Ilustración: Arpem.com

Cuando tienes un siniestro con tu vehículo es obligatorio comunicarlo a la aseguradora para que pueda comenzar cuanto antes con los trámites necesarios para el correcto funcionamiento de las coberturas contratadas en tu póliza. Según el artículo 16 de la Ley del Contrato del Seguro, el plazo máximo para comunicar un siniestro a tu compañía es de siete días naturales, aunque puede ser superior si se acuerda de forma explícita en la póliza. Un retraso en la comunicación puede dar pie a la aseguradora a reclamarte a ti daños y perjuicios, aunque no podrá faltar a su deber de indemnizarte.

En este artículo encontrarás:

¿Puede mi compañía aseguradora reclamarme daños y perjuicios?

La Ley dice exactamente: “El tomador del seguro o el asegurado o el beneficiario deberán comunicar al asegurador el acaecimiento del siniestro dentro del plazo máximo de siete días de haberlo conocido, salvo que se haya fijado en la póliza un plazo más amplio”. Imagina que te han robado el coche y lo comunicas a tu compañía fuera de plazo. Las medidas que tome la aseguradora para la localización del vehículo podrían haber sido más efectivas si hubiera sido avisada con antelación. No tendrás que pagar daños y perjuicios si puedes probar que la aseguradora ha tenido conocimiento por otro medio, como puede ser a través de las autoridades. Pero, al ser un deber que consta en el contrato, si no se cumple puede derivar en la pérdida del derecho a ser indemnizado.

¿Qué otras obligaciones fija la normativa a la hora de notificar un siniestro?

La normativa no sólo fija el plazo que tienes para dar parte a la compañía, sino que también estipula la obligación de facilitar toda la información posible sobre las circunstancias y consecuencias del siniestro. En caso de que la aseguradora pruebe que has ocultado o falseado información con dolo o culpa grave, sí podrá rechazar la indemnización. Hay que informar del lugar, la fecha, las circunstancias y las consecuencias. Normalmente la notificación del siniestro se realiza por escrito, a través del parte del siniestro, un documento elaborado previamente por la aseguradora en el que se completan los datos de interés. Aun así, la ley no lo exige y puede hacerse también de manera verbal.

¿Qué hay que hacer para notificar un siniestro?

A la hora de contratar un seguro de coche es conveniente que leer con detenimiento las distintas coberturas y exclusiones que contempla. De este modo, antes de que el siniestro tenga lugar, sabrás en qué casos estás protegido por la póliza. Además de avisar inmediatamente, es esencial no manipular nada o, en su defecto, hacer fotos de las pruebas que ha dejado el daño para poder tenerlas en cuenta en la reclamación. Ponte en contacto con la compañía de seguros para comentarles que vas a hacerlo y que te puedan ayudar informándote de la documentación que necesitan. Y si estás presente cuando el incidente ocurre, anota todos los detalles que puedas sobre la situación y el contexto, también sobre las personas que hayan podido verlo. En este caso, trata de conseguir sus datos de contacto.

¿Puedo dar el parte online?

La opción clásica es la de llamar al teléfono de atención al cliente de la compañía o bien al número asignado para la gestión de siniestros (puede venir recogido en la póliza). Sin embargo, actualmente no es el único modo de hacerlo. También se puede rellenar el parte de siniestro online, desde el ordenador o cualquier dispositivo electrónico, a través de la web de la aseguradora, vía email, fax o bien con una aplicación móvil creada para ello.

¿Qué otros datos debo comunicar?

Además de la Información sobre la póliza (tu nombre y apellidos, documento nacional de identidad y número de póliza), deberás detallar los hechos ocurridos, los daños sufridos, la fecha, lugar y hora del siniestro, las posibles causas y datos del contrario (perjudicado o causante) si lo hay. También es importante la información sobre los lesionados (datos personales y tipo de lesiones), las medidas adoptadas para aminorar las consecuencias, la denuncia ante las autoridades (en caso de robo o atraco). Así, en el caso de que no comuniques a la compañía lo sucedido, con todos los datos pertinentes, podrías perder el derecho a la indemnización, aunque esto sólo suele suceder si ocultas la información con «dolo o culpa grave».

¿Qué obligaciones tiene la aseguradora?

El pago de la indemnización. Constituye la principal obligación de la compañía de seguros. Su cuantía se determina en función de la tasación de los daños, con el límite máximo que figure en la póliza. A la vista de los datos que se pongan de manifiesto y en base a las normas de la póliza, la entidad aseguradora puede decidir si rehúsa el siniestro. Debe hacerlo por escrito al asegurado, expresando los motivos del mismo, a fin de que el asegurado acepte la decisión o realice una reclamación si lo considera conveniente. En función del siniestro, la aseguradora enviará al especialista pertinente. En algunos casos, se indica el tiempo máximo en el que llegará la grúa, por ejemplo.

¿Y si no puedo dar el parte?

En caso de que el accidente haya supuesto la hospitalización del conductor, deberá ser un familiar el que se encargue de los trámites. No obstante, si ha intervenido alguna autoridad, como la Guardia Civil o la Policía, será esta la que remita la información al juzgado y este a su vez a la compañía aseguradora.

Te interesa
Si no estás de acuerdo

Ambas partes tenéis un plazo de 40 días para poneros de acuerdo en cuanto a la indemnización, sin embargo, si transcurrido dicho periodo sigues sin estar conforme con la indemnización que te ofrece tu aseguradora, cada parte tiene 8 días para designar un perito (por escrito y con aceptación del contrario). Eso sí, en el caso de que tú no lo hagas se entenderá que aceptas el dictamen del perito contrario y su decisión será vinculante. Si estos profesionales tampoco llegan a un acuerdo se designará un tercer perito cuyo peritaje será vinculante a no ser que lo impugnes judicialmente. Es decir, que si tampoco estás conforme con la decisión de este último puedes acudir al juzgado en los 180 días siguientes, mientras que la aseguradora puede hacerlo en los siguientes 30 días.

¿Sabías que…?

En algunos casos es posible que la reparación no pueda esperar a que la aseguradora concluya la tasación de daños, pero si deberás comunicar el siniestro. Es decir, primero deberás notificar el suceso y posteriormente obtener pruebas gráficas, como fotografías, para que quede constancia. También deberás guardar las facturas de los trabajos de reparación. Sin embargo, como en otras ocasiones, esto dependerá de la póliza que tengas contratada, por lo que es recomendable comentar en su momento la situación a la compañía para que te diga cómo proceder. Ten en cuenta que algunas aseguradoras tienen servicios de reparación de urgencia.

Resumen

  • Cuando sufres un siniestro con tu coche, debes comunicarlo obligatoriamente a tu compañía, para que empiece cuanto antes con los trámites.
  • El plazo máximo, según la Ley, para comunicar un siniestro es de siete días naturales, aunque es posible acuerda un plazo más largo con la compañía de seguros.
  • Si no comunicas a tu aseguradora lo sucedido cumpliendo el plazo establecido, la aseguradora podría negarse a indemnizarte.
  • La Ley también establece la obligación de proporcionar a la compañía toda la información necesaria para resolver el caso. Si ocultas información, también puede negarse la empresa a indemnizarte.
  • También se puede dar el parte online, a través de la web de la aseguradora, por mail, fax o con la herramienta que la compañía hay diseñado para ello.

FAQ – Preguntas frecuentes

¿Existe un plazo máximo de días para comunicar un siniestro?

Sí, según la Ley son siete días naturales.
¿Qué ocurre si no cumplo ese plazo?

Tu compañía de seguros podría negarse a indemnizarte.

¿Qué otras obligaciones foja la Ley a la hora de comunicar un siniestro?

Debes proporcionar todos los datos necesarios sobre lo ocurrido. Si no lo haces, tu compañía puede negarse a indemnizarte también.

¿Qué datos necesito comunicar?

Además de la Información sobre la póliza (tu nombre y apellidos, documento nacional de identidad y número de póliza), deberás detallar los hechos ocurridos, los daños sufridos, la fecha, lugar y hora del siniestro, las posibles causas y datos del contrario (perjudicado o causante).

¿Qué pasa si no puedo dar el parte?

Si estas hospitalizado por el accidente, deberá ser un familiar el que se encargue de los trámites. De todas maneras, si ha intervenido alguna autoridad como la Guardia Civil o la Policía en el siniestro, ellos habrán remitido la información al juzgado y este a su vez habrá informado a la compañía aseguradora.

Fuentes