Es un medio muy utilizado en verano para disfrutar de las vacaciones, que permite recorrer distintas rutas por carretera y luego establecerse en un lugar nuevo cada día para pasar un tiempo, aunque España no es un país donde este tipo de viaje sea tan frecuente como en otras partes de Europa. En cualquier caso, para evitar riesgos y disgustos innecesarios, es muy importante tener en cuenta algunas normas que hay que cumplir a la hora de viajar con una caravana. Las normas se dividen en función del peso que tenga la caravana.

En este artículo encontrarás:

¿Cómo son las distintas caravanas?

Un remolque o caravana es un vehículo sin motor que necesita ser remolcado por otro con motor. Habitualmente las caravanas se dividen entre las que pesan menos de 750 kg y las que sobrepasan este peso.

¿Qué debo tener en cuenta si la caravana tiene menos de 750 kg?

En este caso, es posible viajar con una caravana enganchada a tu vehículo con el permiso de conducir B (para turismos), siempre y cuando la caravana tenga una masa máxima autorizada (MMA) de menos de 750 kg y el total de vehículo y caravana no exceda o sea igual a 4.250 kg. Además, no es necesario matricular la caravana, ni que contrates un seguro específico, tal y como establece el Reglamento del Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil en la circulación de vehículos a motor.
Fuente: Reglamento del Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil en la circulación de vehículos a motor

Comparar seguros de coche

¿Qué pasa si tengo un accidente con una caravana ligera?

Cualquier accidente con una caravana de este tipo que cause daños a terceros está cubierto por el seguro de Responsabilidad Obligatorio del vehículo, aunque debes comunicarlo a tu aseguradora, porque llevar la caravana puede ser considerado una agravación del riesgo. Los daños materiales de la caravana no están cubiertos, salvo que se aseguren voluntariamente con una póliza específica.

¿Qué ocurre con las caravanas de más de 750 kg?

La matriculación del remolque sí es obligatoria cuando sobrepasa los 750 kg. Además, también es obligatorio contratar un seguro independiente del de tu vehículo, porque, si no, no estarán cubiertos los daños ocasionados a terceros. Puedes asegurar la caravana con la misma compañía de tu coche, si lo acepta, o con otra. Para circular con caravanas de más de 750 kg de peso con el carné B, la masa máxima autorizada (MMA) del conjunto del vehículo y el remolque debe ser inferior o igual a 3.500 kg. Si el conjunto de vehículo y remolque supera este peso, pero no alcanza los 4.250 kg., es preciso obtener el permiso de circulación B96, que requiere de un examen práctico. Cuando vehículo y remolque superan los 4.250 kg, hay que obtener un permiso de B + E, que requiere de una prueba teórica y de otra práctica.

¿Qué incluye un seguro de caravanas?

Los seguros para caravanas disponen de diferentes tipos de coberturas, todas ellas parecidas a las que se encuentran en una póliza de automóviles. Podrás disponer desde un seguro básico de responsabilidad civil hasta de modalidades más amplias, con garantías voluntarias, como el robo, el incendio, la rotura de cristales, los daños propios, la defensa jurídica y reclamación de daños, los daños en objetos transportados o la asistencia en carretera.

¿En qué compañías puedo hacer un seguro para mi caravana?

Puedes contratar un seguro para caravanas directamente con tu aseguradora habitual o a través de corredurías especializadas en este tipo de coberturas, como Zalba-Caldú, reconocido mediador y referente del sector asegurador del caravaning y del camping, o Terránea, que dispone de una amplia oferta de seguros de caravanas. En esta, por ejemplo, puedes encontrar un seguro a terceros desde 41 euros para una caravana Sterckeman Starlett 420 CP, de 900 kg, valorada en unos 18.000 euros, o un seguro a todo riesgo desde 308 euros al año.

¿Existen limitaciones de velocidad y de otro tipo para las caravanas o remolques?

Sí. En Autovía, las caravanas ligeras no deben sobrepasar los 90 kilómetros por hora, los 80 kilómetros por hora en vías secundarias –con más un carril por sentido y arcén de al menos 1,5 metros–, y 70 kilómetros por hora en el resto de vías secundarias. Está prohibido circular estando dentro de la caravana. Los pasajeros y las mascotas deben ir sentados con su cinturón de seguridad, silla de seguridad o transportín dentro del vehículo. Se puede aparcar en cualquier sitio donde esté permitido el estacionamiento, aunque algunos ayuntamientos pueden poner normas y prohibiciones propias. Es aconsejable utilizar calzos en las ruedas, para evitar que el vehículo pueda deslizarse al aparcar en pendiente.

Comparar seguros de coche

Te interesa
¿Qué necesito para llevar un remolque?

Es necesario que el coche tenga instalado un enganche (o bola de remolque). La instalación de este dispositivo debe hacerse en un taller autorizado. Debe ser, además, de material homologado y deberá figurar en la ficha técnica del vehículo cuando pase la ITV. Si circulamos sin el remolque y dejamos la bola en el vehículo, debemos verificar que las placas de matrícula se puedan leer correctamente y que no supongan un obstáculo a la iluminación. Si no, nos exponemos a una multa de 200 euros. En general, la conducción debe ser suave, y a una velocidad estable para evitar que tanto el vehículo como la caravana se desestabilicen. Los objetos del interior deben ir correctamente guardados y sujetos. Hay que asegurarse también de que nuestro vehículo cumple las condiciones necesarias para poder arrastrar una caravana o remolque. Para ello, comprueba en la ficha técnica el peso que puede soportar detrás, ya que no todos los vehículos son aptos para poder cargar con una caravana.

¿Sabías que…?
Aunque España no es un país donde exista una gran afición a viajar en caravana, a diferencia de muchos otros países europeos, si es necesario tener en cuenta una serie de consejos a la hora de conducir con un remolque. Las inercias y esfuerzos que soporta el coche son mayores y, por tanto, hay que anticiparse antes a los imprevistos que puedan surgir en la carretera. Por ejemplo, a la hora de adelantar es necesaria una mayor distancia entre los vehículos y una maniobra más larga. Es aconsejable utilizar marchas cortas en su conducción en las pendientes. Cuando soplen ráfagas de viento de forma lateral, hay que tener especial cuidado, pues su efecto se incrementa con una caravana. La maniobra de marcha atrás funciona al revés que en un vehículo sin remolque. Conviene practicar mucho antes de salir a la carretera.
Fuente: Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad

Resumen

  • El remolque o caravana es un vehículo sin motor que va remolcado por nuestro vehículo. Habitualmente los tipos de caravanas se dividen en función de su peso: menos de 750 kg, más de 750 kg.
  • Si la caravana pesa menos de 750 kg, no necesita seguro propio, ni matrícula, y basta con tu permiso de conducir habitual para turismos (carné B) para conducirla.
  • Si se produce un accidente con una caravana ligera, con daños a terceros, las víctimas estarán cubiertas por el Seguro de Responsabilidad Obligatorio del vehículo.
  • Las caravanas de más de 750 kg deben estar matriculadas y tener un seguro independiente del vehículo al que van enganchadas. Necesitan también un permiso especial de circulación, el B96.
  • Un seguro de caravanas puede incluir coberturas muy parecidas a las de un turismo. Podrás disponer desde un seguro básico de responsabilidad civil. hasta de modalidades más amplias, con garantías voluntarias, como el robo o el incendio.

FAQ – Preguntas Frecuentes

¿Cuáles son los distintos tipos de caravanas?

Se dividen en dos clases: las que pesan menos de 750kg y las que pesan más.

¿Qué diferencias hay entre cada tipo?

Las más ligeras no necesitan una matriculación ni un seguro propios. Se pueden conducir con el carné de turismos (tipo B). Las más pesadas sí necesitan un seguro propio y un permiso de conducción especial.

¿Qué pasa en el caso de un accidente con una caravana ligera?

Si se producen daños a terceros, éstos están cubiertos con el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil

¿En qué compañía puedo asegurar mi caravana?

Puedes preguntar en tu aseguradora habitual o informarte en compañías especializadas sobre este tipo de seguros.

Fuentes:

  • https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2008-14915
  • Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad, artículo 9.2 https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2015-11722