Ilustración: Arpem.com

El precio del seguro de coche o moto puede aumentar de un año para otro, a veces, sin motivo aparente. Para evitarte sorpresas desagradables con tu aseguradora, conviene conocer de antemano las razones que hay detrás de una subida de la prima anual y lo que puedes hacer si no estás de acuerdo.

Antes de nada, es útil saber que en el contrato del seguro deben venir especificados todos los supuestos en los que tu aseguradora puede realizar un aumento de la cuota sin previo aviso. Algunas de las causas del incremento de precios son más previsibles que otras, pero siempre deben estar detalladas en las cláusulas del contrato.

En este artículo encontrarás:

Factores que afectan al precio del seguro del coche

A diferencia de otros productos, el precio de un seguro de coche no es el mismo para todos los vehículos, sino que varía en función de diferentes factores relacionados con el conductor, las características del coche y del uso que se hace de él.

Cada aseguradora elabora sus propias tarifas de acuerdo con estas variables y, por supuesto, teniendo en cuenta el tipo de producto que va a ofrecer, de tal forma que un seguro a todo riesgo, con coberturas ampliadas para garantizar los daños del vehículo, no costará lo mismo que un seguro a terceros, cuya principal función es cubrir la responsabilidad civil que pueda recaer sobre el conductor asegurado, en caso de que este sea culpable en un accidente mientras hace uso del coche.

El perfil del conductor es uno de los aspectos que más tienen en cuenta a la hora de elaborar un presupuesto. En este apartado las compañías querrán conocer el riesgo estimado de que puedas sufrir un accidente según tu perfil de conductor, el cual se mide con aspectos como la edad del conductor, los años de experiencia con el carné de conducir, así como los siniestros que has podido presentar en los últimos años, entre otros.

En relación con el uso del vehículo, para la compañía es importante saber el lugar donde aparcarás el coche (en la calle o en garaje), la frecuencia de uso (diario u ocasional), así como tu lugar de residencia, que normalmente será la zona de circulación habitual.

Por último, las aseguradoras también tendrán en cuenta otros aspectos sobre las características del vehículo, como su antigüedad, su valor actual o su potencia.

Razones por las que pueden subirte el precio del seguro

Promociones con descuento
Es posible que si contrataste tu seguro con alguna promoción de descuento, el recibo del segundo año tenga un coste mayor, ya sea por tratarse sólo de descuentos para nuevos clientes o porque la oferta ya no esté vigente.

Historial de siniestralidad
La principal razón por la que la compañía puede subirte la prima es por tu siniestralidad. Las aseguradoras suelen premiar a los buenos conductores, pero si has dado algún parte de accidente en el periodo del seguro, cabe esperar que la aseguradora encarezca la cuota anual.

Y es que dependiendo de la aseguradora, el precio puede superar el doble del coste inicial. Incluso, hay compañías que no querrán tenerte como cliente al considerar que el riesgo de asegurarte es mayor de lo que creía al comienzo del seguro.

Agravaciones del riesgo
Si has hecho alguna modificación en el contrato con respecto a lo que ya estaba establecido al inicio, es probable que varíe el precio de la prima. Cuando la modificación implica una agravación del riesgo, como incluir un conductor ocasional de mayor siniestralidad o declarar accesorios opcionales del vehículo que no estaban incluidos al inicio, la prima puede subir considerablemente.

Siniestralidad del sector
Otras de las razones que pueden estar detrás de un encarecimiento de la prima es que haya aumentado la tasa de siniestralidad del sector. Si el perfil de conductor al que perteneces ha tenido un número más alto de accidentes, la compañía puede hacer una subida de primas a toda su cartera de clientes, aunque en este caso la subida suele ser muy leve.

Subida del Índice de Precios al Consumo (IPC)
El IPC es un indicador de la evolución del conjunto de precios de los bienes y servicios que consume la población, es decir, el coste de la vida. Las compañías suelen ajustar el importe de la prima conforme evoluciona este índice. Así, si sube el IPC, la póliza de seguro de tu coche o moto también puede hacerlo.

¿Puedo cancelar el seguro si me suben el precio?

El artículo 22 de la Ley de Contrato de seguro establece que puedes cancelar cualquier contrato de seguro, siempre que lo comuniques por escrito a la aseguradora, con al menos, un mes de antelación a la fecha de vencimiento.

Éste mismo artículo de la Ley también que la compañía deberá avisarte, con al menos dos meses de antelación a la conclusión, de cualquier modificación que realice en el contrato de seguro. En este aspecto, la variación del precio podría suponer una alteración del contrato, siempre y cuando no sea motivada por alguno de las causas expuestas en el apartado anterior, que en su caso sí que están contempladas en el contrato y, por lo tanto,la aseguradora no tiene la obligación de comunicar.

Pero entonces, ¿pueden subirme el precio del seguro por otras razones no contempladas en el contrato?

En este caso, si tu compañía te sube el precio y no se debe a ninguna razón de las que hemos visto, está obligada a comunicarte el cambio de las condiciones con, al menos, dos meses de antelación. Una vez realizada la notificación, puedes aceptarlo y continuar con la póliza otro año más, o bien rechazarlo y cancelar la renovación del seguro. En este último caso, como hemos mencionado anteriormente, deberás avisar por escrito de tu intención de no renovar, al menos un mes antes de que finalice el periodo asegurado.

En caso de que la subida de la prima te haya llegado sin previo aviso de la compañía y sin ningún motivo, tienes 15 días para darla de baja. En caso de siliencio, se entenderá que las nuevas condiciones han sido aceptadas.

¿Puedo reducir la prima tras un aumento de la anualidad?

Una vez que la renovación del contrato de seguro se ha hecho efectiva y la prima ha sido abonada, no podrás hacer nada para que te hagan un descuento, al menos no para la anualidad en curso.

Podrás reducir la prima del seguro de la siguiente anualidad de diferentes formas en función del tipo de póliza contratada, por ejemplo, aplicando una franquicia o una franquicia más alta que la actual en seguros a todo riesgo, o eliminando algunas coberturas opcionales que no necesites, sin embargo, la mejor manera de hacerlo es intentando no dar partes de accidente en todo el año y, por supuesto, siendo previsor y comparando precios de seguros de coche con suficiente antelación, para que puedas negociar con tu compañía una reducción de la prima.

Consejo del experto de Arpem:

Es muy común que las aseguradoras te suban el precio del seguro del coche en cada renovación por los motivos expuestos anteriormente. Sin embargo, trata de anticiparte a la fecha de vencimiento y compara otras ofertas con otras compañías, ya que puedes utilizarlo como argumento para que tu compañía actual reduzca un poco la prima anual. Ten en cuenta que para que sea efectivo debes hacerlo con más de un mes de antelación, ya que, de lo contrario, la aseguradora podría alegar que ya no puedes hacer nada para modificar las actuales condiciones.

¿Sabías que…?

Exiten algunas formas de ahorrar dinero en el seguro del coche sin que para ello sea necesario prescindir de algunas coberturas. Como hemos mencionado, si tienes un seguro a todo riesgo, la más habitual es contratarlo con una franquicia que te permite reducir la prima a cambio de asumir una parte en cada siniestro. Otras formas de ahorrar dinero es tratar un dividir el pago en varias mensualidades, ya que esto suele suponer el pago de algunos intereses, estar atento a las ofertas y promociones que lanzan las compañías de seguros o, quizás, valorar la opción de contratar un seguro de pago por uso.

RESUMEN

  • Las compañías de seguros pueden subir el precio del seguro de coche a su vencimiento sin comunicartelo con antelación, siempre y cuando sea por motivos establecidos en el contrato de seguro, como por un aumento de la siniestralidad, por la subida del Índice de Precios al Consumo (IPS), o bien por el fin de una promoción que tenías activa en años anteriores.
  • Si la compañía quiere realizar una modificación del contrato o una subida importante del precio de la prima, sin una razón justificada, deberá avisarte con al menos dos meses de antelación, tal y como establece la Ley de Contrato de Seguro.
  • El tomador del seguro puede cancelar la renovación de la póliza siempre y cuando lo avise a la compañía con al menos un mes de antelación, pero si la compañía ha realizado una modificación sustancial de las condiciones del contrato y no te lo ha comunicado, podrías cancelarlo durante los 15 días posteriores a la fecha de efecto.
  • Los factores que determinan el coste de un seguro de coche son las características del vehículo, el perfil del conductor, los años como tomador en un seguro de coche y el historial de siniestralidad.

FAQs – Preguntas frecuentes

¿Cómo dar de baja un seguro de coche?

El titular de la póliza o tomador del seguro debe comunicárselo a la compañía de seguros, a poder ser por escrito y con al menos un mes de antelación a la fecha de vencimiento. Ten a mano el número de la póliza que deseas cancelar e informa de ello a tu compañía. En algunos casos la compañía facilita un apartado para solicitar la cancelación del seguro en su área de clientes, pero si no estás seguro es recomendable llamar y preguntar si el proceso se ha realizado correctamente.

¿Pueden cancelarme el seguro del coche sin avisar?

No. La compañía de seguros no pueden cancelar el seguro sin previa comunicación. La entidad no está obligada a indicarte los motivos, pero si la rescisión del contrato, lo cual deberá hacer por escrito y en un plazo de dos meses a la fecha de vencimiento.

¿Qué hago si me han cancelado el seguro sin avisar y me han puesto una multa?

Si te han puesto una multa porque la aseguradora te canceló el seguro y no estabas al tanto, puedes enviar un burofax a la compañía para reclamar el pago de la multa, la reposición del seguro y, si lo ves conveniente, los daños perjuicios que con esta acción te hayan podido ocasionar.

La compañía de seguros no puede negarse, salvo que demuestre que te notificó de forma fehaciente sobre la cancelación de la póliza, es decir, que lo hizo por correo certificado.

Fuentes:

  • Ley de Contrato de Seguro: https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1980-22501