Prueba DAELIM S3 125 Fi

A LA TERCERA...

...va la vencida. Y desde luego el S3, cumple con el antiguo dicho. Después del S1 y S2, este nuevo scooter sigue con la línea de nombres “S” de la marca coreana, pero mejora en todo a cualquier antecesor. Es, sin duda, el mejor scooter de la marca hasta la fecha.

  

A LA TERCERA

En el fondo, era fácil: en el mercado actual, los scooters de 125cc son los que mejor están aguantando “el chaparrón”. Y dentro de estos, los dos últimos “grandes éxitos” del mercado (con permiso de algún otro) han sido el Super Dink de Kymco y el PCX de Honda. Uno, un maxiscooter de buenas prestaciones, precio contenido y líneas daelim s3 125 fimodernas. El otro, con un precio también “resultón”, pero no un GT “típico”, si no un scooter urbano, original en sus líneas y planteamientos y muy “Hi-Tech”, con gadgets tan interesantes como ese “Stop&Go”, el sistema que para el motor en los semáforos y lo vuelve a arrancar de inmediato en cuanto giras un poco el acelerador. Pues en Daelim han cogido “ingredientes” de ambas recetas para cocinar el nuevo S3. Seguramente lo fácil que te decía al principio acaba aquí, en el planteamiento: si haces un scooter de buenas prestaciones, de línea moderna, de precio atractivo, original y con “juguetitos” técnicos, seguramente aciertes, pero aunque conseguir poner en el mercado un scooter así debe ser cualquier cosa menos sencillo Daelim lo ha hecho.

No decepciona el nuevo S3. Reconozco que sus líneas generales, su estética e incluso algunos detalles serán discutibles. Pero lo que es obvio es que es moderno y original. Habrá a quien no le guste el faro, o el exceso de “masa” en la parte delantera en comparación con una zaga mucho más ligera. O el “cartel” en rojo del cárter motor, presumiendo de 4 válvulas e inyección electrónica. Pero endaelim s3 125 fi el fondo son detalles que no oscurecen el buen comportamiento del scooter. Por la parte técnica, el S3 emplea un nuevo motor de 4 válvulas, inyección electrónica y refrigeración líquida para el que Daelim no ha querido apurar el límite legal de 15 Cv para los carnets B y A1 y se ha conformado con uno menos, 14Cv declarados. Esto es algo que llama la atención, no es normal hoy día que un nuevo scooter con este nivel técnico se quede tan cerca pero por debajo de ese límite al que todos aspiran. Sin embargo, en marcha, es un mal menor. El Daelim S3 está al mejor nivel de prestaciones de la categoría.

Para este nuevo motor se ha recurrido a componentes de la mecánica de la Roadwin R, la moto sport de la marca que sí declara esos 15 Cv. Concretamente, cilindro, pistón y culata provienen (con los lógicos ajustes) de aquella. Sin embargo en el S3 han desaparecido los feos ruidos mecánicos y vibraciones de aquella, algo que se agradece. El motor es suave y emite un sonido grave muy particular, más “deportivo” que lo habitual en este tipo de vehículos. El escape también aporta su toque original a la línea de la moto, simulando un doble tubo de escape, aunque realmente es uno sólo con dos salidas.

daelim s3 125 fiEl S3 es un scooter bien equipado. Llama la atención, sobre todo, la llave de proximidad que emplea, un elemento que aporta la imagen de alta tecnología que se buscaba para este scooter. Como los coches de gama alta y algunas motos como la nueva Ducati Multistrada, la S3 no necesita que utilices la llave. Tienes un mando (como un llavero) que la moto detecta con estar a menos de un par de metros de distancia. Cuando está a menos de esa distancia el sistema desbloquea el mando del contacto, en el escudo interior y con él, dependiendo de hacia que lado lo gires y cómo lo presiones, abres el tapón del depósito de gasolina, desbloqueas la dirección y pones el contacto. Bajo este mando, un botón abre el asiento, pero también depende de que el mando este presente, para evitar que nadie “ajeno” pueda abrir sin tu permiso. Eso si, cuidado con dejártelo, por que la moto, una vez en marcha, funciona perfectamente sin el mando, pero en el momento en que pares el motor, no podrás volver a arrancar.

Un casco integral y un jet bajo el asiento, el tapón de gasolina al lado del manillar, para no tener que agacharte, guanteras, caballete y pata de cabra...en equipamiento está a buen nivel y además, está bien acabado, con materiales de calidad y bien ajustados. Un poco justo el hueco bajo el asiento: hoy día, menos de dos integrales, es poco para un scooter GT. Eso sí, la apertura eléctrica, el amortiguador para sostenerlo abierto y la luz de cortesía no son elementos que se vean en todos los scooters. Y para el que necesite más, no tienes más que consultar la lista de accesorios disponibles para el S3 y poder personalizarlo. En nuestra unidad, en concreto, puedes ver el cofre para el suelo (muy original y práctico) y el respaldo trasero.



EN MARCHA

La verdad es que la primera vez que te subes al S3 vas con la cabeza puesta en que le falta un caballo: como te decía antes, declara 14, contra los 15 que la competencia suele tener. Sin embargo, el nuevo motor de Daelim enseguida disipa esos pensamientos. Anda bien, de lo mejor de la categoría. Pero no adelantemos acontecimientos.

Es un scooter de un tamaño contenido, fácil de subir gracias a una altura al suelo reducida y al suelo plano (esto ya se ha convertido en seña de identidad de la marca) salvo que hayas optado por montar la guantera de suelo, como la que lleva nuestro S3. El respaldillo del piloto es ajustable en distancia, por lo que puedes ponerlo a tu gusto y encontrarte cómodo sobre el mullido asiento. Los mandos son de buena calidad, de suave funcionamiento y todo está a mano. El cuadro es completo, algo pequeño en tamaño, pero completo. Como ya sabes, no hace falta sacar la llave del bolsillo, aunque si conviene que compruebes que la llevas encima. Con ella en el bolsillo, pulsas hacia dentro el mando del contacto, se enciende un cerco a su alrededor en azul y eso quiere decir que se ha desbloqueado y puedes girarlo. La no presencia de la llave a distancia lo que realmente hace es bloquear este mando y aunque lo pulses, no se enciende el cerquillo azul ni te deja girarlo. Una vez desbloqueado opera de forma similar a una llave. Hacia el lado derecho, contacto. Hacia el izquierdo bloquea la dirección o abre la tapa del combustible, en función de que lo gires apretando al tiempo o no. Eso si, “al loro” con los inhibidores de frecuencias,si estas cerca de edificios o de coches oficiales, esos aparatos no dejan que la moto capte la señal de la llave y no actúa: me pasó a mí con un coche “camuflado” y lleno de antenas, les tuve que pedir que lo apagaran para poder irme con el S3.

Una vez en marcha el S3 es cómodo y agradable. Gira daelim s3 125 fimucho, lo que en ciudad ayudará a convertirlo en un scooter manejable y ágil. Resulta muy estable y los neumáticos los sujetan bien al suelo seco. Es un poco “perezoso” en los primeros metros, pero una vez en marcha es un scooter rápido. Esto es debido, básicamente a un peso contenido (159 Kgs, algunos menos que los 166 de un X-Max y bastante menos que los 180 de un SuperDink, por ejemplo) y al “truco” de alargar el desarrollo, al igual que hace Yamaha con su X-Max. Con una transmisión larga, aunque penalizas algo las aceleraciones y la capacidad de subir, beneficias su velocidad punta llaneando, y sobre todo, con algo de bajada. En estas condiciones, con el S3, se alcanzan sin problemas los casi 130 Km/h en el “optimista” marcador, que realmente son unos más que aceptables 115Km/h.

daelim s3 125 fiMonta un sistema de frenos combinados: cuando aprietas la maneta izquierda, usualmente reservada al freno trasero, estás frenando realmente con el freno trasero pero mandando algo de fuerza de frenada también al disco delantero. Con ello se consigue que los menos acostumbrados a frenar en moto (que se debe frenar con los dos frenos salvo muy contadas y raras excepciones) frenen algo mejor, ya que muchos, por miedo, no utilizan el delantero. No es un sistema que nos suela gustar a los que si frenamos en moto “como se debe”, por que realmente, al mandar presión de frenado desde el freno trasero al delantero, el sistema te engaña y pierdes tacto en la maneta de freno delantero. No es el caso. La injerencia del sistema en la maneta derecha es mínima y regulas perfectamente la frenada, llegando, si quieres a bloquear la rueda trasera sin que delante ocurra nada. En suelo seco, claro. En mojado...habría que ver.

Un detalle a revisar será el tarado de las suspensiones. Muy bueno, si vas a ir de carreras, en un uso más normal es un poco duro, algo seco y rebotón. Lógicamente esto influye en su buen comportamiento en curvas, ya que le da un tacto muy directo y transmite confianza. Pero en baches, badenes y similares tienes que aflojar considerablemente el ritmo si no quieres que te “regale” un buen bote. Pero resulta, en general, y salvo este pequeño inconveniente, un scooter muy recomendable.



EN CONCLUSIÓN

El tercer “S” de Daelim, tras los refrigerados por aire S1 (scooter ciudadano con cierto aire sport) y el S2 (maxiscooter GT) no sustituye a ninguno de estos, si no que completa la gama por arriba. Es un scooter con un motor nuevo, de agua y cuatro válvulas, con un equipamiento completo y el interesante sistema de arranque sin llave y que mantiene la política de la marca de ofrecer sus productos a precios muy contenidos. Por 2.649€, el S3 supone una opción muy atractiva dentro del segmento de scooters 125 GT.

Es rápido, ágil y cómodo, lo primero que se le debe exigir a un scooter de este estilo. Bien acabado y sin que se echen en falta equipamientos importantes, sólo la justa capacidad bajo el asiento (fácilmente compensable con su capacidad de carga en el suelo plano o con el baúl de suelo o el top case que la marca ofrece como opción) y unas suspensiones un poco duras pueden “empañar” el buen recuerdo que deja el S3 cuando lo has probado.

Comentario aparte merece su sistema de arranque sin llave. Funciona muy bien, no dará fallos normalmente, tiene previsto una forma de alcanzar la batería de la moto si se descarga y no funcionan los sistemas electrónicos. Pero deberían buscar un sistema que permita el arranque (un código pin, una llave de emergencia...) si el mando se queda sin pilas, o te has olvidado de cogerlo y ya estás lejos de casa o, simplemente, has aparcado al lado o cerca de un inhibidor de frecuencias.

Equipamiento probador:

Casco: LS2

Chaqueta: A-Pro

Guantes: Hebo

Botas: Axo



A favor

- Un scooter con tecnología moderna y de buenas prestaciones, a un precio muy bueno.

En contra

- Las suspensiones y el sistema de arranque.

Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Miguel Méndez
Diciembre 2010

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar