Todo lo que debes saber sobre los seguros de coche de segunda mano

No es lo mismo contratar un seguro para un vehículo nuevo que para uno de segunda mano. Si has decidido adquirir un vehículo usado, tienes tres alternativas: continuar con la póliza del anterior propietario, en caso de que no la cancele o se la quiera quedar, contratar una nueva o traspasar la póliza de tu anterior coche, en el caso de que la tuvieras contratada y la compañía te lo permita.

coche segunda mano

Seguro de coche usado

Antes de asegurar un vehículo usado, tienes que formalizar el cambio de titularidad del mismo, para lo cual es necesario que el coche esté dado de alta en tráfico y que se encuentre al corriente del pago de impuestos y sanciones. 

En cualquier caso, al realizar la contratación para un vehículo de segunda mano las aseguradoras te van a pedir algunos documentos para formalizar el contrato de seguro, entre los que se encuentran:

  • Permiso de circulación del vehículo.
  • Ficha técnica del vehículo.
  • Carné de conducir del conductor.
  • Número de póliza anterior.

Según el tipo de póliza que quieras contratar para asegurar el coche, algunas aseguradoras exigirán un examen pericial del vehículo para conocer su estado real, es decir, revisar posibles daños previos, que no estarán cubiertos por la nueva póliza.

Opciones de seguro para coches usados

A la hora de realizar la contratación de un seguro de un coche de segunda mano, tienes varias opciones: contratar un nuevo seguro, mantener el del anterior propietario o traspasar el seguro de tu vehículo anterior, en caso de que lo tengas.

Mantener el seguro.

En el caso de que decidas asumir el seguro del anterior propietario del vehículo de segunda mano, es necesario comunicar esta decisión a la compañía de seguros, en un plazo no superior a 15 días desde que se produce la transacción del vehículo. La aseguradora tiene la potestad de aceptar, o no, al nuevo asegurado. 

En el caso de que la aseguradora acepte traspasar el seguro, la fecha de vencimiento de la póliza va a ser la misma que tenía el anterior conductor, aunque pueden aplicar algunos suplementos en la prima. La compañía va a recalcular el precio atendiendo, entre otros factores, a la experiencia del nuevo conductor, su historial de siniestros y al uso que haga del vehículo.

Si la aseguradora no acepta la compra del coche, es decir, que rechace el traspaso del seguro, la compañía puede rescindir el contrato del seguro “dentro de los 15 días siguientes a aquél en que tenga conocimiento de la transmisión verificada”, según la Ley de Contrato de Seguro. Además, tendrá que comunicar esta decisión al nuevo propietario del vehículo y está obligada a “restituir la parte de prima que corresponda a periodos de seguro, por los que, como consecuencia de la rescisión, no haya soportado el riesgo”.

Traspasar el seguro de tu vehículo anterior.

Una de las grandes ventajas que tiene traspasar el seguro de tu vehículo anterior es que no pierdes antigüedad en tu compañía y, además, no pierdes la prima anual que habías pagado por tu viejo coche. En este caso, la compañía aseguradora recalcula la prima en función de las características del coche que has adquirido, por lo que lo más probable es que el precio varíe.

Contratar un nuevo seguro.

Ya sea porque no tenías otro vehículo anteriorme o porque el vehículo de segunda mano que has adquirido no tiene seguro en vigor, la última opción es contratar un nuevo seguro para el coche. En este caso la duración del seguro será anual desde el momento de la contratación. La ventaja de hacerlo de esta manera es que podrás elegir comparar ofertas entre diferentes aseguradoras y elegir la opción que mejor te convenga, desde una póliza básica de terceros a un seguro con más garantías para cubrir los daños del vehículo.

En Arpem.com ponemos a tu disposición un equipo de asesores expertos en seguros de coche que podrán ayudarte a elegir el mejor seguro para un coche de segunda mano según tus necesidades particulares. Entra en el comparador de seguros Arpem.com y contrata el seguro para tu coche de forma rápida y sencilla.

Tipos de seguros para tu coche de segunda mano

En el mercado de los seguros de coche, existen varios tipos para que puedas elegir atendiendo a sus coberturas y primas. Los principales son los siguientes:

Seguros a terceros. Es uno de los seguros más básicos para atender los principales riesgos que supone la conducción, fundamentalmente el seguro de responsabilidad civil, que además es obligatorio para circular. El seguro a terceros o seguro básico cubre los daños materiales y personales que el coche asegurado pueda causar a terceros, pero el coche asegurado queda fuera de esta protección, por lo que esta puede ser una opción interesante si se trata de un vehículo de segunda mano con varios años de antigüedad.

Seguros a terceros ampliados. Este tipo de pólizas incrementan las coberturas de un seguro básico. Estas garantías las puedes elegir de forma independiente o en paquetes. Por ejemplo, puedes añadir la cobertura de la rotura de lunas, el seguro por incendio,  la cobertura de daños en caso de atropello a un animal, la defensa en multas de tráfico o el robo del vehículo. 

Seguros a todo riesgo. Estos seguros ofrecen la gama más completa de coberturas, asistencias y servicios para el conductor y su vehículo. Incorporan, por supuesto, el seguro de responsabilidad civil, la rotura de lunas, el robo del vehículo, etc. Además, en caso de accidente, cubren los daños ocasionados al coche asegurado, independientemente de que sea el causante o no del mismo. Dentro de los seguros a todo riesgo, hay dos modalidades: con franquicia o sin ella. En el primer caso, hay que abonar una prima previamente fijada en el contrato por cada siniestro ocasionado por el tomador de la póliza. Los que no tienen franquicia son los más completos y efectivos a la hora de proteger un vehículo, aunque no suelen ser la opción ideal para vehículos de segunda mano que, en muchos casos, suelen tener varios años de antigüedad.

Te interesa

Muchas compañías no permiten el seguro a todo riesgo de los vehículos de segunda mano que tengan muchos años o kilómetros y, además, limitan la cobertura de determinadas garantías.

¿Qué seguro es más conveniente para un coche de segunda mano?

En el caso de los vehículos de segunda mano, conviene equilibrar la inversión en la póliza de seguro. Si el vehículo de segunda mano cuenta con muchos kilómetros y varios años de antigüedad, lo más conveniente, en principio, es contratar una póliza a terceros. Sin embargo, si tiene pocos años de antigüedad, se puede valorar ampliar a una póliza a terceros ampliado o, si es un coche de gama alta y matriculado hace poco tiempo, a una póliza a todo riesgo.

¿En qué hay que fijarse al contratar un seguro de coche usado?

Hay factores que debes de tener en cuenta a la hora de contratar un seguro para tu coche usado. Hay que fijarse en el tipo de coche que hemos adquirido, pues no es lo mismo asegurar un coche con pocos años que uno con muchos kilómetros y años a sus espaldas. Hay otros elementos que van a influir en el precio de la póliza, como el perfil del conductor y la antigüedad de su carné. Y desde luego, las coberturas que necesites serán importantes a la hora de calcular la prima del seguro. Muchas aseguradoras solo permiten el seguro a terceros y limitan también la cobertura de determinadas garantías para los coches de determinada antigüedad. 

Para ampliar información llámanos y una persona de nuestro equipo de especialistas en seguros de coche te informará.

911 238 416

RESUMEN
  • Antes de asegurar un vehículo usado, tienes que formalizar el cambio de titularidad del mismo, para lo cual es necesario que esté dado de alta y esté al corriente del pago de impuestos y sanciones. Después, tienes tres opciones: continuar con la póliza del anterior propietario, contratar una nueva o traspasar la póliza de tu anterior coche, en el caso de que sea posible.
  • A la hora de asegurar un vehículo de segunda mano puedes elegir entre una póliza a terceros básica, un seguro a terceros ampliado y una póliza a todo riesgo. En este último caso, solo es recomendable si el vehículo tiene pocos años o es de gama alta.
  • En el caso de los vehículos de segunda mano, conviene equilibrar la inversión en la póliza de seguro. Si el vehículo tiene muchos años y muchos kilómetros, lo más conveniente, en principio, es contratar una póliza a terceros. Sin embargo, si tiene pocos años de antigüedad, se pueden valorar otras opciones,
FAQ
¿De qué depende el precio del seguro de un coche de segunda mano?
¿Qué tipo de seguro me conviene contratar?
¿Puedo asumir la póliza del anterior propietario?

FUENTES

Deja tu valoración

Únete a la discusión

0 comentario

comentario autor avatar

No publicaremos comentarios que contengan insultos o información falsa, inapropiada o abusiva.

¡Sé el primero en comentar!