Ilustración: Víctor López

Un vehículo es declarado siniestro total cuando el coste de su reparación supera el 100% de su valor venal (valor de venta de un modelo de similares características y antigüedad en el mercado de segunda mano), aunque en algunas compañías lo consideran como tal cuando el coste supera el 75%. Cuando ocurre un percance en vehículos de cierta antigüedad cuyo valor venal es una cuantía muy reducida, cualquier pequeño golpe puede derivar en un siniestro total.

En este artículo encontrarás:

¿Qué pasa si mi vehículo es declarado siniestro total?

Si el motor ha sido desplazado, se ha tocado el chasis o han saltado los airbags, normalmente el vehículo se declara siniestro total, ya que, en estos casos, el arreglo superará el 75% del valor del coche. Y cuando un coche de cierta antigüedad es declarado siniestro total, y su valor venal tiene una cuantía muy reducida, la aseguradora no te paga la reparación, sino que te indemniza con el valor estipulado en la póliza, que suele ser este valor venal. En este valor está incluido el valor de los restos del coche. La compañía se queda con ellos para posteriormente venderlos a un desguace. El valor venal es el valor que su automóvil puede llegar a obtener en el mercado en perfecto estado de funcionamiento, es decir, sin estar accidentado o averiado. Este valor se consulta normalmente en unas tablas oficiales, que realiza la empresa Eurotax, basadas en las estadísticas de ventas de coches, teniendo en cuenta la antigüedad y el kilometraje.

¿Podría quedarme yo con los restos del coche?

Siempre tienes la opción de quedarte tú con estos restos y realizar por tu cuenta la reparación. En este caso la compañía te descontará de la indemnización el valor de las piezas, por lo que la cantidad será menor que si es ella quien se los queda. Puedes vender los restos a empresas dedicadas a ello o a particulares, pero debes de vender el vehículo entero. No se puede vender a un despiece sin ser profesional. Estas empresas se encargarán de sacar partido a los restos, tras realizar un cambio de nombre.

¿Qué valen los restos de un vehículo?

El valor de restos del vehículo es lo que vale nuestro coche o moto tras sufrir el accidente. Es lo que nos darían en un desguace por lo que quedó del vehículo, y obviamente será más o menos en función de las piezas que se puedan aprovechar y de los años del turismo.

¿Es posible reparar un vehículo aunque sea declarado siniestro total?

Cuando un vehículo es declarado siniestro total por la aseguradora, ésta debe pagar una indemnización conforme a lo que establezcan las condiciones generales de la póliza o proceder a la reposición del vehículo por otro de similares características. En el caso de que la entidad te pague la indemnización, aún es posible que lleves a cabo la reparación de los daños del vehículo si así lo prefieres.

¿Cuándo debo aceptar la indemnización?

Para los casos en los que el accidente es causado por un tercero, es la aseguradora de éste quien se hace cargo de cubrir los daños, bien garantizando el coste de la compra de otro vehículo de similares características y antigüedad, o bien reparando los daños si así lo solicitas y siempre que sea posible, ya que cuando el vehículo queda completamente destrozado y su reparación resulta antieconómica, deberás aceptar la fórmula de la indemnización.

Te interesa
Diferentes siniestros totales

Si tu vehículo sufre un incendio o una inundación, normalmente suele peritarse y declararse pérdida total, ya que el arreglo es inviable y comprometería su seguridad. En la mayoría de los casos queda cubierto por el seguro, pero en otros casos, el Consorcio de Compensación puede indemnizarte por tu vehículo inundado o incendiado. El valor de restos puede variar según la avería. Las empresas que compran los restos lo hacen para arreglar el coche, o para la utilización de las piezas. Por ejemplo, un vehículo quemado, o con daños muy graves, tiene un valor de restos bajo. Si la avería es menor, puede alcanzar un valor de restos mayor. La cotización de las piezas y el coste de la reparación (especialmente los materiales) son los principales factores que influyen sobre el valor de restos.

¿Sabías que…?
Algunos «profesionales» no acaban de transferir el coche y su titularidad bajo falsas promesas y luego tu coche se utiliza para cometer actos vandálicos. Por eso, la mejor opción es dar de baja el vehículo en un desguace, que es el único centro autorizado para ello. Así te asegurarás de que el vehículo no vuelva a circular y se use para nada extraño o delictivo con tu nombre. El vehículo siniestro total que entra a desguace se queda en el desguace para siempre.

Resumen

  • El siniestro total de un vehículo es declarado cuando su reparación cuesta más de lo que vale en el mercado de segunda mano, en el momento del accidente, teniendo en cuenta los años desde su primera matriculación.
  • Ante un siniestro total la aseguradora no te paga la reparación, sino que te indemniza con lo estipulado en la póliza, que para los vehículos antiguos suele ser el valor venal.
  • Puedes quedarte tú con los restos del coche y realizar por tu cuenta la reparación. En este caso, la aseguradora te descontará el valor de los restos de la indemnización.
  • Puedes vender los restos a empresas dedicadas a ello y entero, no desguazándolo.
  • El valor de los restos es lo que nos dan en un desguace por ellos, es decir, lo que quedó de nuestro vehículo tras el accidente.
  • Cuando el accidente lo causa un tercero es su aseguradora quien se encarga de cubrir los daños. Cuando el vehículo queda completamente destrozado, deberás aceptar la fórmula de la indemnización.

FAQ – Preguntas frecuentes

¿Qué significa que un coche sea declarado siniestro total?
Si el motor ha sido desplazado, se ha tocado el chasis o han saltado los airbags, normalmente el vehículo se declara siniestro total, ya que, en estos casos, el arreglo superará el 75% del valor del coche. Un siniestro total se considera cuando el valor de la reparación supera, normalmente, el 75% de su valor.
¿Qué hace la aseguradora en un caso de siniestro total?
Cuando un coche de cierta antigüedad es declarado siniestro total y su valor venal tiene una cuantía muy reducida, la aseguradora no te paga la reparación, sino que te indemniza con el valor estipulado en la póliza, que para los vehículos con más años de antigüedad suele ser el valor venal o de venta.
¿Puedo quedarme yo con los restos de mi coche?
Sí, puedes quedarte con el valor de los restos, pero en este caso la compañía de seguros te descontará el valor de las piezas de la indemnización, por lo que la cantidad será menor que si es ella quien se los queda. Puedes vender los restos a empresas dedicadas a ello o a particulares, pero debes de vender el vehículo entero y, al final, la cantidad que te ofrezcan será similar a lo que te dará la aseguradora.
¿Puedo reparar un coche que ha sido declarado siniestro total?
En el caso de que la entidad te pague la indemnización, aún es posible que lleves a cabo la reparación de los daños del vehículo por tu cuenta, si así lo prefieres. Pero puede ser complicado y puede comprometer la seguridad del vehículo. Ten en cuenta que en estos casos en los que la compañía te paga la indemnización por siniestro total, la compañía anula la póliza porque, teóricamente, el bien asegurado ha desaparecido y ya ha cumplido con su obligación de cubrir el riesgo, por lo que tendrás que contratar una póliza nueva.