Aunque el coche es para muchas personas uno de sus bienes más preciados, en ocasiones no se presta la debida atención a las condiciones que establece nuestra compañía aseguradora en caso de accidente o, al menos, hasta que éste tiene lugar. En el momento en que sufres un siniestro es cuando te acuerdas de la documentación del seguro del coche y es entonces cuando te preguntas: ¿puedo llevar el coche al taller de mi elección? ¿O no?

En este artículo encontrarás:

La libre elección de taller tras un siniestro

Uno de los temas que mayor confusión genera entre los usuarios, tras un siniestro, es la elección del taller donde efectuar la reparación del vehículo. Por regla general, no estás obligado a reparar tu vehículo en la red de talleres concertados de tu compañía aseguradora. Nadie puede obligarte a hacer uso de ellos. De hecho, llevar el coche a un taller de confianza es la opción que elige el 40% de los conductores. Eso sí, todo tiene ventajas e inconvenientes.

¿Qué es un taller concertado y qué ventajas tiene?

Las compañías de seguros llegan a acuerdos de colaboración con determinados talleres que integran lo que se llama su “red de talleres concertados”. A cambio de enviarles clientes, estas instalaciones colaboradoras consiguen tarifas más económicas y se comprometen a ser más ágiles tanto en la peritación de los daños como en su reparación. Algo de lo que también sale beneficiado el cliente. Cada entidad tiene sus propios talleres recomendados, al tiempo que cada uno de ellos puede estar concertado con una o varias aseguradoras a la vez.

Para que acudas a uno de estos talleres, algunas compañías te ofrecen descuentos o servicios especiales, como puede ser una reducción en la franquicia, primas más económicas, servicio de recogida y entrega a domicilio del coche, peritación en menos de 24 horas, entrega de un vehículo de cortesía por el tiempo que dure la reparación, etc.

En muchas ocasiones, los asegurados reciben su coche con los daños reparados y con el vehículo lavado y aspirado y, a veces, tienen prioridad en la reparación, por lo que pueden disponer del coche, a veces, antes que en un taller de libre elección. Incluso, el taller puede poner a tu disposición un vehículo de sustitución para usarlo mientras reparan el tuyo.

¿Y cuáles son las desventajas?

En el caso de que no estés conforme con la peritación de un siniestro o con las reparaciones que pretenden llevarse a cabo, es lógico pensar que el taller pueda tender a posicionarse del lado de la compañía, ya que en realidad es su cliente principal y la que le proporciona un gran volumen de negocio. Esto es algo que no ocurrirá en un taller de tu confianza, donde lo más probable es que defiendan mejor tus intereses particulares.

Por otra parte, el número de talleres concertados puede ser más o menos reducido dependiendo de la compañía de seguros de la que se trate. De manera que si decides acudir a un taller concertado, cabe la posibilidad de que esté a mayor distancia de tu domicilio que aquél al que lo hubieras llevado de haber tenido libre elección, por lo que te resultará más complicado seguir de cerca la evolución de la reparación.

¿Elegir tu taller de confianza es la mejor opción?

Elegir taller también tiene muchas ventajas y algún inconveniente, pero si deseas llevar tu vehículo al establecimiento de tu confianza, puedes hacerlo tranquilamente y no tienes que estar sujeto a los que te recomiende tu aseguradora. Eso sí, la compañía pedirá justificantes de los gastos de la reparación y podrá solicitar a un perito el examen del coche con el fin de evitar fraudes. Además, muchas compañías recogen en su condicionado que solo se podrá elegir un taller que esté dentro del territorio español.

Cláusulas de la póliza del seguro

Tanto las ventajas como las desventajas de elegir un taller concertado demuestran la necesidad de plantearse, antes de contratar el seguro para tu coche, dónde llevarías a repararlo en caso de accidente. Si tienes dudas o prefieres llevarlo a un sitio de confianza, revisa bien las cláusulas antes de firmar la póliza, ya que algunas compañías pueden incluir en los condicionados que las reparaciones se lleven a cabo solo en su red de talleres. Sin embargo, este condicionado prácticamente está sin vigencia, ya que el Reglamento 461/2010 de la Unión Europea recoge que el usuario tiene total libertad para elegir su taller sin perder derechos. Y así lo contempla también el Decálogo de los Derechos del Asegurado de la Confederación Española de Talleres de Reparación.

Por supuesto, si tu taller de confianza está dentro de la red concertada de la compañía aseguradora, los inconvenientes desaparecen. Esto lo puedes comprobar generalmente en la página web de la aseguradora en cuestión, que es donde tendrás la información más actualizada.

Te interesa

Las compañías aseguradoras no pueden obligar a un cliente a reparar su vehículo en un taller concertado si éste prefiere llevarlo a un taller de su completa confianza.

RESUMEN:

  • Las aseguradoras trabajan con una red de talleres concertados que ofrecen ventajas tanto a las compañías como a los clientes, porque facilitan servicios y garantías que otros talleres “de confianza” no tienen.
  • Las compañías no pueden obligar a sus clientes a llevar su vehículo a un taller concertado, tal y como consta en el Reglamento 461/2010 de la Unión Europea.
  • Los talleres concertados, a veces, ofrecen vehículos de sustitución y entregan tu propio vehículo reparado, limpio y aspirado.

FAQs. Preguntas frecuentes:

Tras un siniestro, ¿dónde llevo mi coche a reparar? Puedes llevarlo a uno de los talleres concertados por tu aseguradora o al taller de libre elección que tú prefieras.
¿Me pueden obligar a repararlo en un taller concertado? No. Así lo establece el Reglamento 461/2010 de la Unión Europea, que recoge que el usuario tiene total libertad para elegir taller.
¿Qué ventajas tienen los talleres concertados? Ofrecen ventajas para las aseguradoras y los usuarios, ya que suelen facilitar vehículo de sustitución, hacen descuentos y a menudo entregan el coche lavado y aspirado.

Fuente: