Algunas compañías tienen una cobertura específica para pintar gratis el vehículo.
El uso y el inevitable paso de los años acaba haciendo mella en la carrocería del coche y comienzan a aparecer arañazos, roces, pequeños golpes y hasta cierta decoloración por estar expuesto a las inclemencias meteorológicas. Llega un punto en el que decides pintar la carrocería del coche para que luzca como recién salido de fábrica. Entonces, la pregunta es: ¿Esto lo cubre la compañía de seguros?

En este artículo encontrarás:

¿En qué cobertura está incluido este servicio?

No existe una cobertura específica que permita pintar el coche entero en un solo parte. La cobertura de daños propios del seguro es la que se hace cargo de reparar el vehículo cuando ha ocurrido un siniestro sin contrario culpable, en caso de vandalismo, por golpes al aparcar, etc. Para poder recurrir a ella y dar así un parte de daños propios es necesario tener contratada una póliza a todo riesgo. Existen algunas aseguradoras que te ofrecen la opción de repintar el vehículo entero siempre que tengas contratada la póliza a todo riesgo durante un número determinado de años y que no hayas declarado con anterioridad ningún parte de accidente.

¿Qué compañías de seguros ofrecen pintura para coches?

Aunque son pocas, en la siguiente tabla puedes ver las compañías de seguros que lo ofrecen, así como el número de años necesarios para que te pinten el coche y las condiciones que tiene cada compañía:

ASEGURADORA PÓLIZA AÑOS OTRAS CONDICIONES
AXA FlexiVip Hasta 5 años
Helvetia Plus * Hasta 5 años Hasta 3000 € y sólo en talleres designados por la entidad
Plus Ultra Automatic Plus * Hasta 5 años No disponible para franquicias de más de 600 €
Verti Pintón Hasta 3 años

* Coberturas de contratación opcional

Comparar seguros de coche

¿Cuándo me cubre el seguro la pintura del coche?

Si quieres pintar el coche a través del seguro, lo primero que tienes que tener es un seguro de coche a todo riesgo sin franquicia o un seguro de coche a todo riesgo con franquicia. Si tienes uno de estos dos seguros de coche, la compañía aseguradora te cubrirá cualquier daño que sufra la pintura de tu vehículo, siempre y cuando este se haya producido a causa de un impacto o de un accidente

¿Qué pasa en los casos en que la aseguradora no ofrece esta cobertura?

En el resto de casos, cuando das un parte al seguro, las compañías te envían a un perito que se encargará de examinar el estado del coche y el alcance del siniestro. Si tu coche presenta pequeños golpes y arañazos en varias piezas de la carrocería, el perito -con casi total seguridad- dictaminará que son consecuencia de varios siniestros y, por lo tanto, tendrás que dar un parte para cada pieza. Las aseguradoras suelen dividir el vehículo en cinco partes: los dos laterales, el frontal, la trasera y el techo. Teniendo en cuenta el dictamen del perito, si quieres pintar el coche entero tienes que declarar hasta cinco partes de siniestro. Primero hay que distinguir si el todo riesgo contratado es con o sin franquicia. En el segundo caso, la compañía te pintará el coche, pero en la renovación del seguro podrá penalizarte con una subida de la prima por cada parte que declares.

¿Qué consecuencias tiene dar muchos partes?

Si tu seguro es con franquicia, aparte de la penalización, deberás asumir la franquicia correspondiente a cada una de las partes del vehículo que pintes. Esto supondrá cinco partes culpables. Por ejemplo, si tienes una franquicia de 150 € y pintas el coche entero, al dar cinco partes el coste para ti alcanzaría los 750 €. En caso de que la factura supere esta cantidad, el resto lo abonará la compañía de seguros, por lo que también deberás hacer frente a la posible subida en el precio de renovación. Si la suma de las franquicias supera el precio de la reparación, entonces serás tú quien pague íntegramente los costes, sin asumir, en tal caso, las subidas en el precio de renovación. Hay compañías que permiten dar hasta tres partes al año sin aumentar la prima.

¿Y si los daños son de un único siniestro?

Si has tenido un accidente del que eres responsable, lo primero que debes hacer es dar parte a tu compañía. Un perito comprobará que los daños en la carrocería han sido realmente causados en un único siniestro y dará autorización para que lo pinten del mismo color original y reparen las partes dañadas, declarando tan sólo un parte de accidente.

¿Qué ocurre si no hay ningún siniestro previo?

Las pólizas de seguros no son un contrato de mantenimiento. La aseguradora se hace cargo de los daños que sufren los vehículos por accidentes, cuando están aparcados, por vandalismo… pero siempre que la compañía interviene es porque, por regla general, ha habido algún siniestro.

Te interesa

En el caso de los seguros a todo riesgo “no es necesario que haya un contrario identificado para que el asegurado pueda hacer uso de su cobertura; o dicho de otra manera, si, al ir a coger su coche, encuentra un daño pero no sabe quién lo ha ocasionado, podría repararlo con esta modalidad de seguro. Pero esto es posible si han transcurrido un número determinado de años sin haber dado ningún parte. los seguros de coche con coberturas a terceros o terceros ampliado, no incluyen ningún daño propio que reciba ni la chapa del coche, ni la pintura, a no ser que los haya provocado una tercera persona culpable del accidente.

¿Sabías que…?

Si decides pintar tú mismo el coche, ten en cuenta que el proceso no es fácil, pero puedes conseguir un buen resultado siguiendo algunos consejos. Lo primero que debes hacer es lijar la pintura antigua y después usar un disolvente para limpiar las impurezas y la suciedad que permanezca. A continuación, puedes arreglar los golpes, rellenando las imperfecciones con masilla y alisar hasta que desaparezca la abolladura. Si los desperfectos son grandes, puedes sustituir la pieza de la carrocería. Luego llega el momento de la imprimación, para que la pintura se fije mejor. Volvemos a lijar, con una lija fina. Luego llega el momento de la pintura, que hay que obtener mezclando, un 50% de pintura, un 25% de diluyente y un 25% de catalizador que permite un mejor fijado. Hay que aplicar un mínimo de dos capas de pintura.

Resumen

  • No hay coberturas específicas que cubran la pintura del coche. Es necesario tener contratada una póliza a todo riesgo, pero no se deben tener partes de accidente durante un determinado número de años y los desperfectos se hayan producido a causa de un impacto.
  • Existen algunas compañías que ofrecen pintura integral del coche, aunque son pocas y bajo ciertas circunstancias como el número de años que estemos dados de alta en la póliza.
  • En el resto de los casos, el perito encargado de tu caso determinará que los desperfectos son el resultado de varios impactos y tendrás que dar varios partes, lo cual puede repercutir en una subida del precio de tu prima.

Comparar seguros de coche

FAQ – Preguntas frecuentes

¿Existe una cobertura específica para el repintado integral del coche?
No. La cobertura de daños propios del seguro es la que se hace cargo de reparar el vehículo cuando ha ocurrido un siniestro sin contrario culpable, en caso de vandalismo, por golpes al aparcar, etc. Para poder recurrir al repintado y dar así un parte de daños propios es necesario tener contratada una póliza a todo riesgo.
¿Qué pasa si no tengo seguro a todo riesgo?
Cuando das un parte al seguro, las compañías te envían a un perito que se encargará de examinar el estado del coche y el alcance del siniestro. Si tu coche presenta pequeños golpes y arañazos en varias piezas de la carrocería, el perito dictaminará que son consecuencia de varios siniestros y, por lo tanto, tendrás que dar un parte para cada pieza.
¿Qué pasa si doy muchos partes?
Si tu seguro es con franquicia, aparte de la penalización, deberás asumir la franquicia correspondiente a cada una de las partes del vehículo que pintes. Esto supondrá cinco partes culpables con la consiguiente subida de la prima del seguro, si no superan el límite de la franquicia.
¿Y si no tengo ningún siniestro previo?
Las pólizas de seguros no son un contrato de mantenimiento. La aseguradora se hace cargo de los daños que sufren los vehículos por accidentes, cuando están aparcados, por vandalismo