Prueba PIAGGIO MP3 300 Hybrid

A FAVOR DE LA CORRIENTE

En pleno siglo XXI, las cosas están claras: hay que ir hacia las energías renovables, la movilidad sostenible y ello conlleva el empleo de alta tecnología. Pero no es fácil compaginar las necesidades medioambientales con las de la gente, que tiene que moverse todos los días. De ahí viene el auge de los vehículos híbridos. Y en ese auge, Piaggio empieza a vender el segundo scooter híbrido de su catálogo

  

A FAVOR DE LA CORRIENTE

Hace más o menos un año Piaggio presentó su primer Mp3 Hybrid, el 125cc. Lo probamos y lógicamente impresionó a mucha gente: no perdías nada con respecto a un Mp3 125 “normal”, si no que ganabas la posibilidad de meterte en zonas urbanas (cada vez más a lo largo de Europa) restringidas a vehículos eléctricos, de ahorrar combustible, al emplear ambos motores e incluso de “fardar” de llevar un scooter que era el colmo de la imagen tecnológica y ecológica. Pero le faltaba “algo”;lo mismo que a cualquier otro Mp3 o a otros maxiscooters de 125cc: prestaciones suficientes para ser una buena alternativa de transporte fuera de la ciudad.

piaggio mp3 300 hybrid

Ahora Piaggio ha resuelto ese problema. Su Mp3 Hybrid recibe el motor QUASAR de 278cc y con él las prestaciones mejoran sustancialmente y además, prácticamente al mismo precio: vale 100€ más este 300cc que el 125cc. Se está fabricando en dos versiones, como sucede con los otros Mp3 grandes. Una versión normal, este que ves en las fotos y que hemos probado, con homologación “de moto” y que, por tanto, debes conducir con carnet A2 o A y una versión LT, homologado como “triciclo” y que puedes conducir con carnet B. Las diferencias, aparte de la homologación, la anchura de vía del tren delantero, el sistema de frenos con pedal en el suelo y los intermitentes delanteros por fuera de la carrocería...y unos 2.000€ más, si es que llega a comercializarse en España.

Exteriormente es igual que el ya conocido Mp3 125 Hybrid. Sólo por los logotipos de 300 que este último lleva en los lados del maletero podrás distinguirlos. Y como Mp3 normal que es cuenta con el sistema de tren delantero alternativo que los distingue. Por supuesto, hay más diferencias con respecto a un Mp3 “no híbrido”: bajo el asiento del piloto no hay el enorme maletero que suelen llevar si no que es el espacio donde se aloja parte de la electrónica del vehículo y el cargador que lleva instalado. También en el cuadro hay diferencias: en la esfera de la derecha, donde el Mp3 lleva normalmente el cuentavueltas, este lleva el nivel de carga de las baterías. Y en las piñas del manillar en la derecha, al lado del arranque y bajo el bloqueo del tren delantero, encuentras en el botón “Hy Tech” (eso tiene grabado encima) con el que seleccionas el modo en que quieres que funcione el Mp3: con los dos motores, en carga o eléctrico (luego te lo explico). En la piña izquierda hay dos mandos del claxon: uno, el normal, que no requiere más historias. Y a su lado otro, identificado con una nota musical y que al ser presionado emite un ligero pitido, similar al que hacen todos los Mp3 cuando desbloqueas o bloqueas el tren delantero (como el de las máquinas de obras públicas al dar marcha atrás, si no has oído nunca un Mp3) y que sirve para avisar de tu paso cuando vas en modo eléctrico sin que a ningún peatón despistado se le salga el corazón por la boca al darle a la bocina.

No tienes mucho sitio para llevar cosas. Como te decía antes, el enorme hueco que todos los Mp3 llevan bajo el asiento ha desaparecido al meterle toda la electrónica necesaria y el cargador que lleva incorporado este híbrido. Sigue quedando el hueco trasero, comunicado en los otros Mp3 con el de debajo del asiento y al que en este Hybrid sólo se accede por la trampilla trasera. Muy justo de espacio, permite meter un integral, siempre y cuando sepas jugar al “Tetris”: hay que buscarle la posición exacta para que entre y la puerta cierre, lo que implica que algún integral de calota muy grande o un modular (generalmente algo más grandes) se queden fuera.



LA MECÁNICA

Bueno, seguramente en este caso sería más apropiado hablar de “las mecánicas”, ya que la Mp3 Hybrid lleva dos motores. El motor de gasolina es el Quasar de 278cc de la marca italiana, el mismo que monta el Beverly 300, por ejemplo, que hace pocos días hemos probado aquí, en Arpem.com. Es un monocilíndrico de 4T y 4 válvulas, por supuesto refrigerado por agua y de inyección electrónica que se basa en el anterior Quasar de 250cc. En su día, los hombres de Piaggio hicieron crecer la cilindrada de este motor buscando un mejor par, una mejor respuesta al acelerador desde abajo y en toda la curva de potencia. Y se consiguió, pero como te decía en aquella prueba del Beverly, sin mejorar en absoluto la cifra de potencia máxima. Así, este motor da 22Cv, los mismos que daba el 250cc pero con un par más alto.

Pero en este caso cuenta con ayuda, si lo que buscas son caballos. El motor eléctrico, si llevas seleccionada la posición “Power” en los modos de funcionamiento, ayuda al de gasolina y aporta sus 3,5Cv, llegando este Mp3 a su potencia real: los 25Cv. También mejora el par, ten en cuenta que el motor eléctrico es lo que se llama de “par piaggio mp3 300 hybridconstante”, es decir, que desde el principio del acelerador alcanza su par máximo (15Nm) y lo mantiene en la misma cifra hasta su tope de vueltas. Con ello, el par máximo con ambos motores conjuntos es de 27,5Nm a sólo 3.500rpm, mientras que el motor de 300cc, por ejemplo, en el Beverly se queda en 23Nm a 5.750. En este aspecto es distinto al 125 Híbrido, ya que aquel, por ley, sólo puede llegar a los 15Cv, por lo que cuando lleva el modo “Power” aquél si suma el par, pero lleva un “tope” para no pasarse de esos 15 Cv legales. Este motor eléctrico va montado en la transmisión (en los dos, el 125 y el 300cc). De hecho puedes ver “el bulto” en el cárter, un poco antes de la rueda trasera, por delante del embrague. Así el Mp3 consigue “sumar” la potencia de ambas plantas motrices cuando lo llevas en “power”

El resto del scooter no tiene diferencias con cualquier otro Mp3. En la parte ciclo encontramos una estructura tubular en acero, con el tren delantero de doble paralelogramo deformable, con dos discos de freno, uno en cada rueda y bloqueo electro-hidráulico de la inclinación para dejarlo de pie. Detrás, dos amortiguadores regulables en precarga de muelle en varias posiciones predeterminadas y, por supuesto, un tercer disco de freno.



CÓMO VA

La verdad es que si para llevar un Mp3 normal ya necesitas un “cursillo rápido” para aprender los “truquis” del tren delantero, con este Mp3 más te vale o bien saberte ya el tema del tren delantero o si no, recibir un curso completo sobre él. A las “rarezas” (benditas rarezas) del tren delantero se suma el asunto de los modos de funcionamiento del scooter, por lo que es más complicado, sobre el papel, que cualquier otro scooter. Pero no te asustes, que como se dice por ahí, en diez minutos, controlado.

piaggio mp3 300 hybrid

Cuando te subes al Mp3 y pones el contacto se enciende el cuadro, como en cualquier moto. Pero en el centro, en la pantalla digital se te encenderá el modo que está seleccionado que habitualmente será el mismo en el que estaba el scooter la última vez que lo apagaste. Hay cuatro modos y te los cuento tal y como salen en la pantalla: Dos modos en gasolina, Hybrid Power, es decir, los dos motores funcionando en paralelo para conseguir las mejores prestaciones posibles e Hybrid Charge, en el que el motor de gasolina impulsa al Mp3 y al tiempo trabaja cargando las baterías. Y los dos modos sin gasolina: Electric, que no requiere más explicación y Electric R: marcha atrás. Lleva un sistema de regeneración, por lo que siempre que frenas o retienes el Mp3 aprovecha esa desaceleración convirtiéndola en energía eléctrica que almacena en sus baterías. También tiene un cargador incorporado: levantas el asiento y sale un cable con enchufe de esos de clavija de 4 patas, industrial (lleva un “ladrón”, para casa en su equipamiento de serie) que permite cargarlo en la red eléctrica, si quieres salir con las baterías a tope. está bien terminado, se recoge bien y el enchufe hay que colocarlo en el hueco especifico que lleva para él, y en el reborde de cierre del asiento hay unas pequeñas hendiduras para que saques el cable con el asiento cerrado sin forzarlo.


Pero no nos vayamos del hilo: para salir eliges el modo en el que quieres empezar a circular, lo seleccionas con el botón “hy tech” de la piña derecha y cuando se enciende de forma intermitente en la pantalla lo confirmas pulsando el mismo botón durante unos segundos. En cualquiera de los modos “normales”, como en cualquier Mp3, en cuanto abres algo de gas, el tren delantero se desbloquea y a partir de ahí se comporta como cualquier moto: no, no se sujeta sólo de pie y si lo sueltas en parado sin volver a bloquearlo se cae. Puedes bloquearlo con el botón correspondiente, encima del de modo, cuando estás parado o casi parado. Marcha atrás no se desbloquea, ya que en modo “R” va muy despacito hacia atrás, perfecto para maniobrar.

piaggio mp3 300 hybrid

El modo eléctrico está pensado para ir por el centro de la ciudad o en entornos parecidos. Es ideal, por ejemplo, en zonas que están prohibidas al paso de vehículos de gasolina (me viene a la cabeza zonas del centro de Roma o Florencia, por ejemplo). No corre mucho, hace unos 30 o 35 Km/h y es capaz de recorrer así unos 20 Kms. No es mucho, pero para otras circunstancias tienes su motor de gasolina. No tienes ni que parar: pulsas el botón, se pone en intermitente otra vez el modo que quieras (power o charge) y cuando lo confirmas el motor de gasolina se pone en marcha y sale zumbando. De hecho, ojo con el gas por que si lo llevas abierto el tirón que pega es importante. Luego ya es cuestión de ir “gestionando” los dos modos de gasolina en función de tus necesidades. ¿Que tienes baja la batería y vas a entrar en la ciudad y vas a querer ir en eléctrico? Modo carga. ¿que vas por carretera y con prisa? Modo power. O si eres más “pijotero” (como yo), aprovechas en carretera las bajadas largas, cuando ya vas lanzado, para ponerlo en carga y en subidas, zonas de curvas o donde quiero correr, modo “power”.

Hay una diferencia importante en prestaciones entre ir en un modo u otro de los dos disponibles en gasolina. De hecho, suma los 3,5Cv del motor eléctrico a los 22 del de gasolina, más el efecto de que el sistema de carga no está, en modo power, “robando” algo más de potencia al de gasolina. Desde la primera apertura del gas se nota, ya que en este modo, el motor eléctrico empieza a empujar desde abajo. Si abres sólo una “puntita” de gas notas que el motor eléctrico empieza a impulsar al Mp3 sin que el de gasolina actúe. A medio gas mantenido, en llano, notas que el motor eléctrico está trabajando porque el de gasolina va más bajo de vueltas a la misma velocidad. Y a tope la diferencia sólo la notas en subida o en que tarda algo más en llegar a su máxima velocidad. Lo que también notarás es otra de las ventajas del sistema: Según Piaggio este Mp3 es capaz de hacer 60Km con un litro de gasolina, o lo que es lo mismo pero “en cristiano”: gasta 1,6 litros de gasolina a los 100Km. Si te soy sincero, no lo he comprobado, pero desde luego la sensación de que gasta menos que un mechero es indiscutible.

Por lo demás, sería de aplicación cualquier cosa que hayas leído sobre los Mp3 de Piaggio: el tren delantero da una impresionante sensación de seguridad, cuando llegas a hacerle deslizar no se cierra de dirección, como cualquier otra moto, si no que desliza de forma parecida a un coche y puedes controlarlo. Ello hace que en curvas sea divertido. En carretera sus prestaciones son suficientes: pasa de los 130 Km/h y es muy difícil (por no decir imposible) verle los 140, un poco escaso para un 300cc, pero no el motor Piaggio, como te decía antes se diseñó para dar par, no caballos, y por ello es suave y sale muy bien desde parado, acelerando mucho, pero limita su velocidad máxima. En ciudad es grande, pero gira bien. No notarás mucha diferencia con cualquier otro maxiscooter. Es suficientemente ágil y el tren delantero da confianza en esas “trampas” de las ciudades al girar sobre un paso de cebra mojado o “gracietas” similares.



EN CONCLUSIÓN

No cabe duda, si buscas la máxima tecnología disponible en el siglo XXI en esto de los scooters, un Mp3 300 Hybrid es un compendio de ella. O si en tus desplazamientos habituales necesitas pasar por zonas restringidas a vehículos eléctricos, quieres batir un récord de poco gasto de gasolina o simplemente, eres un tipo muy concienciado con los problemas de contaminación del centro de las ciudades, el Mp3 Hybrid es tu scooter. Sólo le veo un inconveniente: 9.256€ es un dineral para un scooter de 300cc. Pero pásate por nuestra página de precios de Piaggio, por que si estás de verdad interesado, el ahorro que puedes conseguir a lo mejor te lo pone “a tiro”. 

Equipamiento Probador:

Casco: Hebo Indy

Chaqueta: A-Pro

Guantes: Hebo

Botas: Axo



A favor

- Un despliegue de tecnología verdaderamente espectacular, en un scooter.

En contra

- El precio, sin descuentos o promociones es desorbitado.

Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Miguel Méndez
Enero 2011

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar