A pesar de que el mejor equipamiento para un motorista es un seguro con coberturas que garanticen los daños de la moto y las lesiones del conductor, no cabe duda de que una buena vestimenta y un buen casco pueden reducir notablemente el alcance de las lesiones tras un accidente en tu viaje en motocicleta. El equipamiento del motorista suele tener un alto coste en el mercado y no todo el mundo se puede permitir la compra de un buen casco, de una chaqueta de cuero con protecciones en los hombros y en los codos, de unas botas de calidad o de unos guantes que te protejan de una más que probable abrasión tras una caída.

En este artículo encontrarás:

¿Es conveniente asegurar el equipamiento?

Tanto si eres de los que se ha gastado una buena cantidad de dinero como si solo has comprado el casco y los guantes (de uso obligatorio), es muy probable que quieras asegurar todo el equipamiento, por lo que, antes de subirte a la moto, revisa qué aseguradoras pueden ayudarte ante estas eventualidades y contrata el seguro con ellos a través de nuestro comparador de seguros de moto online.

¿Es imprescindible asegurar la vestimenta?

Los daños que causes en la vestimenta tras un accidente a veces pueden suponer un desembolso equivalente o, incluso, superior a los desperfectos que ocasiones en la moto, pero mientras que un seguro a todo riesgo te paga los gastos de reparación de la moto en accidentes en los que resultes culpable, no siempre es así cuando es la vestimenta la que sufre el daño. La reparación o sustitución del equipamiento del motorista suele ser una garantía incluida de forma independiente en algunas pólizas de motos, es decir, no la encontrarás dentro de la cobertura de daños propios, como sí que sucede, por ejemplo, con la indemnización por daños en los accesorios opcionales de la motocicleta.

¿Qué ocurre con el casco?

Casi todo el mundo sabe que el uso del casco es obligatorio por ley cuando viajas en motocicleta y que no hacerlo supone una infracción grave con multa de 200 euros y que acarrea la pérdida de tres puntos en el carné de conducir. Cuando contratas un seguro de moto lo habitual es que pienses en proteger el vehículo propio y los daños personales que te puedas ocasionar en un accidente, pero ¿sabes que también puedes incluir una cobertura para los daños del casco incluso cuando tu póliza sea a terceros? La aseguradora no te cubrirá la reparación del casco si no ha sufrido daños a causa de un accidente amparado por la póliza, pero si cuando has tenido una caída en la que tu seguro deba indemnizarte por daños personales, por desperfectos en la moto o donde intervenga un tercero perjudicado.

¿Qué pasa si hay un tercero culpable?

Cuando en un accidente interviene un tercero que es considerado culpable, será su seguro quien pague todos los desperfectos, lo que incluye los ocasionados en la moto y las lesiones personales que te ocasionen, pero también por los daños del casco y de la vestimenta si han resultado dañados, independientemente si están o no incluidos en tu seguro. Para tener mayor garantía de que recibes la cantidad adecuada es recomendable que guardes las facturas de compra, así como que aportes fotografías de cada elemento dañado, pero si no tienes facturas puedes pedir al comercio donde lo adquiriste una factura proforma donde se acredite su valor.

¿Puede mi aseguradora ayudarme a reclamar estas indemnizaciones?

Tu aseguradora debe ayudarte a reclamar la indemnización por estos conceptos siempre y cuando tengas incluida la cobertura opcional de defensa y reclamación de daños o, si lo prefieres, puedes escoger que un abogado de tu confianza te acompañe en el proceso, pero en este caso las compañías limitan la ayuda hasta una cantidad que suele oscilar entre 200 € y 3000 €, según la entidad.

¿Qué compañías ofrecen esta cobertura?

Como sucede con la cobertura de daños en el casco, algunas aseguradoras ofrecen como complemento a su seguro de moto una garantía que cubre la reparación o sustitución de la vestimenta del motorista que resulte dañada tras un siniestro en el que has sido culpable. Para accidentes sin culpa, lógicamente, es el seguro de la parte contraria quien se hace cargo de indemnizarte por los daños personales y materiales. En la siguiente tabla puedes ver con qué compañías puedes contratar la cobertura de daños en el equipamiento que, en la mayoría de los casos, se trata de una garantía opcional, lo que implica que tienes que pagar un suplemento adicional.

ASEGURADORA PÓLIZA COBERTURA
AXA Siempre Seguro Opcional, hasta 250 €
Balumba Moto Opcional, hasta 400 €
Direct Mi Moto Opcional, hasta 250 €
Helvetia Pont Grup Opcional, hasta 600 €
MAPFRE Moto Hasta 400 €
Qualitas Auto Moto Opcional, hasta 600 €
Reale Moto Hasta 300 €
SegurMoto Moto Opcional, hasta 1000 €

Te interesa
¿Cuál es el equipamiento que hay que llevar en la moto según la Dirección General de Tráfico?

Los motoristas son muy vulnerables, además de los ciclistas y peatones. Al no tener carrocería, cuando se utilizan motocicletas y ciclomotores esta ausencia se debe compensar con un equipamiento diseñado y adaptado especialmente para proteger a conductor. Es importante disponer de una indumentaria apropiada y homologada para protegernos de golpes y caídas. Los guantes son también obligatorios además del caso y protegen de las ampollas, el viento, el sol, el frío y además, ayudan a prevenir cortes, moretones y arañazos en caso de sufrir un accidente de tráfico. La DGT recomienda, en verano, unos guantes finos, en textil o cuero ligero, sin relleno, y en invierno, de kevlar o cuero, más pesados, rellenos o con aislante. Los pantalones y la chaqueta deben ser de cuero o kevlar y de colores vivos para que se vean bien en la carretera y reflectantes para que se vean de noche.

¿Sabías que…?

A la hora de elegir un casco conviene que sea integral antes que un casco jet, porque garantiza la máxima protección y reduce lesiones faciales, de la barbilla y de la mandíbula inferior. También es importante tener en cuenta que disminuye el ruido del viento en los oídos, evita los golpes de viento en la cara y en los ojos, desvía los insectos y protege de forma muy completa si hay mal tiempo.
Las características que debe reunir el casco son:

  1. Debe llevar una etiqueta de homologación ECE bien visible.
  2. Debe cubrir la frente por encima de las cejas, pero no apretarla.
  3. No debe moverse ni caer sobre los ojos del conductor.
  4. No debe dificultar la visión periférica.
  5. No debe reducir la visión de los motoristas con gafas.
  6. Debe ser cómodo.

Resumen

  • Una buena vestimenta y un buen casco pueden reducir notablemente el alcance de tus lesiones tras un accidente de motocicleta. Sin embargo, el equipamiento del motorista suele tener un alto coste en el mercado y no todo el mundo se lo puede permitir.
  • Tanto si eres de los que se ha gastado una buena cantidad de dinero como si solo has comprado el casco (de uso obligatorio), es muy probable que quieras asegurar todo el equipamiento.
  • Mientras que un seguro a todo riesgo te paga los gastos de reparación de la moto en accidentes en los que resultes culpable, no siempre es así cuando es la vestimenta la que sufre el daño.
  • La reparación o sustitución del equipamiento del motorista suele ser una garantía incluida de forma independiente en algunas pólizas de motos.
  • Sin embargo, no encontrarás esta cobertura dentro de daños propios, como sí que sucede, por ejemplo, con la indemnización por daños en los accesorios opcionales de la motocicleta.
  • También puedes incluir una cobertura para los daños del casco incluso cuando tu póliza sea a terceros. Algunas compañías te pagan la reparación o sustitución del casco por uno nuevo de similares características, cuando has tenido una caída por la que tu seguro deba indemnizarte por daños personales, por desperfectos en la moto o si interviene un tercero perjudicado.

FAQ – Preguntas frecuentes

¿Es obligatoria una vestimenta especial para conducir una mota?
Es obligatorio el casco y los guantes. Pero una buena vestimenta homologada puede reducir notablemente el alcance de tus lesiones tras un accidente en tu viaje en motocicleta.
¿Puedo asegurar el casco?
Algunas compañías te pagan la reparación o sustitución del casco por un nuevo de similares características, cuando has tenido una caída por la que tu seguro deba indemnizarte por daños personales, por desperfectos en la moto o si interviene un tercero perjudicado.
¿Puede asegurar el equipamiento?
Mientras que un seguro a todo riesgo te paga los gastos de reparación de la moto en accidentes en los que resultes culpable, no siempre es así cuando es la vestimenta la que sufre el daño. La reparación o sustitución del equipamiento del motorista suele ser una garantía incluida de forma independiente en algunas pólizas de motos.
¿En qué pólizas entra el seguro de la vestimenta de moto?
Algunas aseguradoras ofrecen como complemento a su seguro de moto una garantía que cubre la reparación o sustitución de la vestimenta del motorista que resulte dañada tras un siniestro en el que has sido culpable, aunque en la mayoría de los casos, se trata de una garantía opcional, lo que implica que tienes que pagar un suplemento adicional.