Cuando te ves involucrado en un accidente de tráfico provocado por otro vehículo, además de daños materiales y lesiones físicas, puedes sufrir otro tipo de perjuicio, como es el relacionado con la pérdida o disminución temporal de tus ingresos habituales, lo que formalmente se conoce como lucro cesante y que también es indemnizable. El nuevo baremo de autos recoge las indemnizaciones que puedes reclamar a la compañía de seguros por las lesiones temporales atendiendo al tipo de perjuicio: patrimonial, personal básico o personal particular.

En este artículo encontrarás:

¿Qué se entiende por perjuicio patrimonial?

El perjuicio patrimonial, además de englobar los gastos sanitarios precisados, es el que hace referencia a la pérdida o reducción de los ingresos del trabajo que tenga lugar a consecuencia del accidente. La indemnización que pagará la aseguradora del conductor culpable se calcula atendiendo a los ingresos del año anterior o haciendo la media de lo percibido en los tres años anteriores, si es que esta cantidad es superior a la primera. Para las personas que, por ejemplo, se dediquen en exclusiva a las tareas del hogar este cálculo se realiza en base al salario mínimo interprofesional.

¿Cómo se indemniza el perjuicio patrimonial?

Esta indemnización subsana la disminución de ingresos de una persona que trabaja por cuenta ajena, ya que, si su nómina se reduce un tanto por ciento por la baja, la reclamación le permite percibir el 100%, pero es de especial interés para autónomos, puesto que al no poder realizar su labor pierden su principal fuente de ingresos.

¿Qué son el perjuicio personal básico y el perjuicio personal particular?

El perjuicio personal básico recoge el derecho a reclamar hasta 30 € diarios por las lesiones padecidas desde que tiene lugar el siniestro hasta que te recuperas de tus lesiones. El perjuicio personal particular, por su parte, atiende a la pérdida de calidad de vida al quedar limitada la autonomía personal. En este caso, la indemnización es de hasta 100€/día en función de la gravedad, pero no son acumulables a los 30€/día por perjuicio básico. En caso de intervención quirúrgica puedes reclamar entre 400 € y 1600 € por operación.

¿Qué ocurre cuando he sido yo el culpable del accidente?

Cuando hayas sido tú el culpable del accidente, salvo que tengas contratada una póliza con cobertura de subsidio diario por hospitalización, no podrás ser indemnizado por la pérdida de ingresos habituales.

¿Qué es el daño emergente?

Es igualmente un tipo de daño patrimonial y por él también se puede recibir una indemnización. Pero a diferencia del lucro cesante, el daño emergente es una pérdida real, por ejemplo, el gasto en medicamentos para un tratamiento de rehabilitación o la reparación de un vehículo. En comparación con el daño emergente, el lucro cesante supone una pérdida potencial, y se considera en el cálculo todo aquello que el damnificado hubiera ganado con su actividad si no hubiera sufrido el accidente. Por ejemplo, los ingresos que no percibe por su trabajo mientras se encuentra en etapa de rehabilitación.

¿A quién beneficia el lucro cesante, además de a la víctima?

La indemnización por lucro cesante también incluye a otros familiares si se demuestra su dependencia económica. Tienen el derecho de reclamar indemnización por lucro cesante: la víctima, el cónyuge, los hijos menores de edad, los hijos hasta 30 años que no posean independencia económica, los ex cónyuges que en el momento del hecho estén percibiendo una pensión compensatoria, y otras personas vinculadas a la víctima que dependan económicamente de ésta.

Te interesa
¿Cómo se reclama el lucro cesante?

Para reclamar el lucro cesante es necesario contar con la asistencia de un abogado especializado en accidentes de tráfico. Esta reclamación, se presenta junto al resto por daños personales y patrimoniales. El plazo para iniciar este procedimiento es de un año. Cuando las secuelas son permanentes, este periodo puede extenderse, aunque siempre es recomendable reclamar en el tiempo establecido por la ley. La documentación para presentar depende de las circunstancias de cada caso. Hay que acreditar los requisitos necesarios del lucro cesante, como la causa/efecto entre el accidente y la diferencia patrimonial. También es necesario presentar toda la información necesaria para calcular el lucro cesante, como ingresos, edades de los integrantes del grupo familiar, etc.

¿Sabías que…?

Por lo general, salvo que la póliza estipule otra cosa, en los seguros de lucro cesante, el asegurador debe indemnizar al asegurado por la pérdida de ingresos, los gastos que debe seguir pagando el asegurado después del siniestro y por los gastos debidos de forma directa al siniestro. Este tipo de seguros pueden contratarse de forma independiente o vinculado a otro contrato de seguro. Una modalidad de seguro de lucro cesante es el seguro de pérdida de beneficios a consecuencia de la paralización de la empresa, como hemos visto. Este tipo de seguro de lucro cesante suele estar incluido en los seguros de pedrisco (por los daños que sufran las cosechas), en los seguros de pérdida de alquileres (en caso de incendio del edificio) o en seguros marítimos, terrestres y aéreos.

Resumen

  • En accidente, además de las lesiones físicas y materiales puedes sufrir la pérdida o disminución de tus ingresos a consecuencia del siniestro.
  • Este perjuicio se llama lucro cesante y se puede indemnizar, siguiendo el nuevo baremo de autos.
  • La indemnización que pagará la aseguradora del conductor culpable se calcula atendiendo a los ingresos del año anterior o haciendo la media de lo percibido en los tres años anteriores.
  • Esta indemnización subsana la disminución de ingresos de una persona que trabaja por cuenta ajena, ya que, si su nómina se reduce un tanto por ciento por la baja, la reclamación le permite percibir el 100%, pero es de especial interés para autónomos, puesto que al no poder realizar su labor pierden su principal fuente de ingresos.
  • Si el culpable del accidente eres tú, no podrás ser indemnizado por la pérdida de tus ingresos habituales.
  • La indemnización también cubre a otros familiares que dependan económicamente de la víctima.

FAQ – Preguntas frecuentes

¿Qué es el lucro cesante?
Es el perjuicio económico que puedes sufrir a causa de un accidente y está relacionado con la pérdida o la disminución temporal de tus ingresos habituales.
Este perjuicio se puede indemnizar siguiendo el baremo de autos, que fija las cantidades para cada situación.
¿Cuáles son esas cantidades?
La indemnización que pagará la compañía de seguros del conductor culpable se calcula atendiendo a los ingresos del año anterior o haciendo a la media de lo percibido en los tres años anteriores, si es que esta cantidad es superior a la primera.
¿Se contempla la indemnización a autónomos?
Esta indemnización es de especial interés para autónomos, puesto que al no poder realizar su labor pierden su principal fuente de ingresos, por lo que resulta más importante, si cabe, tener en cuenta esta posibilidad de reclamar por la pérdida de los ingresos recurrentes.
¿Qué ocurre cuando soy yo el culpable del accidente?
Salvo que tengas contratada una póliza con cobertura de subsidio diario por hospitalización, no podrás ser indemnizado por la pérdida de ingresos habituales. Esta cobertura es muy inusual en seguros de coche, pero si puedes permitírtelo y tu aseguradora lo ofrece, puedes incluirlo en tu póliza de seguros.

Fuentes

  • http://www.dgsfp.mineco.es/es/Paginas/Baremos_Autos.aspx