«Dejé mi coche reparándose en un concesionario de Peugeot. Como viajo frecuentemente, pedí un vehículo de cortesía y el concesionario me cedió uno. Con ese vehículo he tenido un accidente. Me salí de la carretera y ha quedado siniestro total. El citado vehículo estaba asegurado a terceros. ¿Debo pagar el valor del vehículo? ¿Quién corre con los gastos de hospitalización y asistencia en el accidente?»

Respuesta de Arpem:

En lo referente a los gastos de hospitalización y asistencia médica, lo habitual es que la póliza del vehículo, aunque sea a terceros, cuente entre sus coberturas con el seguro de conductor. Se trata de una garantía voluntaria que suele venir incluida por defecto en el seguro y que cubre los daños personales del conductor en caso de accidente, lo que incluye los gastos médicos. Así, en el caso que nos plantea, lo normal sería que la compañía aseguradora se hiciera cargo de estos gastos.

En cuanto a si debe pagar el valor del vehículo siniestrado, lógicamente ha sido el responsable del accidente, pero dependerá también del contrato bajo el que le hayan dejado el vehículo. En caso de tener que pagar el valor del vehículo, deberá hacerlo por el valor venal, que es la pérdida económica que le ha causado a la concesión.

Sobre los accidentes con vehículo de sustitución ya hablamos en esta información. En cualquier caso, antes de aceptar un coche de cortesía recomendamos prestar atención al tipo de seguro y a los detalles del contrato de cesión.

Esperamos haber sido de utilidad. Para cualquier duda o consulta sobre el seguro de su coche o moto, escríbanos a [email protected]