Comparativa
BMW G 310 R &
KTM 390 Duke

La BMW G 310 R es una moto más equilibrada y, a priori, menos deportiva que la KTM 390 Duke, pero su aplomo, precisión y solidez en virajes rápidos son superiores. La Duke 390 es una moto divertidísima, una especialista en subidas a puertos de montaña plagados de curvas serpenteantes sin importar en exceso el estado del asfalto. Es 309 euros más cara que la BMW, que se justifican con un motor más potente y un equipamiento más completo.

> Ficha técnica KTM 390 Duke

Características

BMW G 310 R

KTM 390 Duke

Precio 5090 euros 5399 euros
Dimensiones  
Longitud 2005 mm N.D.
Anchura 820 mm N.D.
Altura 1080 mm N.D.
Altura del asiento 785 mm 830 mm
Motor y transmisión  
Configuración de motor Monocilíndrico, 4 tiempos Monocilíndrico, 4 tiempos
Cilindrada 313 cc 373 cc
Potencia 34 CV / 9500 rpm 44 CV / 9000 rpm
Refrigeración Agua Agua
Número de marchas 6 6
Chasis  
Tipo Tubular de acero Tubular de acero
Suspensión delantera Horquilla telescópica invertida / Barras de 41 mm Horquilla telescópica invertida / Barras de 43 mm
Recorrido 140 mm 142 mm
Suspensión trasera Monoamortiguador Monoamortiguador
Recorrido 131 mm 150 mm
Freno delantero Disco de 300 mm con pinza de 4 pistones, ABS Disco de 320 mm con pinza de 4 pistones, ABS
Freno trasero Disco de 240 mm con pinza de 2 pistones, ABS Disco de 230 mm con pinza de 1 pistón, ABS
Dimensiones neumático delantero 110/70 ZR17 110/70 ZR17
Dimensiones neumático trasero 150/60 ZR17 150/60 ZR17

Comparativa BMW G 310 R & KTM 390 Duke

INTRODUCCIÓN

La BMW G 310 R y la KTM 390 Duke son dos modelos que comparten los mismos objetivos pero que recorren distintos caminos para llegar hasta ellos. Ambas están dirigidas a nuevos usuarios que se inician con el carné A2, pero también han sido concebidas para captar nuevos clientes y conquistar mercados emergentes donde las cifras de ventas son millonarias.

Con la G 310 R, BMW inicia el reto de adentrarse en un mercado absolutamente desconocido para la marca, pero al que auguran un gran futuro. BMW tiene claro que para conseguir el éxito necesitan un producto atractivo, divertido, que transmita buenas sensaciones y tenga su innegable imagen de marca, pero también funcionalidad, sencillez, robustez y, muy importante, un precio competitivo. BMW afirma que este modelo cumple con todas estas premisas y no es solamente el escalón de acceso a la marca.

Con la Duke 390, KTM se adelantó casi cuatro años a BMW persiguiendo esos mismos objetivos. Es una moto ágil, divertida, y el sello de KTM no solo está impreso en los laterales de su depósito, sino también en su faceta deportiva. Para su desarrollo emplearon la base de las Duke 125/200, convenientemente dimensionada para acoger su nueva cilindrada y superiores prestaciones.

Comparativa BMW G 310 R & KTM 390 Duke

Para crear estos dos modelos, las dos marcas han empleado su propia tecnología, pero para ser competitivas en un mercado en el que el precio es un factor fundamental, las dos se fabrican en la India. KTM tiene como socio al grupo industrial Bajaj y BMW al fabricante TVS, que produce más de 2,3 millones de motos para su mercado doméstico. Las dos marcas cuentan con su propia cadena de montaje dentro de las instalaciones de sus socios, y personal que certifica su control de calidad. Mientras que la BMW es una moto absolutamente nueva puesta a la venta en 2017, la KTM también es un modelo 2017 pero que utiliza la mayor parte de componentes del modelo presentado en junio del 2013. Las dos son marcas de prestigio, con una fantástica imagen y un gran servicio postventa, y es seguro que ninguna de las dos va a defraudar a sus futuros clientes, pero la KTM parte con la ventaja de tener más experiencia en esta categoría.

La BMW es una moto ligeramente más grande y pesada que la KTM, a pesar de que esta última tiene 2,4 litros más de capacidad de gasolina. Su asiento está situado más bajo y es más fácil llegar con los dos pies al suelo. Su depósito de combustible es también algo más largo y el manillar queda más lejos. El triángulo que forman el asiento, el manillar y las estriberas configuran una postura ligeramente deportiva para el conductor, aunque no incómoda. La postura sobre la KTM es más parecida a la que se adopta sobre una motocicleta de estilo supermotard: es más alta, el cuerpo está más erguido y la combinación de depósito de combustible corto y manillar ancho hace que la sensación sea la de ir sentados prácticamente sobre el eje delantero. Las estriberas están más bajas que en la BMW. Es una postura diferente, poco convencional, pero no es incómoda.

Comparativa BMW G 310 R & KTM 390 Duke

La instrumentación de la KTM está formada por una pantalla digital a color que proporciona multitud de información, aunque a veces no demasiado legible. Tiene un ordenador de a bordo que se maneja desde la piña izquierda de manera bastante intuitiva. En los múltiples menús que ofrece se puede seleccionar un modo de conducción que desconecta el ABS trasero. También desde ese mando se controla el sistema “KTM My Ride”, que por medio de una aplicación permite vincular el teléfono móvil con la moto y controlar las funciones que se mostrarán en la pantalla sin quitar las manos del manillar.

CHASIS

Los bastidores se basan en estructuras tubulares de acero en las que el motor forma parte del conjunto, con el basculante de la suspensión trasera de doble brazo construido en fundición de aluminio. Las medidas de sus ruedas son las mismas y en frenos y suspensiones utilizan elementos similares, sencillos, pero de suficiente calidad. Por ejemplo, los frenos de ambas motos son de la marca ByBre, que Brembo fabrica en la India para este tipo de motos de pequeña y media cilindrada. Aunque sin el nivel de sofisticación de estos últimos, su funcionamiento es correcto y, como son motos ligeras, las dos frenan con la suficiente potencia, aunque tal vez algo mejor la KTM. Las manetas regulables de la Duke 390 también contribuyen a manejar los mandos con más comodidad.

Comparativa BMW G 310 R & KTM 390 Duke

En las suspensiones ambas marcas utilizan una horquilla invertida delantera y un momoamortiguador trasero. Ninguna tiene ningún tipo de regulación, pero absorben bien los baches a baja velocidad y se comportan con suficiente firmeza en conducción deportiva. La KTM se desmarca de su rival con barras de horquilla de mayor diámetro y recorridos más largos en ambos ejes, con los que absorbe fácilmente las irregularidades de la superficie, pero que también provocan transferencias de pesos más acusadas en fuertes aceleraciones y frenadas.

MOTORES

Sus motores son monocilíndricos, con refrigeración líquida, doble árbol de levas en culata, cuatro válvulas y sistema de alimentación por medio de modernos sistemas de inyección electrónica, y ambas cumplen la normativa Euro 4. Las medidas internas marcan diferencias, con una carrera un poco más corta y un diámetro del pistón claramente más grande para la KTM. Esta diferencia hace que al motor de la KTM aumente de régimen con velocidad. El diseño del motor de la BMW es muy peculiar, con el cilindro ligeramente inclinado hacia atrás y la culata girada 180º con respecto a la posición que entendemos como tradicional. La admisión se encuentra en la parte delantera, frente a la marcha, con la caja de admisión en la parte frontal superior tapada por la carrocería del depósito de gasolina, y el escape con salida por detrás, con el catalizador y silencioso incorporado.

Comparativa BMW G 310 R & KTM 390 Duke

Sus transmisiones son convencionales y ambas utilizan cajas de cambio de toma constante de seis velocidades, embrague multidisco en baño de aceite y transmisión final por medio de un conjunto de piñón, corona y cadena. El mantenimiento de la transmisión es el típico de estos sistemas, con engrases periódicos y sustituciones en función del desgaste propio del uso, que será más acusado según el tipo de conducción que de los kilómetros recorridos. Ambas tienen embrague con sistema de deslizamiento en reducciones, que evita bloqueos de la rueda trasera al bajar marchas bruscamente.

COMPORTAMIENTO

Sobre el papel, la KTM Duke 390 parece ser muy superior a la BMW G 310 R. Su motor es más potente y sus dimensiones y peso son más contenidos, pero en la realidad estas diferencias no han sido tan claras.  

La postura que se adopta a los mandos de la BMW G 310 R, con el peso centrado y el pecho ligeramente inclinado hacia delante, es más natural y sus dimensiones también permiten que usuarios de todas las tallas se encuentren a gusto a sus mandos. La postura de conducción que se adopta sobre la KTM, con los brazos abiertos, el pecho erguido y el peso muy adelantado, recuerda directamente a las motocicletas de estilo supermotard. Su distancia entre ejes es muy corta, gira con muchísima facilidad incluso en curvas cerradas y acelera mejor que la BMW al salir de las curvas. En estas condiciones es imbatible, incluso por motos de cilindrada muy superior pero cuya agilidad y velocidad de paso por curva no son tan elevadas.

Comparativa BMW G 310 R & KTM 390 Duke

El motor de la BMW responde muy bien a cualquier régimen y en cualquier escenario, aunque a partir de 7000 revoluciones el manillar vibra demasiado y la visión por los espejos retrovisores es dificultosa. Es verdad que sus prestaciones son inferiores a las de la KTM pero, en marcha, la diferencia de potencia no parece tan evidente. Cuando el desnivel de la carretera aumenta y las curvas son más abundantes, la KTM saca a relucir su mayor potencia y agilidad, y a la BMW le resulta difícil seguir su estela. Pero cuando la carretera se hace más fluida, los desniveles desaparecen y el asfalto mejora, el comportamiento de la BMW es mejor. También es más cómoda porque la postura que hay que adoptar es un poco más aerodinámica y el peso del cuerpo se reparte mejor entre el asiento y las manos.

En ciudad, su comportamiento se iguala. Por sus dimensiones, ligereza y cotas de dirección, la KTM es más ágil y serpentea con mucha facilidad entre el tráfico urbano. Tiene la desventaja de tener el asiento un poco más alto, y eso puede restar confianza para que los conductores de menor talla lleguen al suelo con seguridad con los dos pies.

Comparativa BMW G 310 R & KTM 390 Duke

Las dos son marcas de prestigio, con una fantástica imagen y un gran servicio postventa, y es difícil que ninguna de las dos vaya a defraudar a sus futuros propietarios. La G 310 R es el primer modelo de BMW en esta nueva categoría y tiene detalles mejorables como las vibraciones que llegan al manillar, mientras que la Duke 390 tiene más experiencia y menos defectos de juventud.

¿CUÁNTO CUESTA EL SEGURO DE UNA DE ESTAS MOTOS?

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar la BMW G 310 R o la KTM 390 Duke, en la fecha en que se ha realizado esta comparativa. Para ello, hemos tomado como perfil de referencia el de una persona de 32 años, casado, con 12 años de antigüedad de carné, que vive en Sevilla, guarda la moto en un garaje privado y recorre hasta 6000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más bajo para un seguro a terceros ampliados es Mutua Madrileña, con 215 euros al año para la BMW y 210 euros para la KTM. La póliza de Mutu Madrileña, además, obtiene una nota de 4.85 puntos sobre 10 con el sistema de puntuación de Arpem en lo que a calidad se refiere. En el caso de optar por un seguro a terceros, Mapfre (calidad de la póliza de 3.35 puntos) da un precio anual de 83 euros (sin asistencia en viajes) para la G 310 R, mientras que para la 390 Duke da un precio de 92 euros. 

Comparativa BMW G 310 R & KTM 390 Duke

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Pablo Alonso - Arpem
Julio 2017

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar