Desde el momento en que un coche se pone en marcha, el riesgo de sufrir un accidente está presente. Si alguna vez necesitas dejar tu coche a un amigo o familiar, conviene que conozcas cuál será la respuesta de tu seguro si no quieres llevarte ninguna sorpresa desagradable en caso de siniestro.

En este artículo encontrarás:

¿A quién se considera conductor ocasional en los seguros de coche?

Un conductor ocasional es aquél que utiliza el vehículo en momentos puntuales o con menos frecuencia que el titular. A la hora de contratar una póliza de seguro, además del conductor habitual y tomador del seguro, puedes incluir uno o dos conductores ocasionales que pueden utilizar el vehículo en momentos ocasionales. Esta medida es necesaria, en algunos casos, si queremos que los segundos conductores queden cubiertos por las garantías de la póliza.

¿Es necesario declarar en el seguro a un conductor ocasional?

Las compañías reconocen la figura del conductor principal, que es la persona que está identificada como tal en la póliza, y la del conductor ocasional que, aunque vaya a usar el coche de forma más esporádica, también debe estar incluido en el seguro en determinados supuestos.

Si dejas el coche a una persona que no aparece en la póliza, puede que sea necesario declarar al nuevo conductor como ocasional, ya que los daños que se produzcan en el propio vehículo o cualquier lesión que sufra el propio conductor puede ser que, en algunos casos, no queden cubiertos por el seguro.

¿Cuándo no es necesario declarar al conductor ocasional?

Existen algunos casos en los que no es necesario estar incluido en la póliza para conducir el vehículo y estar asegurado. Esto sucede cuando el conductor ocasional supone teóricamente un riesgo igual o menor que el conductor principal, ya sea porque tiene la misma edad que él o más, o porque tiene el mismo número de años de carné o más.

Tampoco es necesario declararlo si el nuevo conductor cumple con los requisitos de edad o antigüedad del permiso de conducir establecidos en las condiciones generales del seguro. Estos requisitos varían de unas aseguradoras a otras, siendo los menores de 26 años y quienes tienen menos de 2 años de carné los más penalizados o, incluso, rechazados.

¿Cuánto sube la prima si quieres que el conductor ocasional esté cubierto?

En caso de no cumplir las condiciones anteriores, si quieres que la persona a la que vas a dejar tu vehículo esté cubierta, deberás incluirla como conductor adicional. Esto implicará una subida en la prima del seguro, debido a que las compañías consideran que el riesgo de accidente aumenta. El precio a pagar dependerá del perfil del nuevo conductor ocasional. A mayor riesgo, mayor tarifa.

Desde luego, el colectivo que las aseguradoras consideran de riesgo alto es el de los jóvenes menores de 26 años o los conductores que, aunque superen esa edad, no lleven más de dos años al volante. La realidad es que existen compañías que directamente rechazan este perfil y no permiten que se les incluya como segundos conductores o conductores ocasionales.

Si la aseguradora accede a incluir a los menores de 26 años como conductores ocasionales, van a incrementar considerablemente la prima del seguro.

Un caso práctico

Vamos a tomar como referencia un supuesto en el que el conductor principal es una persona de 50 años con carné de conducir de hace 19, residente en Logroño, que aparca el coche (un Volkswagen Passat 1.4 V Edition de 122 CV, matriculado en noviembre de 2015) en garaje colectivo y que recorre anualmente 20.000 kilómetros.

Al incluir un segundo conductor que cumpla con los requisitos de edad (30 años) y carné de conducir (8 años), las compañías no penalizan en la prima del seguro.
Por el contrario, si el conductor adicional declarado tiene 19 años, sólo Direct, AXA y Mutua Madrileña aseguran este riesgo, aunque las tres incrementan más del doble la prima ofrecida al conductor principal.

Si vas a incluir un segundo conductor, utiliza el comparador de seguros de Arpem.com, completa los datos del conductor principal y del conductor ocasional y, finalmente, elige la póliza que más se adapte a tus necesidades particulares.

¿Merece la pena arriesgarse y no declarar al conductor ocasional?

Es mejor estar tranquilo y tomar precauciones, aunque haya que pagar más por la prima del seguro. ¿Para qué tener sustos y arriesgarnos a que la compañía ponga pegas o se niegue a indemnizar un siniestro? Lo más conveniente es declarar al conductor ocasional, especialmente si se halla comprendido en el perfil de jóvenes menores de 26 años o conductores noveles. Siempre será más rentable pagar algo más por el seguro que asumir los gastos de un posible siniestro si el conductor no está incluido y la aseguradora no se hacer cargo de los gastos. Algunas aseguradoras admiten conductores ocasionales jóvenes o noveles, pero exigen el pago de una franquicia en caso de siniestro.

Te interesa:
Hay compañías que no cubren los daños causados por conductores no declarados, especialmente si es menor de 26 años o es un conductor novel. También tienes que saber que incluir en tu póliza un conductor ocasional joven puede duplicar la prima del seguro

Consejo del experto de Arpem

En el caso de que otra persona necesite coger tu vehículo de forma puntual, cerciórate de que dicha persona tiene más de 25 años y no es un conductor novel, de lo contrario, no le prestes tu vehículo para evitar problemas. La única excepción para que se lo dejes, es que tú figures como conductor principal en la póliza, y seas más joven y tengas menos tiempo con el carné de conducir que la persona a quien se lo vas a prestar.
En caso de que una persona de mayor riesgo que tú necesite coger el coche de forma más o menos habitual, contacta con tu compañía e inclúyelo en la póliza como conductor ocasional, aunque esto supondrá un incremento en la prima anual.

RESUMEN:

  • Además del conductor principal, las compañías de seguros reconocen la figura del conductor ocasional que, aunque utilice el coche de una manera esporádica, debe estar incluido en el seguro, especialmente si tiene menos de 26 años o es un conductor novel.
  • El conductor ocasional encarece considerablemente la póliza y hay compañías que no los admiten. Normalmente, la prima sube entre un 30 y un 50% y algunas aseguradoras exigen una franquicia de hasta 500 euros en caso de accidente.
  • Si el conductor ocasional tiene más de 26 años y una vigencia del carné de conducir de más de dos años, no es necesario declararlo ante la aseguradora.
  • Las aseguradoras podrían negarse a indemnizar un siniestro si el culpable del mismo es un conductor ocasional no declarado que se encuentre en el perfil de menor de 26 años o en el de conductor novel (con un carné de menos de dos años de antigüedad).

FAQs. Preguntas frecuentes

¿Qué es un conductor ocasional para un seguro? Es un conductor que utiliza el vehículo solo en momentos puntuales o con menos frecuencia que el conductor que figura como principal en la póliza.
¿Un conductor ocasional tiene que estar declarado para estar cubierto por la póliza? Solo si tiene menos de 26 años y es conductor novel, es decir, si su carné tiene una antigüedad de menos de dos años de antigüedad, que son los requisitos mínimos que suelen exigir las compañías de seguros. En caso contrario, no es necesario hacerlo.
¿La compañía de seguros puede negarse a incluir un conductor ocasional? Sí, porque el riesgo de accidente aumenta y su política de aceptación de riesgos no lo permite. Lo normal es que las compañías incrementen la prima del seguro o te impongan una franquicia en caso de siniestro.