Prueba BMW Serie 3 Coupé
325i 218 CV

BMW 325i: EL MINIMO MAXIMO

A finales del cercano pasado siglo, BMW culminaba una brillante carrera como fabricante de motores copando por derecho propio el primer puesto en motores de gasolina del mercado y si bien es cierto, que durante años lo ostentó también en ciclos diesel, Audi había sabido arrebatarle ese lugar por su afinada inyección directa, que repercutía en los consumos; que a fin de cuentas, son el principal argumento de estos ciclos de gasoil.

BMW Serie 3: diesel o gasolina Prueba BMW 325i

A finales del cercano pasado siglo, BMW culminaba una brillante carrera como fabricante de motores copando por derecho propio el primer puesto en motores de gasolina del mercado y si bien es cierto, que durante años lo ostentó también en ciclos diesel, Audi había sabido arrebatarle ese lugar por su afinada inyección directa, que repercutía en los consumos; que a fin de cuentas, son el principal argumento de estos ciclos de gasoil.

No obstante los motores de 6 cilindros de BMW habían resistido cualquier intento de un fabricante de superarlos: por entrega, por potencia, por funcionamiento y por consumos; eran la referencia mundial. Aunque bien está decirlo, los demás fabricantes se acercaban, principalmente las marcas japonesas.

Sin embargo BMW había demostrado en el 98 con el lanzamiento de los “d”  que no era baladí su denominación de fábrica de motores, los 320d han sido durante años referentes irrefutables, ocupando sin previo aviso el hueco de que VAG había dispuesto durante un par de lustros. Y a esta entrada un poco por los pelos, dado en rápido avance que los ciclosturboalimentados en gasoil han tenido en los 3 últimos lustros, se sumó en el 2000 el lanzamiento de los 3.0 de gasolina. Este motor, desde su origen, dejó en mantillas al 2.8, referente hasta el momento del mercado, en cuanto a un motor de gasolina se refiere. 

Dando con esto BMW ese paso por delante en un terreno donde la competencia le seguía a una distancia prudencial, la evolución posterior de este motor de 231 a 256, 263 y 272 cv en tan solo 7 años nos hace evocar las escaladas de potencia a los que los ciclos turboalimentados nos tiene acostumbrados; pero ahora en motores atmosféricos y partiendo de un origen que era, sin duda alguna, la referencia a seguir.

bmw 325 iA esta borrachera de rendimiento que parecía emular las virtudes de motor de competición como las serie M de BMW, y cuando ya parece que no existía margen de maniobra, le aprieta en su propia casa los 235d con rendimientos al litro semejantes a motores de gasolina de alta deportividad, incluso superando las 4000 RPM de régimen de entrega de potencia máxima que los ciclos diesel de inyección directa parecían no poder superar.

Los 282 cv ponía en un aprieto a los 272 del Otto atmosférico, pero un motor tan refinado, tan elaborado, tan perfecto parecía imposible elevarlo en rendimiento; además a una gestión de llenado de cilindros tan apretada, un turbo parecía no sacarle bien. Para sorpresa de no pocos los 35i han sido la solución y hasta el asombro de más de uno incluida la propia serie M que ha tenido que dejar los 6 L y pasar a 8 V para hacer un hueco frente a un sobrealimentado con tan solo 306 cv, que sin duda deja en precario las prestaciones de los M de 360 cv. Los M de V8 han dejado algo de margen,  pero tendrán que apretar los dientes y emplear toda la artillería para sujetar el aluvión de CV que el 6 cilindro en línea puede proporcionar a poco que se de rienda suelta a los 2 turbos por encima de los pírricos 1,4 bar que soplan en la actualidad. Todo esto ha dejado un panorama de motores que permite elegir diesel o gasolina con similar prestaciones en 4 motores diferentes, cada uno de ellos plenamente justificable y con eficiencia impresionantes sean en 4 o 6 cilindros, diesel o gasolina, atmosférico turbo o biturbo.

Si queremos el coche por su estética y su bastidor muy por encima de cómo el motor va a comprometer o no la estabilidad y siempre que no valoremos la suavidad de un 6 cil, el 320i es una opción razonable, la diferencia de potencia frente al 325 se disipa en el mayor peso de este y los mayores rozamientos, lo que hace que el coche siempre esté por encima de lo que el motor quiere empujar, pero con prestaciones suficientes para moverse dignamente en un tráfico donde hasta el más humilde compacto se despacha con más de 120 cv. Si queremos tener un plus de margén y sobretodo gozar de la brillantez del motor tal vez mejor elaborado de la historia de la automoción, manifestándose en unos consumos propios de un 2 litros 4 cilindros y unas prestaciones cercanas a un 3 litros, todo ello aderezado con la regularidad de giro y ausencia de vibraciones que un 6 cilindros en línea aporta, el 325 i será nuestro objetivo más inmediato, y si los 218 cv de este motor se nos quedan cortos, algo que visto el chasis donde va montado no es difícil, podemos aspirar a su hermano mayor el 330i origen del mismo y merecedor de una distinción especial, como los 272 cv que proporcionan con una rendimiento al litro, más propio de un modelo deportivo; pero con una elasticidad propia de un berlina acomodada. No obstante no es este el límite impuesto por la marca. Si cuando pensamos que el 325 ya aporta todo lo que se pueda pedir a un motor, y el 330i sólo ahonda y abunda en multiplicar lo ya obtenido, la última realización de BMW con su 35i sobre la misma base mecánica del 30i, pero con el soplido mágico de dos turbocompresores, vienen a superar los 300 cv aunque su principal virtud radica en la tremenda elasticidad, que permite casi olvidar el cambio de marchas por la potencia disponible en cualquier régimen. Este a día de hoy es el límite siempre que no pasemos a las clases M más propias de coche de competición que de calle, y ninguno de ello desmerece en nada a la familia que le da nombre, por algo la marca bavara es la reina de los ciclos Otto desde hace décadas.

Así pues el 325 es un modelo idóneo para disfrutar de refinamiento, elegancia y prestaciones suficientes, sin olvidar que hay dos modelos aún más por encima lo que da mucho margen al bastidor para ir sobrado en cuanto a digerir la potencia se refiere.



Tecnología de BMW Prueba BMW 325i

El motor es un cúmulo de desarrollo tecnológico, si al sistema vanos de BMW se le ponía hace unas décadas de ejemplo, de cómo hacer que un motor de competición rindiese en entrega de par en bajos y medios como uno familiar, el hecho de conjugar la regulación de alzada de válvulas ahonda aún más en mejora termodinámica, aumentado el llenado y principalmente reduciendo el consumo en cargas parciales.

Al empleo de una bomba de refrigeración eléctrica, se une un diseño de bloque motor muy ligero y fácil de refrigerar, lo que redunda en un menor consumo en frío ( talón de Aquiles de los ciclos Otto) y capacidad del motor de soportar cargas elevadas sin afectarse. La capacidad de empuje de este motor esta muy por encima de lo que un dos litros y medio normal ofrece en cualquier régimen de giro y en potencia podría incluso decir que pocos 3 litros entregan valores de potencia similares al de esta mecánica.

El empleo de distribución variable mediante el sistema vanos y regulación de alzada en válvulas, aporta una regularidad y empuje asombroso, acompañado de unos consumos que para nada son achacables a un 6 cilindros, quedándose más cerca de 4 cilindros de la competencia y sin embargo la suavidad del mismo está en línea con la de otros 6 en línea de la marca. 

Los motores de 6 cilindros en línea tienen como ventaja principal la secuencia permanente y homogénea de la entrega de fuerza en par por parte de la fase de expansión del motor, esto en otros motores en V se pretenden conseguir mediante el decalado de muñequillas, pero esto supone una menor resistencia del cigüeñal o un peso mayor lo que implica inercias mayores.

Por otro lado el equilibrado de un 6 cilindros en línea no se acompaña de vibraciones de 2º orden que aparecen en los 4 cilindros, el hecho de que el pistón en su movimiento alternativo tenga una fase de frenado y aceleración en las inmediaciones del Punto Muerto Inferior y Punto Muerto Superior implica un esfuerzo en el cigüeñal, que se manifiesta con vibraciones no compensables por los contrapesos del cigüeñal, el hecho de que un 6 cilindros en línea no haga coincidir dos cilindros en PMI y dos en PMS como en un 4 cilindros, si no que cuando hay 2 cilindros en PMS los otros 4 cilindros se encuentran en las cercanías del PMI a 60º antes y después del mismo, lo que reparte los esfuerzo cíclicos de aceleración y frenado de los pistones, o dicho de otro modo el mismo ángulo recorrido por el pistón en las inmediaciones del PMS no se compensa en aceleración con el recorrido por el pistón en el PMI en un 4 cilindros, mientras que en el de 6 cilindros dicha compensación si existe.

bmw 325 i Lo cierto es que aquellos fabricantes que buscan suavidad y equilibrio en el giro de sus motores tendrían que usar sólo 6 L, aunque a día de hoy gracias a los métodos de fabricación, las vibraciones de un motor han sido reducidas al mínimo, pero solo un 6 L es capaz de evitar estos sin ningún artificio ni árbol de equilibrado, siendo su único problema la mayor longitud y tamaño, y al tener un cigüeñal más largo su rigidez cobra mayor importancia si cabe; de igual manera su posición en el capo motor, debe ser longitudinal, lo que permite que las ruedas dispongan de mayor espacio para giro, pero se introduce en exceso en la parte del habitáculo de los ocupantes, y más si se quiere retrasar el peso de forma que quede más centrado en el conjunto del coche, de manera que el centro de gravedad del mismo coincida lo más posible con el geométrico, de cara a una estabilidad superior.

Que el sistema Vanos, permita que se modifique el cruce de válvulas no es nada nuevo, BMW lo lleva usando con éxito desde hace tiempo, primero en la admisión y posteriormente también en el escape. El hecho de añadir en la parte de accionamiento de los árboles de levas un mecanismo hidráulico que permita el giro anticipado del árbol y modificar así el momento en que las válvulas, abren o cierran tiene ventaja de cara a mantener buenos llenados de cilindros en distintos regímenes de uso; sin embargo la implantación de los valvetronic ha venido a proporcionar mejoras de rendimiento en cargas parciales, al permitir modificar la alzada de la válvula y reducir las pérdidas de carga a la entrada del cilindro; no obstante en los cambios de regímenes, cuando se han producido en vacío se nota el motor raro, con vibraciones que aparecen en determinadas zonas de régimen cosa que achacamos a la regulación del valvetronic ya que en el funcionamiento del motor en carga no se manifiestan.

En general el motor tiene un rendimiento envidiable y un desarrollo de funcionamiento en regímenes y potencia sencillamente inmejorables, hasta el punto de no entender a santo de qué BMW se mete en camisas de once varas con la sobrealimentación en un motor que puede presumir de buena realización en todos los sentidos, el marketing y el diesel son probablemente los culpables, y si analizamos los cambios en el 35i frente al 30 i vemos que no ha sido sólo un capricho pasajero como pudo parecer el primer turbo de BMW en los modelos 2002.



La prueba del coche Prueba BMW 325i

El motor sería por tanto lo mejor del coche, por su arquitectura, su rendimiento, su potencia total, el empuje en todos los regímenes y sus consumos principalmente en frío y en cargas parciales; aún así el coche guarda secretos que dejan al motor en un segundo plano.

La caja BMW siguiendo la senda de mercedes lleva años trabajando sus cajas automáticas, para derivar al mercado hasta estos derroteros mucho más acertados y lógicos; esto hace que las cajas manuales no terminen de cuajar, sin llegar a los niveles de mercedes, donde el acierto en sus cajas automáticas ensombrecen aún más las realizaciones de las manuales, pero sin terminar de trasmitir el punto de atractivo que las cajas manuales deben tener en estos vehículos con marcados tintes deportivos. La precisión de la misma es muy alta, como su guiado a la hora de insertarlas, incluso el recorrido de los desarrollos son acertados, aunque si queremos aprovechar la potencia del motor no debemos usar con frecuencia las dos últimas relaciones, sin embargo tanto los desplazamientos de la palanca ni su rapidez de inserción elevan la caja al máximo exponente. Es cierto que su nivel es muy alto, altísimo, pero por debajo de lo que el motor ofrece; tal vez el mayor defecto del coche sea tener un referente tan alto en la mecánica motriz, para que cualquier menudencia se manifieste con mayor intensidad. Nos ha sorprendido fallando la inserción de la primera en maniobras de aparcamiento donde se meten sucesivamente marcha atrás y 1º con cierta agilidad, esto unido al hecho de que el embrague para desacoplar precisa de ser pisado a fondo si no queremos encontrarnos con que nos rasca la inserción de una marcha, han restado puntos a una caja que sin ser la envidia del mercado puntúa en una zona muy elevada de la tabla. 

El chasis aparte de la consideración de que la unidad probada disponía de unos rodillos en perfil 35 sobre llantas de 19 pulgadas y considerando que la dureza de las suspensiones permitían percibir un hueso de aceituna sobre el asfalto, no existe ningún reproche que se le pueda achacar a este chasis, se traga la tortura con que la suspensión lo trata sin pestañear e incluso cuando se abordan curvas mucho más pasadas de lo normal, su aplomo es impresionante ayudado por los neumáticos de bajísimo perfil y de un agarre envidiable; sólo el ajuste de las ventanillas sin marco, que se resiente con un sonoro silbido cuando el primero de los tres dígitos de velocidad se hace par, ponen algo de queja a un chasis que por otro lado no parece tener limites. La rigidez esta por encima de toda prueba, ni las suspensiones existentes, ni la potencia del motor ponen en aprietos o hacen aparecer crujidos a un coche que parece una roca. El motor no roba más espacio del normal en BMW al habitáculo, por estar muy retrasado, lo que se agradece en el centro de gravedad, pero no afecta a la sonoridad, a menos que bajemos una ventana ya que el motor suena tan poco que BMW no ha derrochado en insonorizarlo de cara al exterior, además la forma de trabajar BMW en sus motores de gasolina es permitir que el motor tenga vida propia y evitar encerrarlo en exceso en una maniobra que podría poner en aprietos la refrigeración, el sonido limpio de los mismos anima a ello e incluso cuando en el habitáculo cerrado percibimos el sonido del motor cuando le hacemos subir de 5000 RPM, zona donde el motor gira con sus mejores ganas, la música que emite en su giro dista mucho de ser calificadas como ruido.

bmw 325 i La suspensión es cierto que la altura del coche es muy reducida y que esto implica mayor dureza en los recorridos, todos estos aspectos terminan incidiendo en el confort y si queremos mantener los empastes en su sitio, debemos pensarnos antes de pisar un guardia tumbado con alegría, pero la sensación de control que aporta la suspensión sea cual sea la marcha del coche lo merece, aunque terminemos circulando más deprisa de lo que quisiéramos, el comportamiento tan neutro del chasis, el cual solo se insinúa mínimamente cuando frenamos en pleno apoyo sin llegar a descolocarse, sólo en arrancadas a baja velocidad y plena potencia hacemos que el control de tracción trabaje, los neumáticos y las suspensiones se encargan de que la trazada sea la elegida y bien es cierto que un asfalto de bajo agarre o húmedo puede comprometer la adherencia, pero mucho tenemos que exigir al motor para que salvo causa de fuerza mayor el control de estabilidad venga a poner las cosas en su sitio.

La combinación de neumático y suspensión, aunque repercute en la comodidad en asfaltos degradados, imprime al chasis un carácter y unas capacidades muy en línea de lo que su imagen sugiere.

El añadido de tener separado el control de tracción y estabilidad, permitiendo la desconexión del primero y manteniendo el segundo, da una agilidad inusitada a un modelo de propulsión, donde la efectividad de la misma para trasmitir potencia elevadas no suele conjugar con facilidad con la facilidad para controlar dicha potencia.

bmw 325 i Desconectar el control de tracción permite mover el coche con una facilidad pasmosa, haciendo sencillo lo que en otro modelo sería un riesgo, y permitiendo derivas del tren trasero siempre controladas por el control de estabilidad, a diferencia del control de tracción que literalmente mata el coche en las salidas de curvas con gas a fondo y suelo deslizante.

La maniobrabilidad del coche no es tan alta como el hecho de disponer de propulsión podría aventurar, las maniobra de aparcamiento se acumulan y enlentecen y aunque se perciben bien los bordes del coche, la dureza de las dirección en parado ( posiblemente por el neumático) no ayuda a mejorar la conducción urbana, eso sí, la sensibilidad en carretera esta garantizada contra toda duda, pero tanto en maniobras rápidas y enlazadas como en aparcamientos la opción de dirección activa es un extra muy a valorar

El habitáculo se encuentra en la medida correcta, sabiendo que es un coupe no podemos aspirar a disponer de exceso de espacio a la altura de las cabezas, al menos no más de la que el berlina ofrece y de igual manera el espacio para las piernas en las plazas traseras no es precisamente sobrado, como tampoco lo es el berlina de su misma clase, aún así es más que suficiente y el acceso al mismo está bien resuelto, acceder a los traseros no requiere más contorsiones de las que otro vehículo de 2 puertas y a los delanteros solo nos molestará la zona que abraza los riñones en los asientos delanteros, que en aquellos parkines donde dado el progresivo aumento de tamaño de los coches y reducción de las plazas, las puertas extra largas de este tipo de coches impiden una accesibilidad adecuada al interior; aún así una vez instalados dentro la forma del respaldo y de la banqueta de los asientos hace que las postura en el mismo sea perfecta. La posibilidad de regular la inclinación, altura y hasta longitud de la banqueta hace que esta sea idónea para sujetar el cuerpo y para mantener las piernas descansadas por muy largo que sea el viaje, sólo un respaldo algo estrecho en su parte superior, solución dada para mejorar las sensación de habitabilidad trasera, resta un excelente a unos asientos que por dureza, firmeza, y forma bien se lo merecen. Los asientos traseros conforman solo 2 plazas quedan bien resueltas, sólo una banqueta ligeramente corta deja las rodillas un poco en el aire, aún así el coche se muestra suficiente y adecuado para realizar un viaje . La solución de localizar el espacio entre ambos asientos para colocar una guantera se hace muy útil de cara a guardar objetos e impedir que queden a la vista .

La solución aportada para acercar el cinturón delantero, problema que en los coupes con un gran tamaño de puerta es habitual, ha sido disponer un brazo mecánico que acerque el cinturón a los ocupantes de los asientos delanteros; el sistema no es novedoso, mercedes lo ha usado con un éxito parcial en su modelos de 2 puertas, la solución ha sido muy bien estudiada y en general cubre lo que se demanda de él, pero tiene lagunas, como cuando el ocupante se monta después de que el conductor se haya abrochado el suyo, en cuyo caso el coche no repite la maniobra para el nuevo ocupante.

bmw 325 i El cierre de las puertas se garantiza por el hecho de rebajar los cristales cuando se abren sin embargo cuando se hace par el primer de los 3 dígitos de la velocidad se aprecian silbidos que sin llegar a ser molestos indican que el aire pugna por pasar.

La dirección tiene un ángulo de giro elevado como es habitual en modelos de propulsión, pero tal vez debido al ancho del neumático, se aprecia cierto grado de dureza que no facilita las maniobras en parado. Pero es aquí cuando se acaban nuestras quejas, la dirección trasmite fiel y ágilmente todo lo que sucede bajo la rueda, no es demasiado rápida, pero suficiente para guiar al coche de forma precisa en trazado sinuoso.

No todo en el coche son parabienes, si la pantalla de presentación de la instrumentación se le podía achacar la perdida del reloj de temperatura como un grave defecto, aun cuando se ha eliminado el económetro y se ha puesto en su lugar uno mucho más útil el reloj de temperatura de aceite, no es este apartado el más criticable, la buena presentación de la instrumentación y facilidad de lectura redunda en su favor y al poco de usarla no echaremos de menos la temperatura del agua y si vemos las ganancia en claridad y precisión de las información, aún así añoramos el tradicional cuadro que esgrimía la marca bavara, pero es en la presentación de la información sobre la pantalla de la radio donde se sitúan nuestra mayor queja, si la calidad de presentación del ordenador en el cuadro es envidiable con una iluminación que no acusa la iluminación directa de la luz del sol, vemos que en la pantalla del climatronic se recurre a sistemas más atrasados y nuestra sorpresa es mayúscula a observar que a una leve menor calidad de presentación de la radio, se junta una polarización deficiente de las pantallas, de manera que si usamos gafas de sol polarizadas la información de esta es completamente nula, un error imperdonable que hemos visto en otros fabricantes generalistas pero que en BMW nunca hubiéramos esperado encontrar



El viaje con un coche coupe Prueba BMW 325i

Mientras nos acercamos al coche y apretamos el mando, las puertas se abren y el coche enciende sus faros mientras da destellos con los intermitentes, mantenemos apretado y tras unos segundos los cristales comienzan a descender y el techo practicable a abrirse, en el rato en que alcanzamos su posición ya se ha dispersado el calor del interior que de estar todo el día al sol había acumulado, a veces estas opciones que parecen insulsas tiene ventajas palpables, el frescor del atardecer se renueva fácilmente sin que ni siquiera hayamos accedido al interior. La silueta de coche es llamativa y el color junto con los neumáticos y llantas hacen que se vuelvan las cabezas algo anormal si consideramos que a día de hoy ver modelos de la marca es algo habitual frente a la situación de exclusividad de hace una década.

Aunque aún hay claridad percibimos que se iluminan los faros y, la señalización de posición. Va a ser imposible evitarlo durante nuestro recorrido, de día nos saludan viandantes y automovilistas intentando hacernos ver que no es necesaria la iluminación, nosotros desistiremos en breve de agradecer el aviso, pero antes intentaremos quitar el sistema encendido automático pensando que ha fallado algún sensor. Antes de montar en la manilla de la puerta luce un diodo led que nos facilita reconocer su forma de noche y el interior del coche se ilumina como si de un estudio de cine se tratara, no es una tenue luz ni siquiera un exceso de la misma, el reparto de bombillas por el habitáculo incluso cuando estamos montados y apagamos la iluminación interior no deja de sorprendernos, la tonalidad rojiza que perdura una vez nos hemos puesto en marcha aportan una calidez de ambiente que dan idea de la seriedad con que BMW se ha tomado la ambientación interior. 

Al subir y situarnos en los asientos, vemos que el tamaño de la puerta nos perjudica cuando hay un coche en batería a nuestro lado y el acceso está encomendado a la precisa contorsión para entrar, entonces vemos que nos entorpece el riñón del asiento, aún así nos acomodamos y tras abrocharnos el cinturón que el mecanismo automático no acerca, pisamos el embrague arrancamos pulsando un botón, el sonido del motor se percibe más procedente del exterior a través de la ventanilla, que de la filtración al habitáculo del vano motor, aún así es muy bajo, maniobramos para comenzar a andar y notamos la dirección algo dura, el ancho del neumático que finamente rodeaba la llanta ofrece gran parte de la resistencia con el suelo, agradeceremos con posterioridad su agarre lateral que ahora nos molesta.

bmw 325 i Comenzamos a andar y lo primero que nos viene a la cabeza es la suavidad de motor, su entrega en bajos y empuje lineal, no exigimos al motor pues está frío…¿frío?, ¡¡Dios!! no hay reloj de temperatura, acordándonos de todos los ingenieros, hurgamos en el ordenador de a bordo, esperando encontrar algo… pero nada, solo valores de consumo y configuraciones varias de check control, mascullando, decidimos afrontar lo que nos viene con lo que nos han dejado, es entonces cuando percibimos que las instrumentación es de una claridad propia del fabricante bávaro, al menos no se ha perdido todo, en el lugar del medidor de consumo instantáneo, han dejado uno de temperatura de aceite, no todo está abandonado este tarda más en subir y sube menos en su indicación, pero es más sensible a la carga del motor y no está filtrado como el del agua, la verdad es que es más útil que el más habitual de refrigerante, termínanos dando la razón y el cambio ha sido favorable, aún así nos molesta el simplismo que este recorte ha dejado en el cuadro, a veces dudamos que tan escueta información tenga una razón lógica.

Conforme andamos notamos como el coche va ganando aplomo, la inicial dureza de dirección ha pasado a un segundo plano ahora solo nos llegan lectura del asfalto podemos leer la carretera como si en braile estuviese escrita, el guiado es perfecto y la deriva nula, aumentamos el ritmo y el comportamiento del coche no deja de sorprendernos, abordamos las curvas cada vez con mayor velocidad y las suspensiones se lo tragan todo, frenamos en seco en alguna curva y nos asusta la facilidad de seguir la trayectoria de semejante maquina, son más de tonelada y media y la capacidad de agarre, la absorción de la dura suspensión y el chasis parece no pedir tregua, empezamos a sentirnos tremendamente cómodos, el motor empuja en bajos como una locomotora, en medios igual o más que en bajos, por un momento dudamos si el peso está inflado o si el motor es de mayor cilindrada, dejamos subir el régimen y pasamos las, 4000, 5000, 6000 y llegamos hasta las 7000 ,el sonido del motor nos turba los sentidos, en un acto involuntario subimos la radio pensando que la música que oímos sale de los altavoces, el zumbido que produce el baile del 6 cilindros en línea llega a embriagarnos, con lástima cambiamos de marcha y el empuje sigue siendo igualmente elevado, no hay relación que lleve mal el motor, da igual subir en marcha pares saltando las impares, que alternar las mismas pasando secuencialmente, la rapidez de la caja conjugada con el empuje del motor no anima a adjudicar continuamente relaciones, vemos que salvo maniobra de recuperación en bajos regimenes, no hay maniobra que no le siente de maravilla.

Las curvas enlazadas intentan balancear el coche, pero este sigue asentado al asfalto como si de un camino de hierro se tratara, las inercia son mínimas y solo la cierta incomodidad de los muelles nos hacen bajar el ritmo, miramos la radio y ¡¡sorpresa!! se oscurece la pantalla, al observarla, inclinamos levemente la cabeza y mágicamente aparecen nuevamente las emisoras en el dial, si la pantalla del cuadro nos parece muy lograda por que cuando el sol se cuela por el techo no molesta cambiando la tonalidad de rojo a blanco, en el del climatronic la cosa es diferente el aspecto es más cutre y en la radio, el aspecto es de juguete, a esto se suma que las gafas polarizadas empleadas en la conducción para eliminar los reflejos, lo dejan oscuro obligándonos a inclinar la cabeza.

bmw 325 i Todo el subidón que el coche proporciona se ve empeñado por estas menudencias y si para colmo tenemos la mala suerte de pillar un “tornillo” que nos obligue a parar por perder aire rápidamente las runflat nos permitirán llegar a un taller, pero los planes que tengamos hechos y trastoquemos por el percance nos dejaran ese mal sabor de boca que ni una buena publicidad sabrá endulzar y es que renunciar a las rueda de repuesto aunque repercuta en un aumento del maletero es un precio muy alto para nuestra ajetreada y encorsetada vida.

La verdad es que el coche se sigue comportando en carretera con un aplomo envidiable, dejando un margen al chasis que hace parecer al motor falto de un empuje que realmente tiene. Cuando llegamos a ciudad y queremos aparcar vuelve a perseguirnos la dureza de la dirección y a esto se suma que podemos fallar fácilmente las maniobra de 1º queriendo arrancar varias veces en 3º, esto junto con la maniobrabilidad que aunque no sea mala, es inferior a la que esperaríamos de un vehiculo de propulsión, no reduce la magnifica impresión que el coche proporciona.

Suerte que al bajarnos y cerrar, siempre que volvamos la cabeza miraremos con agrado su grácil silueta, soñando por volver a dar una vuelta, y es que si un berlina de las nuevas series 3 de BMW puede tener detractores de su aspecto estético, la imagen de este coupé nunca deja indiferente y aunque sea en una versión básica de motor como la que nos ocupa, hay mínimos en el automóvil que colman un máximo de deseo.



Consumos del coche Prueba BMW 325i

BMW 325 i
  Distancia Consumo Litros Litros
de marcador reales
Ciudad coche frio <5 km recorrido 20 km 14,5 L/100km 2,9 litros  
Autovía media 115 km/h 115 km 8,6 L/100km 9,89 litros  
Carretera exigente 30%/ 70%  media 135 km/h 370 km 10,6 L/100km 39,22 litros  
Ciudad carretera exigente 20% / 80% 155 km 14.7 L/100km 22,785 litros  
Ciudad 135 km 11,6 L/100 km 15,66 litros  
Ciudad exigente 80 km 14.9 L/100km 11.92 litros  
Carretera/ autovía 30% - 70% media 109 km/h 370 km 8,7 L/100km 32,19 litros  
  1245 km L/100km    
         
% km ciudad 21,37%      
% km carretera 27,79% total 134,57 136,5
% km autovía 50.84 %      
    error -1,44%  


Conclusion sobre el automovil Prueba BMW 325i

 

  Claros y sombras  
  Inmejorable
  • Comportamiento del chasis
  • Posibilidad de regular la temperatura de la salida de aire de aireadores con independencia del resto de salidas
 
Impresionante
  • Empuje del motor en todos los regimenes
  • Consumo en cargas parciales y en frío
  • Estabilidad
  • Suavidad de giro
  • Iluminación interior /exterior
  • Ajuste de la posición del conductor
  • Calidad constructiva
  • Suspensiones
  • Control de estabilidad permanece al quitar el DTC
Muy bueno
  • Desarrollos del cambio
  • Calidad de acabado
  • Estabilidad
  • precisión de la lectura del cuadro
  • Control de velocidad
Bueno
  • Presentación de la información
  • Manejabilidad de la dirección
  • Mecanismo para acercar cinturones
  • Tacto del cambio
Mejorable
  • Estanqueidad de las puertas a alta velocidad
  • Maniobrabilidad en garajes
  • Respaldo de los asientos delanteros
  • El control de tracción DTC mata literalmente el coche con demasiada facilidad
Aceptable
  • Vano motor aislamiento de zona calientes
  • Desembrague muy abajo que obliga a pisar a fondo el mismo en los cambios
  • Mala inserción de la 1º relación en cambios rápidos de maniobras
Muy mejorable
  • Ausencia de rueda de repuesto
Imperdonable
  • Mala polarización de la presentación de la pantalla de la radio
     


Valoracion del coche BMW Prueba BMW 325i

  BMW 325 i  
 

Valoración

Puntuacion  
  Chasis 4.3  
  Suspensión 4.4  
  Motor 4.1  
  Dirección 4.1  
  Cambio 3.9  
  Habitabilidad 4.1  
  Maletero/Habitabilidad 4.2  
  Confort 4.4  
  acabado/Equipamiento 3.9  
  Puesto coducción 4.4  
  Seguridad Activa 4.5  
  Frenos 4.3  
  Consumo / Economina 3.6  
  Seguridad Pasiva 4.2  
       
  Media Total Ponderada 4.17  
     

1.- Mal    2.- Aceptable   3.- Bien    4.- Admirable    5.- Excelente



Los frenos del BMW Prueba BMW 325i

 

bmw 325 i

La grafica de potencia en aceleración llega a más de 120 Kw ( 163 cv) conseguidos en 2º a los 8 seg, que sumando las perdidas de potencia en rozamientos implican que la potencia entregada por el motor está por encima de 200 cv , la subida es muy lineal, aunque se da una pequeña pérdida de tracción en el arranque que generan una pérdida de casi 0,5 seg

bmw 325 i



Curva de potencia del BMW 325i Prueba BMW 325i

 

bmw 325 i

La grafica de potencia en aceleración llega a más de 120 Kw ( 163 cv) conseguidos en 2º a los 8 seg, que sumando las perdidas de potencia en rozamientos implican que la potencia entregada por el motor está por encima de 200 cv , la subida es muy lineal, aunque se da una pequeña pérdida de tracción en el arranque que generan una pérdida de casi 0,5 seg

bmw 325 i



Prueba BMW 325 i

 
DIESEL BERLINA Precio tarifa Precio con descuento Calcular seguro Ofertas préstamos
143 cv BMW 318d 31.800 € 29.300 € calcular seguros coche prestamos coche
177 cv BMW 320d 35.400 € 32.700 € calcular seguros coche prestamos coche
177 cv BMW 320d Automático 37.781 € 34.850 € calcular seguros coche prestamos coche
197 cv BMW 325d 39.900 € 36.850 € calcular seguros coche prestamos coche
231 cv BMW 330d 44.000 € 40.650 € calcular seguros coche prestamos coche
231 cv BMW 330d Automático 46.478 € 42.950 € calcular seguros coche prestamos coche
231 cv BMW 330xd 47.000 € 43.450 € calcular seguros coche prestamos coche
231 cv BMW 330xd Automático 49.478 € 45.750 € calcular seguros coche prestamos coche
286 cv BMW 335d Automático 49.600 € 45.850 € calcular seguros coche prestamos coche
DIESEL COUPE
177 cv BMW 320d Coupé 38.200 € 35.250 € calcular seguros coche prestamos coche
197 cv BMW 325d Coupé 42.700 € 39.450 € calcular seguros coche prestamos coche
231 cv BMW 330d Coupé 47.300 € 41.750 € calcular seguros coche prestamos coche
231 cv BMW 330d Coupé Automático 49.901 € 46.150 € calcular seguros coche prestamos coche
231 cv BMW 330xd Coupé 50.300 € 46.550 € calcular seguros coche prestamos coche
231 cv BMW 330xd Coupé Automático 52.901 € 48.900 € calcular seguros coche prestamos coche
286 cv BMW 335d Coupé Automático 53.900 € 49.850 € calcular seguros coche prestamos coche
DIESEL CABRIO
197 cv BMW 325d Cabrio 50.700 € 46.900 € calcular seguros coche prestamos coche
231 cv BMW 330d Cabrio 54.600 € 50.500 € calcular seguros coche prestamos coche
231 cv BMW 330d Cabrio Automático 57.201 € 52.900 € calcular seguros coche prestamos coche
DIESEL FAMILIAR
143 cv BMW 318d Touring 33.700 € 31.100 € calcular seguros coche prestamos coche
177 cv BMW 320d Touring 37.300 € 34.450 € calcular seguros coche prestamos coche
177 cv BMW 320d Touring Automático 39.681 € 36.650 € calcular seguros coche prestamos coche
197 cv BMW 325d Touring 41.800 € 38.600 € calcular seguros coche prestamos coche
231 cv BMW 330d Touring 45.900 € 42.450 € calcular seguros coche prestamos coche
231 cv BMW 330d Touring Automático 48.378 € 44.700 € calcular seguros coche prestamos coche
231 cv BMW 330xd Touring 48.900 € 45.200 € calcular seguros coche prestamos coche
231 cv BMW 330xd Touring Automático 51.378 € 47.500 € calcular seguros coche prestamos coche
286 cv BMW 335d Touring Automático 51.500 € 47.650 € calcular seguros coche prestamos coche
 
GASOLINA BERLINA
 143 cv BMW 318i 30.100 € 27.750 € calcular seguros coche prestamos coche
 143 cv BMW 318i Automático 32.578 € 30.000 € calcular seguros coche prestamos coche
170 cv BMW 320i 33.700 € 31.100 € calcular seguros coche prestamos coche
170 cv BMW 320i Automático 36.178 € 33.350 € calcular seguros coche prestamos coche
218 cv BMW 325 38.800 € 35.850 € calcular seguros coche prestamos coche
218 cv BMW 325 Automático 41.278 € 38.100 € calcular seguros coche prestamos coche
218 cv BMW 325 xi 41.800 € 38.600 € calcular seguros coche prestamos coche
218 cv BMW 325 xi Automático 44.278 € 40.900 € calcular seguros coche prestamos coche
272 cv BMW 330i 42.700 € 39.450 € calcular seguros coche prestamos coche
272 cv BMW 330i Automático 45.178 € 41.750 € calcular seguros coche prestamos coche
272 cv BMW 330 xi 45.700 € 42.250 € calcular seguros coche prestamos coche
272 cv BMW 330 xi Automático 48.178 € 44.550 € calcular seguros coche prestamos coche
306 cv BMW 335i 46.100 € 42.600 € calcular seguros coche prestamos coche
306 cv BMW 335i Automático 48.578 € 44.900 € calcular seguros coche prestamos coche
306 cv BMW 335xi 49.100 € 45.400 € calcular seguros coche prestamos coche
306 cv BMW 335xi Automático 51.578 € 47.700 € calcular seguros coche prestamos coche
GASOLINA COUPE
170 cv BMW 320i Coupé 36.400 € 33.550 € calcular seguros coche prestamos coche
218 cv BMW 325i Coupé 41.900 € 38.700 € calcular seguros coche prestamos coche
218 cv BMW 325i Coupé Automático 44.501 € 41.100 € calcular seguros coche prestamos coche
218 cv BMW 325xi Coupé 44.900€ 41.500 € calcular seguros coche prestamos coche
218 cv BMW 325xi Coupé Automático 47.501 € 43.900 € calcular seguros coche prestamos coche
272 cv BMW 330i Coupé 46.100 € 42.600 € calcular seguros coche prestamos coche
272 cv BMW 330i Coupé Automático 48.701 € 45.000 € calcular seguros coche prestamos coche
272 cv BMW 330xi Coupé 49.100 € 45.400 € calcular seguros coche prestamos coche
272 cv BMW 330xi Coupé Automático 51.701 € 47.800 € calcular seguros coche prestamos coche
306 cv BMW 335i Coupé 50.100 € 46.350 € calcular seguros coche prestamos coche
306 cv BMW 335i Coupé Automático 52.701 € 48.750 € calcular seguros coche prestamos coche
306 cv BMW 335xi Coupé 53.100 € 49.100 € calcular seguros coche prestamos coche
306 cv BMW 335xi Coupé Automático 55.701 € 51.500 € calcular seguros coche prestamos coche
420 cv BMW M3 Coupé 71.900 € 66.600 € calcular seguros coche prestamos coche
GASOLINA CABRIO
170 cv BMW 320i Cabrio 44.400 € 41.000 € calcular seguros coche prestamos coche
170 cv BMW 320i Automático Cabrio 47.001 € 43.450 € calcular seguros coche prestamos coche
218 cv BMW 325i Cabrio 49.600 € 45.850 € calcular seguros coche prestamos coche
218 cv BMW 325i Automático Cabrio 52.201 € 48.250 € calcular seguros coche prestamos coche
272 cv BMW 330i Cabrio 53.900 € 49.850 € calcular seguros coche prestamos coche
272 cv BMW 330i Automático Cabrio 56.201 € 52.000 € calcular seguros coche prestamos coche
306 cv BMW 335i Cabrio 58.100 € 53.750 € calcular seguros coche prestamos coche
306 cv BMW 335i Automático Cabrio 60.701€ 56.200  € calcular seguros coche prestamos coche
GASOLINA FAMILIAR
143 cv BMW 318i Touring 32.000 € 29.150 € calcular seguros coche prestamos coche
143 cv BMW 318i Touring Automático 34.478 € 31.450 € calcular seguros coche prestamos coche
170 cv BMW 320i Touring 35.600 € 32.450 € calcular seguros coche prestamos coche
170 cv BMW 320i Touring Automático 38.078 € 101.256 € calcular seguros coche prestamos coche
218 cv BMW 325i Touring 40.700 € 36.850 € calcular seguros coche prestamos coche
218 cv BMW 325i Touring Automático 43.178 € 39.450 € calcular seguros coche prestamos coche
218 cv BMW 325xi Touring 43.700 € 39.650 € calcular seguros coche prestamos coche
218 cv BMW 325xi Touring Automático 46.178 € 44.950 € calcular seguros coche prestamos coche
272 cv BMW 330i Touring 44.600 € 40.732 € calcular seguros coche prestamos coche
272 cv BMW 330i Touring Automático 47.078 € 43.050 € calcular seguros coche prestamos coche
272 cv BMW 330xi Touring 47.600 € 43.500 € calcular seguros coche prestamos coche
272 cv BMW 330xi Touring Automático 50.078 € 45.800 € calcular seguros coche prestamos coche
306 cv BMW 335i Touring 48.000 € 43.850 € calcular seguros coche prestamos coche
306 cv BMW 335i Touring Automático 50.478 € 46.150 € calcular seguros coche prestamos coche
306 cv BMW 335xi Touring 51.000 € 46.650 € calcular seguros coche prestamos coche
306 cv BMW 335xi Touring Automático 53.478 € 48.900 € calcular seguros coche prestamos coche

 

Prueba y Redacción: Juan José Hidalgo

 



Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Enero 2007

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche