaprovechada porque es bastante grande y algunos números son pequeños y no se leen demasiado bien. Viene retroiluminada y la intensidad de luz se puede graduar con un pulsador para ver bien durante el día y que no moleste por la noche. Las piñas laterales también van retroiluminadas en un agradable tono rojizo y se ven muy bien en conducción nocturna. Viene de serie equipada con un protector de manetas y cubremanos de bonito diseño y bien integrado con el manillar. Por último, y espero no dejarme nada, un robusto entramado tubular para proteger la carrocería de posibles caídas camperas.

Comparativa BMW G 310 GS & Zontes T-310

A cambio de todo esto, ¿qué ofrece la G 310 GS? Pues… nada o, mejor dicho, casi nada. Se puede desconectar el ABS cuando salimos al campo y tiene una instrumentación digital con la pantalla más pequeña, pero que se lee bastante bien. El parabrisas delantero es prácticamente testimonial y no se puede regular, la llave de contacto es de las de toda la vida y de serie no trae ni cubre-manos, ni protecciones, ni nada. En su iluminación, la bombilla principal es incandescente que al lado del despliegue de ledes de su rival parece amarillenta y mortecina y por la noche proyecta un haz de luz que ofrece peor visión.

Nos ponemos en marcha

Una vez a sus mandos, las dos tienen una postura bastante similar, 5 milímetros más alta la BMW, pero con mi 1,70 metros llego bien con los dos pies al suelo. Noto que en la G 310 GS llevo las piernas un poquito menos flexionadas, pero en la Zontes también voy cómodo. Me pongo en marcha y me parece que la alemana gira mejor y aunque parece algo más grande la siento más ligera. 

Tantos accesorios, sumados a los cubremanos y al robusto protector contribuyen a los 13 kilos de diferencia de peso que hay entre una y otra, y se notan. Los motores van por un estilo, pero me ha gustado más el de la BMW, el cambio es más preciso (el de la Zontes tampoco va mal, pero tiene más recorrido el selector). Es más vivo al subir de vueltas y noto algo más de nervio en todo el rango de revoluciones. Recuerda que en nuestro banco ha dado 2 caballos más, que también los noto.

Si echas un vistazo al cuadro de prestaciones y consumos, verás los resultados en cifras claramente:

 

BMW G 310 GS

Zontes T-310

Velocidad máxima real/marca 155 / 158 km/h 148 / 157 km/h
Aceleración  
0-100 km/h 8,5 segundos 8,0 segundos
0-400 m 16,5 segundos 16,1 segundos
0-1000 m 32,0 segundos 31,5 segundos
Recuperación 6ª  
60-100 km/h 9,0 segundos 9,6 segundos
60-140 km/h  14,7 segundos  15,8 segundos
Peso verificado  
Vacío 165 kilos 177 kilos
Lleno 174 kilos 187 kilos
Consumo medio 4,3 litros/100 km 4,6 litros/100 km
Autonomía 255 kilómetros 326 kilómetros

 

Comparativa BMW G 310 GS & Zontes T-310

Como ves, en velocidad punta la alemana toma una ventaja de 7 km/h en la misma recta larga y plana, pero en aceleraciones saliendo de parado, sorprendentemente la Zontes marcha un poquito por delante, hasta que la BMW la alcanza y se escapa al final, superado el kilómetro. Sin embargo, en recuperaciones en 6ª a partir de 60 km/h, la BMW vuelve a estar siempre por delante.

Hemos disfrutado de estas dos motos durante un buen periodo de tiempo, las hemos hecho kilómetros y utilizado en todos los escenarios posibles, así que te puedo hablar de sensaciones con conocimiento de causa.

En ciudad están muy igualadas: la Zontes va muy suavecita y su derroche de electrónica te hace la vida agradable, pero el motor de la BMW está más lleno, la moto se siente más ligera y se maneja muy bien entre los coches. En sus cualidades urbanas daría un empate.

Haciendo turismo debo de dar ventaja a la Zontes, su pantalla regulable protege con eficacia (la de su oponente no sirve para nada), el motor funciona bien y es capaz de aguantar la misma velocidad de crucero que su rival y, aunque la BMW consume un poco menos, la Zontes tiene 70 kilómetros extra de autonomía al cargar 4 litros más de combustible en su depósito.

En conducción sport por mis carreteras de curvas favoritas, la ventaja es para la alemana. Aunque es menos rápida en los cambios de dirección -seguramente por la llanta delantera de 19”- la encuentro más aplomada en todo tipo de virajes. Tienen potencias de frenada similares, pero el comportamiento de las suspensiones es más firme en la BMW, siento que pisa mejor y me da mucha confianza al inclinar a tope la moto en las curvas lentas de montaña. Por su parte, la Zontes no va mal, pero es más nerviosa en zonas rápidas y no me encuentro tan cómodo en mitad del viraje, en la zona de máximo apoyo, como con la BMW.

Comparativa BMW G 310 GS & Zontes T-310

Por último, cuando salimos del asfalto, sin discusión la ventaja es para la G 310 GS. Se aferra a sus genes familiares y la GS está mejor preparada para afrontar excursiones camperas. Ninguna de las dos es una moto de enduro y van mejor por asfalto que por tierra, pero la GS se defiende mucho mejor fuera del firme negro. Calzándola con unos neumáticos más apropiados para el campo, puede dar mucho más juego. Por su parte la moto china hace lo que puede, las suspensiones y sus llantas son las mismas que las de sus hermanas de carretera y algunas partes de la carrocería -también heredadas- como los soportes de las estriberas traseras, molestan bastante en nuestras pantorrillas cuando nos ponemos de pie para pilotar por pistas de tierra. Los recorridos de sus suspensiones no dan abasto para absorber los baches y me doy cuenta de que la Zontes se queja y sufre si la apretamos las clavijas por caminos un poco rotos, por lo que rápidamente pide bajar el ritmo y volver al asfalto.

Conclusiones

Esta frase que te voy a decir casi la he convertido en una costumbre: Si has leído hasta aquí, seguro que ya habrás sacado tus propias conclusiones. No obstante, yo te voy a decir las mías.

En cuanto a la pregunta que me hacía sobre si merece la pena pagar esos 1.705 euros que vale de más la BMW G 310 GS frente a la Zontes T 310, tengo que admitir que depende para quién y para qué.

No cabe ninguna duda que las Zontes T-310 es un auténtico chollo, la calidad y cantidad de moto que compras, con el derroche tecnológico de electrónica y de equipamiento que tiene, por el precio que pagas, no tiene competencia. Pero la BMW tiene sus bazas; dinámicamente va mejor en líneas generales, sobre todo fuera del asfalto, que es uno de los atractivos principales de este tipo de moto trail viajera. También la puedes equipar utilizando su lista de opciones y accesorios, la única pega es que todo lo pagas a precio de BMW, pero… ¡¡Qué diablos, es que es una BMW!!

Comparativa BMW G 310 GS & Zontes T-310

¿Cuánto cuesta el seguro de estas trail?

Hemos calculado lo que costaría asegurar la BMW G 310 GS y la Zontes T-310 en nuestro comparador de seguros. Para ello, hemos tomado como perfil de referencia el de una persona de 32 años, casado, con 12 años de antigüedad de carné, que vive en Cuenca, guarda la moto en un garaje individual y recorre entre 8.000 y 10.000 kilómetros al año. Con estos datos, en la fecha en que se ha realizado esta información, la compañía que ofrece un precio más bajo para un seguro a terceros ampliados es Géneis, con un precio de 179 euros al año para la BMW y de 180 euros para la Zontes, con una puntuación de calidad sobre 10 de 8,1, según el sistema de puntuación de Arpem. En el caso de optar por un seguro a terceros, Allianz ofrece un precio anual de 108 euros para la G 310 GS con una puntuación de calidad de 7,34 puntos sobre 10, mientras que para la Zontes es Regal con un precio de 120 euros y una puntuación de calidad de 8,57 puntos.

 

BMW G 310 GS

Zontes T-310

Lo + Comportamiento general en todos los terrenos Sin ninguna duda relación calidad/precio
Lo - Equipación de serie escasa y precio Aprovecha demasiadas piezas de sus hermanas de asfalto

 

Calcula el seguro de tu moto en más de 15 aseguradoras

 

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Pablo Alonso
Septiembre 2019

Tu seguro en un click

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos