Ilustración: Arpem.com

Como perjudicado en un accidente de tráfico tienes derecho a reclamar a la aseguradora del vehículo culpable todos los daños materiales y lesiones personales que se deriven del accidente y a ser indemnizado en un plazo no superior a 40 días. Lo que quizás no sabías es que además puedes demandar una cantidad por los perjuicios que esta situación te pueda ocasionar, como por ejemplo los gastos de desplazamiento si tu vehículo está inutilizable. Aunque lo habitual es que te paguen los recibos de taxis, autobús, tren, etc. que necesites para realizar tus desplazamientos, también puedes reclamar los gastos de alquiler de un vehículo de sustitución, independientemente de para qué lo vayas a utilizar en tu día a día.

En este artículo encontrarás:

¿Tengo derecho a un vehículo de sustitución de la aseguradora contraria tras un accidente?

Hasta hace poco tiempo solo te pagaban los gastos de desplazamiento si eras capaz de justificarlos como un gasto necesario u obligado, como por ejemplo para acudir al trabajo o a una cita médica, pero en ningún caso por motivos de ocio y tiempo libre. Sin embargo, la Audiencia Provincial de Madrid, en Sentencia del 4 de octubre de 2019, ha determinado que el propietario de un vehículo que resulte inocente en un siniestro tiene derecho a que le paguen los gastos que ocasione el alquiler de un coche de sustitución, sin que para ello sea necesario indicar las razones por las que se va a utilizar.
Fuente: Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, 4 de octubre de 2019

¿Qué dice la Ley?

La sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid establece que “la posesión o tenencia de un vehículo de motor implica la común necesidad de desplazamiento, ya por motivos laborales, ya por ocio o recreo, habiéndose convertido hoy para las familias en un objeto de primera necesidad… Por tal razón queda fuera de lugar la exigencia concreta y pormenorizada de la necesidad de utilización del vehículo, pues si se posee es para usarlo en cualquiera de los ámbitos de desarrollo de la actividad humana”. Así, la aseguradora del vehículo culpable tiene la obligación de asumir los gastos de este servicio hasta que se efectúe la reparación del vehículo del perjudicado o, en caso de pérdida total, hasta la adquisición de otro nuevo.

¿A qué tiene derecho el culpable del siniestro?

La compañía de seguros del vehículo culpable, aparte de pagarte los daños y perjuicios que te haya ocasionado su asegurado, debe atenderle a él conforme a lo que venga estipulado en la póliza. El conductor culpable solo podrá disponer de un vehículo de alquiler si tiene contratada dicha cobertura, cuyo servicio suelen ofrecer las compañías de forma opcional, es decir, pagando un suplemento adicional. Sin embargo, en este caso la cobertura suele estar condicionada a un número limitado de días, que habitualmente oscila entre los 7 y 30 días y, por otro lado, al tipo de taller donde acudas a reparar el coche, lo cual aparece recogido en la letra pequeña del contrato.

¿Qué condiciones exige la aseguradora contraria para reparar los daños materiales y personales de su asegurado?

Para que el conductor responsable tenga derecho a la reparación de los daños materiales del vehículo o a una indemnización por siniestro total, deberá tener incluida la cobertura de daños propios, que solo está disponible en pólizas a todo riesgo con y sin franquicia. Finalmente, para los daños personales del conductor, este tendrá derecho a asistencia sanitaria, así como a una indemnización por fallecimiento o invalidez, solo si tiene la cobertura voluntaria de seguro de accidentes del conductor, que se puede contratar con cualquier tipo de modalidad, desde el de terceros más básico hasta el todo riesgo más completo.

¿En qué situaciones mi compañía me puede ofrecer un coche de sustitución?

Solo se puede pedir un coche de sustitución –también llamado de cortesía- si esta cobertura está incluida de forma expresa en la póliza. Algunas aseguradoras la incluyen en los seguros a todo riesgo o los terceros ampliados, pero otras la ofrecen como opción, que se puede contratar por separado. De todas formas, aunque esta cobertura este incluida, es importante tener en cuenta en qué casos puede disfrutarse. En algunos casos, el vehículo de cortesía está condicionado a determinadas situaciones, como no dar positivo en un control de detención de alcohol y drogas, a no haber sido responsable en caso de accidente o a tener una antigüedad mínima en el carné.

Te interesa
Un coche de cortesía si el tuyo está en el taller

Si la solicitud de un vehículo de cortesía no tiene que ver con un parte de accidente –en ese caso la aseguradora ya tendrá conocimiento de lo que ha ocurrido–, es necesario justificar que nuestro coche está en el taller. Para ello es posible presentar el resguardo de entrega del vehículo. El préstamo dependerá de si se trata de una avería o un accidente: en el primer caso son unos tres días, mientras que en el segundo puede llegar al mes. Es importante también que tengas en cuenta que la entrega del coche de sustitución se hace es desde el momento en que comienzan los trabajos de reparación, no desde que el coche se deja en el taller.

¿Sabías que…?
También es posible contar con un coche de cortesía en caso de robo. En este caso es obligatorio presentar la correspondiente denuncia. También hay que esperar unos días, marcados por la aseguradora, para poder disfrutar del vehículo. Este préstamo no suele ir más allá de 30 días.

Resumen

  • Cuando eres el perjudicado en un accidente, puedes reclamar a la aseguradora del vehículo culpable los daños materiales y personales y que te indemnicen. También puedes reclamar los gastos de alquiler de un vehículo de sustitución.
  • Este coche de sustitución puedes reclamarlo independientemente de para qué vayas a utilizarlo, según una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid de 2019.
  • La aseguradora del vehículo culpable tiene la obligación de asumir los gastos de este servicio hasta que se efectúe la reparación del vehículo del perjudicado o, en caso de pérdida total, hasta la adquisición de otro nuevo.
  • El conductor culpable solo podrá disponer de un vehículo de alquiler si tiene contratada dicha cobertura, cuyo servicio suelen ofrecer las compañías de forma opcional, es decir, pagando un suplemento adicional.
  • Para que el conductor responsable tenga derecho a la reparación de los daños materiales del vehículo o a una indemnización por siniestro total, deberá tener incluida la cobertura de daños propios, que solo está disponible en pólizas a todo riesgo con y sin franquicia.
  • Incluso en los casos en los que podemos disponer de un coche de cortesía, puede que su utilización esté condicionada a algunas exigencias como no dar positivo en un control de detención de alcohol y drogas, a no ser responsable en caso de accidente o a tener una antigüedad mínima en el carné.

FAQ – Preguntas frecuentes

¿Puedo tener un coche de sustitución en caso de accidente con un tercero culpable?
Además de la indemnización por los daños personales y materiales que te hayan ocasionado, puedes reclamar a la aseguradora contraria los gastos de alquiler de un vehículo de sustitución.
¿Tengo que justificar para qué voy a utilizar el coche de sustitución?
No tienes por qué justificar la razón por la que vas a utilizar el coche de sustitución, tras una sentencia del tribunal supremo, en caso de que otra persona sea culpable del accidente, tienes derecho a él sin dar explicaciones.
¿Por cuánto tiempo tengo derecho al coche de sustitución?
La aseguradora del vehículo culpable tiene la obligación de asumir los gastos de este servicio hasta que se efectúe la reparación del vehículo del perjudicado o, en caso de pérdida total, hasta la adquisición de otro nuevo
¿También tiene derecho a coche de sustitución el culpable del accidente?
El culpable tendrá derecho a un coche de sustitución si tiene contratada dicha cobertura, pero tendrá que ver las limitaciones que a veces suelen poner las compañías de seguros, ya que suelen estar condicionadas a un periodo determinado, habitualmente de entre siete y 30 días.

Fuentes