Cuando sufres un accidente de tráfico, dispones de un plazo máximo de siete días para comunicárselo a la compañía de seguros. La aseguradora inicia entonces el procedimiento necesario para la gestión del siniestro. El primer paso que dará es contar un perito profesional para que haga una valoración de los daños y de las reparaciones o sustituciones de piezas necesarias y una propuesta con la indemnización que corresponde, según lo estipulado en la póliza.

En este artículo encontrarás:

¿Cuál es la labor de un perito?

El perito es un especialista en la valoración de daños o de propiedades. En este caso, redacta un informe con la propuesta de indemnización y lo remite a la aseguradora, que es la encargada de notificar al asegurado lo que le van a pagar. Esta cantidad puede variar en función de lo que venga contemplado en la póliza. El perito lo paga la aseguradora con las primas que cobra a sus asegurados, es decir, lo paga el asegurado al contratar el seguro.

Comparar seguros de coche

¿Qué ocurre si no estoy conforme con la notificación del perito?

Puede ser que no se esté conforme con la notificación del perito por varias razones: porque el perito ha dictaminado que los daños no se corresponden con el accidente descrito, o porque indica que hay que reparar las piezas dañadas en lugar de sustituirlas por unas nuevas o porque ha declarado el vehículo como siniestro total y va a ser necesario comprar uno nuevo. ¿Qué se debe hacer entonces? Lo primero, no aceptar la indemnización que propone la aseguradora. Si se acepta, no se podrá realizar ninguna reclamación posterior. Una vez rechazada la indemnización, hay que pedir explicaciones a la compañía o tratar de llegar a un acuerdo amistoso con ella.

¿Puedo contratar a un segundo perito?

Después de mostrar tu desacuerdo, puedes contratar a un perito independiente, según establece el artículo 38 de la Ley de Contrato de Seguro. Este segundo perito puede realizar una segunda valoración de los daños. Este segundo peritaje debe hacerse en un plazo de ocho días. Los honorarios los paga el asegurado de su bolsillo. Si finalmente consigues que te den la razón, la aseguradora te reintegrará esta cantidad. Según el portal especializado motopoliza.com, un informe pericial cuesta aproximadamente 400 €. A esta cantidad hay que sumar las tasas judiciales, si es necesario un juicio. También conviene hablar con nuestro taller de confianza para que nos asesore sobre el coste de la reparación, antes de pagar a un segundo perito.

Fuente: Ley de Contrato de Seguro, artículo 38

¿Cómo actúa la compañía de seguros?

La compañía de seguros debe dejar constancia por escrito de que acepta esta segunda peritación y tiene un plazo de ocho días para nombrar a otro perito más y que ambos traten de llegar a un acuerdo sobre las causas del siniestro y sobre la valoración de los daños. Si la aseguradora no elige a su segundo perito en el plazo indicado, queda vinculada al dictamen del perito que ha elegido el asegurado. Es decir, que el dictamen de éste será vinculante para ambas partes.

¿Y si no se llega a un acuerdo?

Si los peritos no se ponen de acuerdo, ambas partes designaran a un tercer perito, que deberá emitir su dictamen en un plazo inferior a 30 días y que será vinculante para ambas, salvo que el asegurado lo impugne judicialmente en un plazo de 180 días, o de 30 días si es la aseguradora la que no está de acuerdo. La compañía, en cualquier caso, deberá devolver al asegurado el pago del importe mínimo, es decir, la cantidad que ofrecía la compañía en un primer momento, en un plazo de 40 días desde que se realizó la primera peritación. Según el artículo 39 de la Ley de Contrato de Seguro, las costas del tercer perito se pagan a medias salvo que la valoración del daño de una de las partes sea manifiestamente desproporcionada, en cuyo caso será ella la responsable de dichos gastos.
Fuente: Ley de Contrato de Seguro, artículo 39

¿Quién es el Defensor del Asegurado?

Si en primera instancia tratas de llegar a un acuerdo con el departamento de atención al cliente o de reclamaciones, pero no obtienes una respuesta de tu agrado, otra alternativa de la que dispones es la de poner una queja al Defensor del Asegurado.
La decisión que tome este órgano independiente de la compañía vincula solo a la aseguradora, pero en tu caso podrás acudir también a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), si transcurridos dos meses no has obtenido respuesta o ésta no ha sido satisfactoria. La decisión de la DGSFP no es vinculante para la aseguradora, aunque suele ser aceptada. Como última instancia puedes acudir a los tribunales ordinarios para reclamar la indemnización que crees que te corresponde frente a la compañía.

Te interesa
Peritaje ante daños menores

Si se trata de un accidente menor, la aseguradora puede mandar a un profesional para que valore los daños sufridos por el vehículo y determinar si éstos están cubiertos por la póliza que tenga contratada el asegurado. Pero, si el coste de la peritación es el mismo o mayor que los daños, la compañía puede aceptar la peritación del taller, aunque esto dependerá de cada compañía. Es cada vez más habitual utilizar los talleres concertados con la compañía para que se encarguen de peritar (una valoración mediante factura) los daños menores.

¿Sabías que…?
Una de las labores del perito es comprobar que el coche no estaba dañado con anterioridad, para evitar fraudes. Debe conocer muy bien el vehículo y datos como la velocidad de impacto, la dirección, la energía liberada o las piezas dañadas. Para ello, el perito practica técnicas de reconstrucción de accidentes mediante algoritmos y elementos de física y matemáticas. La llamada valoración predictiva es una forma de adelantar la tasación, útil para que la empresa aseguradora reserve provisiones para afrontar la indemnización.

Resumen

  • El perito es necesario para redactar un informe con la posible indemnización, informe que remite a la aseguradora. El perito lo paga la aseguradora
  • Puede que no estemos conformes con la notificación del perito por varias razones, entre ellas, porque ha dictaminado que los daños no se corresponden con el accidente descrito.
  • Tras mostrar nuestro desacuerdo a la compañía de seguros, podemos contratar un segundo perito independiente, que correrá de nuestro cargo.
  • La compañía de seguros debe dejar constancia por escrito de que acepta esta segunda peritación y tiene un plazo de ocho días para nombrar a otro perito más y que ambos traten de llegar a un acuerdo.
  • Si no se llega a un acuerdo, el conductor puede acudir al Defensor del Asegurado, aunque su decisión no es vinculante para la aseguradora. En última instancia, se puede acudir a los tribunales.

Comparar seguros de coche

FAQ – Preguntas Frecuentes

¿Qué trabajo realiza un perito?
En caso de siniestro, el perito de la aseguradora redacta un informe sobre los daños y una propuesta de indemnización.
¿Y si el asegurado no está de acuerdo con este dictamen?
Lo primero es notificar que no se acepta la indemnización que propone. Luego, si no se llega a un acuerdo amistoso, se puede contratar un segundo perito, cuyos honorarios paga el asegurado. Si la aseguradora te da la razón, te reintegrará esta cantidad.
¿Qué ocurre si las dos partes no se ponen de acuerdo?
Ambas partes designaran a un tercer perito, que deberá emitir su dictamen en un plazo inferior a 30 días. Será vinculante para ambas partes, salvo que el asegurado lo impugne judicialmente.
¿Qué hace el Defensor del Asegurado?
Es un órgano independiente, que vincula a la aseguradora, ante el cual puedes poner una queja si no estás de acuerdo con su peritaje.

Fuentes

  • https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1980-22501