Prueba KAWASAKI Z800

LA HEREDERA

La Kawasaki Z800 desde su nacimiento se ha tenido que enfrentar a un reto verdaderamente difícil, mantenerse en lo más alto del ranking de ventas, en el número uno, su nombre y modelo, herencia legada por la anterior 750. Ha recogido el testigo y aunque la competencia aprieta, está realizando su relevo de manera impecable manteniéndose en cabeza sin desfallecer. Es una luchadora nata, con talento y cualidades suficientes como para mantener su privilegiada posición hasta que pueda pasar el testigo a su sucesora

 

La serie Z de Kawasaki es la moto más vendida de más de 125 de nuestro mercado pero para mantenerse en la cumbre hay que evolucionar y Kawasaki lo ha hecho con esta 800. Básicamente aporta más potencia, pero sobre todo un comportamiento mucho más refinado, que logran una de las más agradables y más completas naked de clase media que he probado.

He tenido la moto un par de semanas y como siempre, la he utilizado para todo, mucha ciudad incluida y te puedo decir que con respecto a la 750 aporta bastante más que un simple aumento de cilindrada. La siete y medio cosechó un enorme éxito comercial pero nunca llegó a ser una de mis motos favoritas, me parecía poco fina, algo pesada y no me transmitía demasiada confianza la parte ciclo en conducción deportiva. Mi opinión cambio bastante cuando probé la versión Z750R, con un comportamiento dinámico claramente superior cuando la “apretabas las tuercas”. Ahora esta Z800 me ha parecido otra cosa. Sigue siendo un poco pesada, incluso algo más que su antecesora, pero ofrece una conducta más sana y un trato más amistoso y agradable en cualquier circunstancia.

 

REVISIÓN A FONDO DEL MOTOR

Con sus 113 CV declarados es en teoría 7 CV más potente que la 750, y también tiene 5 Nm más de par (83 Nm y antes 78 Nm), pero como te decía destaca sobre todo por la suavidad de su nuevo motor, que ofrece un tacto fantástico y una respuesta realmente dulce. Noto una conexión muy directa entre el puño de gas y la potencia que va a la rueda trasera, y hablando de ruedas, puedo levantar la delantera con mucho control en aceleración, dosificar su altura, cortar ligeramente el gas para cambiar de marcha y seguir suavemente con la rueda en el aire. Kawasaki Z800Este lujo de cara a la galería (los más sensatos suelen poner el grito en el cielo con cierta razón), es un buen indicativo del excelente grado de dosificación y sana energía que proporciona el motor.

Como te decía las mejoras van más allá de un simple aumento de cilindrada de este cuatro cilindros en línea, que pasa de 748 cc a 806 cc, solamente aumentando el diámetro de los pistones. Además éstos son más ligeros, con la falda más corta, por lo que tienen menos rozamientos internos, y también han aumentado la relación de compresión. En el sistema de admisión han optimizado el trabajo de los inyectores y las toberas por donde entra la mezcla son de mayor diámetro.

El funcionamiento del motor es redondo, con un bajísimo, por no decir nulo, nivel de vibraciones, a lo que hay que sumar el buen funcionamiento del conjunto embrague y caja de cambios. Esta es de seis velocidades, el tacto del selector no es ni blando ni duro, con un recorrido preciso y rápido. Para que fuera de diez, solo faltaría montarle un sistema de esos semi-automático que no hace falta cortar gas ni tocar el embrague para subir de marcha (quick-shifter). 

Solo le voy a poner una pega al apartado de la transmisión, que además es de muy fácil solución. El desarrollo final es más corto que el anterior modelo porque le han añadido dos dientes más a la corona de la rueda trasera, cosa que no entiendo en absoluto, si Kawasaki Z800fuera mi moto lo primero que haría sería quitárselos y seguramente le quitaría alguno más. Con este desarrollo casi no hace falta nada más que la sexta cuando circulamos por carretera y estás buscando constantemente una “séptima” e incluso una “octava”. No te quiero exagerar, pero incluso he llegado a arrancar de algún semáforo en cuarta marcha, solo tirando de embrague un poquito más de lo normal. Además este desarrollo tan corto no permite aprovechar todo el potencial para alcanzar la velocidad máxima que le correspondería y por los pelos llega a los 220 km/h reales. Se que es una velocidad más que suficiente, pero también se resiente la velocidad de crucero que va a más revoluciones de lo que debería y por lo tanto perjudica las cifras del consumo medio. Dicho sea de paso, aún así no se ha mostrado demasiado tragona, puedo contrastar una media de 6,8 litros en una utilización mixta, tanto en ciudad como en carretera y casi siempre a un ritmo bastante alegre. Seguro que con un desarrollo de dos o tres dientes menos en la corona, mejoraría esta cifra.



PARTE CICLO A LA ALTURA

Las cualidades del propulsor vienen acompañadas de una mejorada en el bastidor, que se sigue fabricando con materiales bastante austeros, protagonizado por una gran espina central de tubo de acero. Hay poca profusión de aluminio u otros materiales más sofisticados en su construcción, pero todo esta convenientemente carrozado y bien tapadoKawasaki Z800 para conseguir un aspecto general cuidado y atractivo. Luego sus cotas y medidas están bien estudiadas y se complementa con componentes de buena calidad. Por ejemplo las suspensiones son KYB (Kayaba), regulables en precarga de muelle e hidráulico en extensión en ambos trenes, ofrecen un rendimiento equilibrado que va bien en cualquier escenario; además puedes jugar y encontrar el reglaje que más se adapte a tú gusto, siempre dentro de unas limitaciones, como es lógico. En su configuración de serie rodando a un ritmo normal, ofrece suavidad y equilibrio, son bastante cómodas en conducción tranquila y si decides sacar a relucir tus dotes de pilotaje también te permiten disfrutar de la potencia y alegría del motor sin comprometer seguridad y menoscabar tú confianza. No me cabe duda que su sano comportamiento y su facilidad de conducción es una de las grandes bazas de esta Z800, de lo mejor de su categoría.



UTILITARIA Y DEPORTIVA

A sus mandos resulta una moto bastante confortable, a pesar de la consabida ausencia de protección aerodinámica de las naked, con una posición de conducción natural y un asiento cómodo pero que deja sentir bien lo que sucede en el asfalto. Además el tapizado tiene buena adherencia, es estrecho en su unión con el depósito y las entalladuras de este permiten sujetarse muy bien cuando nos descolgamos. Lo contrario que le Kawasaki Z800sucede al tapizado del pasajero que desliza, si somos bruscos conduciendo nuestro acompañante está constantemente chocando con nuestra espalda, por lo que es recomendable conducir suave cuando vayamos en pareja. 

En cuanto al peso la 800 ha engordado 3,6 kg con respecto a la 750, (229,6 kg por 226 de la Z750 o 223,5 de la Z750 R, con todos los llenos hechos), tal vez este será un punto a mejorar. Pero cuando insertas la marcha y sueltas el embrague todo es suavidad y dulzura de funcionamiento, se mueve por ciudad con desenvoltura, a pesar de que su radio de giro no es demasiado amplio.

En carretera no es tan ágil como algunas competidoras más livianas y hay que esforzarse un poquito en las rápidas transiciones de un lado a otro al abordar secuencias de virajes enlazados a buena velocidad. Pero como recompensa la sientes noble, firme y aplomada, te da confianza en su conducción, Kawasaki Z800sobre todo cuando vas bien apoyado en mitad del viraje.

Por su parte el motor tiene un empuje superior en toda la banda de potencia, y sin llegar a las brutales sensaciones de las 1000, es capaz de ofrecerte prestaciones para disfrutar y divertirte más que de sobra en carretera. En el apartado frenos cumple con nota a pesar de continuar con su línea de austeridad. No lleva pinzas ni bomba radial, pero el tamaño de los discos han crecido con respecto a la 750, ahora son de 310 mm (antes de 300 mm) y además como opción la podemos pedir con ABS.

Resumiendo un poco acerca de su comportamiento, lo que más destacaría es su agradable y equilibrado compromiso general, es una moto que se encuentra cómoda en todas situaciones, es amigable con el conductor, facilitándole mucho las cosas lo cual es muy de agradecer pues te regala una grata sensación de dominio y seguridad, sobre todo a los conductores menos expertos.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR LA KAWASAKI Z800?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar la Kawasaki Z800, hemos tomado como referencia un hombre de 37 años casado, con 12 de antigüedad de carné, que vive en Toledo, guarda la moto en garaje privado y recorre hasta 8.500 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliados, es Pont Grup con un precio de 226 € y con una calidad en la póliza de 5.34.



CONCLUSIÓN

Se ha cumplido hace poco el 40 aniversario de la saga Z de Kawasaki, y la marca verde nunca ha fallado con este modelo. La Z800 cumple sus objetivos, gracias a un trabajo bien desarrollado y una estudiada evolución sigue siendo una superventas en casi todos los mercados del mundo por sus convincentes argumentos. Además hay disponible una versión con 98 CV para poder ser limitada según las exigencias legales y aptas para el carné A2, que supone también un buen número de clientes potenciales.

En cuatro palabras te diré que me ha parecido una moto equilibrada, accesible, sin fisuras, con una estética llamativa que parece querer ocultar lo que en realidad es una moto práctica y sencilla que da mucho y exige poco.

Equipamiento probador:
CascoShoei NXR
BotasBMW Air Flow 2
GuantesBMW Air Flow
Chaqueta: LS2
Pantalón: Axo Denim



A favor

- El funcionamiento de su nuevo motor

En contra

- El desarrollo final demasiado corto

Prueba y Redacción: Mariano Urdin
Fotos: Javier Ortega
Octubre 2014

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar