¿Qué ocurre cuando la culpa del accidente es de la carretera?

El deterioro del pavimento supone un peligro para la seguridad vial y puede provocar desde pequeñas averías, como el reventón de un neumático sin más consecuencias, hasta accidentes de mayor gravedad con daños personales incluidos. La Asociación Española de la Carretera (AEC), entidad de interés público que trabaja por la seguridad vial desde 1949, da una calificación de suspenso al estado de conservación de las carreteras españolas en su estudio “Necesidades de Inversión en Conservación 2021-2022”.

carretera

En él, concluye que las carreteras son seguras, pero menos de la mitad podrían adaptarse a una movilidad conectada y tan solo el 14% pueden considerarse “verdes”. El déficit en conservación se aproxima ya a los 10.000 millones de euros. Además, circular por carreteras en mal estado dispara el consumo de combustible por encima del 10%. Hay que renovar 360.000 señales, el 65% con el reflectante caducado y es necesario repintar las marcas viales en 20.000 kilómetros de carreteras.

¿Qué hacer ante el deterioro de la vía en un accidente?

Cuando un socavón, un cono tirado en la carretera o una señal deteriorada te provocan una avería o un siniestro, ¿sabes cómo reclamar los daños? Para dar respuesta a esta pregunta es preciso determinar primero quién es el propietario de la vía donde se han producido los hechos: puede ser una entidad pública, generalmente el Ministerio de Fomento o las administraciones autonómicas, o una entidad privada, como las concesionarias de las autopistas de peaje. Las consecuencias que puede tener una carretera en mal estado para la seguridad vial son muy graves, y lo más preocupante es que se trata de una situación bastante frecuente. Según el informe EuroRAP 2020, en España hay hasta 2.160 km de carreteras con riesgo elevado de accidente grave o mortal, siendo las carreteras convencionales de un carril por sentido las más peligrosas.

¿Qué dice la Ley?

La Constitución Española dice en su artículo 106 que “Los particulares tendrán derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo en los casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos.” Es decir, para ser indemnizado puedes reclamar como perjudicado cuando las condiciones de la vía hayan provocado el accidente, y siempre que no concurra fuerza mayor, como, por ejemplo, un siniestro motivado por la caída de un árbol, por una tormenta, un terremoto o una nevada como la Filomena.

Fuente: Constitución Española, artículo 106

¿Qué pasos hay que seguir?

Lo primero que debes hacer es reunir toda la documentación posible que pruebe que el accidente se debe a un elemento o a parte de la vía en mal estado de conservación. Esto lo puedes conseguir llamando a la Guardia Civil o a la Policía Local para que realicen un atestado, saquen fotos que certifiquen la veracidad de lo ocurrido y, si es posible, tomen declaración de los testigos del accidente. Una vez que conoces quién es el propietario de la vía o el encargado de su gestión y tienes las pruebas en tu poder, puedes iniciar las pertinentes reclamaciones. El siguiente paso es comunicar a tu compañía de seguros el siniestro. Si tu póliza te cubre los daños propios (cobertura incluida en pólizas a todo riesgo), es la aseguradora quien se hace cargo de pagar el coste de las reparaciones y posteriormente reclame al titular de la vía.

¿Qué ocurre si no dispongo de la cobertura de daños?

En caso de no que no tengas la cobertura de daños y que, por lo tanto, tu compañía no te pague el arreglo, otra solución es hacer uso de la cobertura de defensa jurídica de tu seguro. Esta garantía está incluida en la gran mayoría de pólizas y con ella la aseguradora se encarga de realizar todos los trámites para realizar la reclamación de daños y de supervisar el proceso con abogados especializados o, si lo prefieres, puedes pedir que te paguen una cantidad límite, que suele oscilar entre los 600 € y los 3.000 €, para que sea un abogado de tu confianza quien defienda tus intereses.

¿Y si mi seguro no cubre la defensa jurídica?

Finalmente, si tu seguro tampoco te cubre la defensa jurídica, pero estás dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias para que te indemnicen, contrata por tu cuenta a un letrado y, bajo su asesoramiento, acude a los tribunales contra el propietario de la vía.

Te interesa

¿Qué debo hacer tras el accidente?

  1. Debes llamar inmediatamente a la Guardia Civil para que realice un atestado y documente los daños. Si hay testigos, deben firmar el atestado.
  2. Es importante no tocar nada. No mover el vehículo ni intervenir en el escenario. Tampoco debes abandonar el vehículo. Si lo haces antes de avisar a la Guardia Civil, es muy posible que el escenario sea reacondicionado y no puedas demostrar nada.
  3. Si has sufrido lesiones, debes enumerarlas en un parte médico.
  4. También es importante que conserves todas las facturas relacionadas con el accidente y las averías que han provocado. Deberás enviarlas junto con el resto de la documentación a la entidad responsable.
  5. Tienes un año para formalizar la reclamación, pero lo mejor es hacerlo cuanto antes.
  6. Llama a tu aseguradora. Si tu seguro es a todo riesgo, ellos se encargarán de presentar la reclamación. Además, te puede asesorar. Si no puedes contar con tu aseguradora, contacta con un abogado.
Sabías que…

Cuando hayas reunido toda la documentación necesaria, debes realizar la reclamación a través de la página web de la administración correspondiente o por teléfono. Cuando hayas enviado la reclamación se abrirá un expediente administrativo que llevará a una investigación que valorará las pruebas aportadas, las causas, los efectos… Puedes presentar la denuncia también a través de asociaciones y fundaciones, como por ejemplo la Fundación del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), que se encarga de recoger las denuncias y transmitirlas a la administración. En el caso de CEA, se ha creado también una plataforma en la que los ciudadanos pueden denunciar el mal estado de una carretera, la falta de señalización o una señalización confusa, etc. También puedes recurrir a las redes sociales de las administraciones públicas o informar a la Dirección General de Tráfico (DGT) o al organismo que tenga la titularidad de la vía a través de su cuenta de Twitter, Instagram o Facebook.

RESUMEN
  • El estado de conservación de las carreteras españolas es bastante deficiente, según la Asociación Española de la Carretera (AEC). Una vía defectuosa con un mal pavimento o una mala señalización puede ser la causa de un grave accidente, además de disparar el consumo de combustible por encima de un 10%.
  • Cuando un socavón, un cono tirado o una señal deteriorada provocan una avería o un siniestro, se pueden reclamar los daños.
  • Lo primero que hay que hacer para presentar una reclamación es averiguar quién es el propietario de la vía: puede ser una entidad pública, generalmente el Ministerio de Fomento o las administraciones autonómicas, o una entidad privada, como las concesionarias de las autopistas de peaje.
  • Según la Constitución, en su artículo 106, los particulares tienen derecho a ser indemnizados, si esta lesión es consecuencia de un mal funcionamiento de los servicios públicos.
  • Es importante no tocar nada en el escenario del accidente y reunir pruebas: fotografías, descripciones, declaración de testigos. Después comunica el siniestro a tu compañía de seguros. Si tu póliza es a todo riesgo, se encargarán de pagar el coste de las reparaciones y de reclamar al titular de la vía.
FAQ
¿Cuál es el estado de las carreteras en España?
¿Qué ocurre si tengo un accidente por culpa del mal estado de una carretera?
¿Qué debo hacer para preparar la reclamación?
¿Qué pasos debo seguir?

Fuentes

Deja tu valoración
Daniel Bañares
Daniel Bañares Responsable de Contenidos

Escribe contenidos de seguros de coche para Arpem.com desde hace más de 10 años. Ha participado activamente en la elaboración de una herramienta de comparación de coberturas de seguros de coche y moto muy útil para guiar a los usuarios en la elección del seguro ideal. En sus artículos ayuda a comprender las coberturas más interesantes de las que se compone una póliza y, además, prepara cálculos de precios como ejemplo para que los conductores conozcan la situación del mercado de seguros.

Únete a la discusión

0 comentario

comentario autor avatar

No publicaremos comentarios que contengan insultos o información falsa, inapropiada o abusiva.

¡Sé el primero en comentar!