Los techos solares son un elemento estético para nuestro vehículo, pero también permiten una mayor ventilación en su interior. Si decides comprar un coche con este complemento o instalarlo después de salir de fábrica, debes saber que la cobertura de lunas de tu seguro tiene como finalidad garantizar la reparación de la rotura de los cristales del vehículo (parabrisas, luneta posterior y lunas laterales), pero no suele cubrir los faros o simples defectos estéticos tales como ralladuras, o el techo solar, aunque forme parte del equipamiento de serie del coche. Debes mencionarlo expresamente en la póliza.

En este artículo encontrarás:

¿Puede cubrir mi aseguradora los daños del techo solar?

Tras un siniestro, hay algunas aseguradoras que sí te pagarán los daños que sufra el cristal del techo solar aunque no tengas un seguro a todo riesgo, ya que es una garantía incluida en la cobertura de lunas que puedes contratar en las pólizas a terceros. En el caso de que opcionalmente instales el techo solar, debes notificarlo a tu compañía para que esté asegurado como un elemento extra. De lo contrario, no estará cubierto en caso de rotura, a no ser que tu póliza cubra los daños en los accesorios opcionales.

¿Qué compañías contemplan esta cobertura?

Las únicas compañías que excluyen expresamente el techo solar del vehículo en la cobertura de lunas –en algunos casos, si no viene instalado de fábrica o ha sido expresamente declarado a la hora de formalizar la póliza–, son Balumba, MAPFRE, MMT Seguros, Mutua Madrileña, Ocaso, Seguros Bilbao y Verti. Todas las demás sí que lo tienen incluido sin necesidad de declararlo en la póliza. Si tienes un vehículo con techo solar, contrata ahora tu seguro a terceros con lunas desde nuestro comparador de seguros de coche, para que tengas asegurados los daños en el techo solar ante cualquier imprevisto.

¿Cómo es un techo solar?

Existen varios tipos de techo solar en un coche: pueden ser manuales o automáticos, corredizos, de “spoiler” o sobre rieles…. De igual modo, los techos solares de los coches están disponibles en distintos tamaños y formas, según el tipo de coche. Algunos tienen láminas en las lunas para filtrar los rayos UV, así como los deslumbramientos o las miradas no deseadas. Su función está clara: son la mejor forma de contar con toda la luz posible en el habitáculo sin renunciar a la privacidad o la seguridad de sus ocupantes. El techo solar es una opción que está disponible en todo tipo de coches, aunque suelen ser más frecuentes en SUV 4X4. Eso sí, suelen ser caros: la mayoría rondan los 1.000 euros.

¿Hay distintos tipos de techos solares?

Estos son algunos ejemplos, aunque hay que tener en cuenta que los techos solares son cada vez más raros hoy en día debido a la complejidad de las formas de las carrocerías. Dado que se inserta entre el revestimiento del techo y la chapa, suele ser necesaria para su instalación, una forma del techo suficientemente recta:
Techo solar corredizo: es un panel que bascula y se acciona de modo manual. Se puede desmontar y guardar cuando no se usa. Es el más asequible y se puede montar en la mayoría de coches.
Techo solar de “spoiler”: se inclina a la hora de abrirse, siempre hacia arriba. No proporciona una gran abertura. Suelen ser eléctricos.
Techo corredizo plegable: es el más común en los coches europeos. Tiene una abertura similar a la de un coche descapotable. Está fabricado en tela y se dobla hacia atrás.
Sistema de techo panorámico: este tipo de techo puede tener uno o varios paneles y se abre por encima de los asientos delanteros y traseros.
Techo corredizo sobre rieles: va montado sobre unas vías. También es común entre los coches que actualmente se venden. Consiste en un panel de vidrio que en ocasiones tiene un reflector de viento para evitar que al estar abierto haya demasiado ruido.

¿Es mayor el precio del seguro de un coche con techo solar?

Efectivamente el precio de asegurar este accesorio como elemento extra del coche, incrementará el precio del seguro en función de su coste de instalación, de la misma forma que si instalas cualquier otro tipo de equipamiento opcional en tu vehículo y decides asegurarlo.
En nuestro comparador de seguros no podrás declarar los accesorios opcionales, pero podrás incorporarlos una vez contactes con el agente para formalizar la póliza de seguros, aunque ten en cuenta que esto elevará el precio anual.

¿Es posible poner un techo solar que no venga de serie?

Es posible poner un techo solar en el coche si no contamos con él de serie, pero no fácilmente. Es preciso contar una empresa especializada. No es una instalación sencilla, ni tampoco barata, y del tipo de vehículo. Además, si se opta por poner un techo solar de tipo automático en el coche, lleva asociados distintos trabajos eléctricos. Lo aconsejable es pedir, antes de nada, varios presupuestos. Un instalador experto sabrá también preservar la estanqueidad del techo solar, para evitar que, con la lluvia o la entrada en un túnel de lavado, se produzcan filtraciones, humedades o goteos, en el interior del coche. Algunos de estos elementos necesitan limpieza y lubricación para que realicen su función a la perfección.

Te interesa
Aumenta el consumo

El consumo de combustible es algo que se debe tener en cuenta cuando pensamos en poner un techo solar en el coche, ya que, si lo llevamos abierto durante la conducción, estaremos aumentando el consumo: tendremos un vehículo menos aerodinámico y con una mayor resistencia al aire. En este punto, también debemos contar con la probabilidad de un mayor ruido en el interior del habitáculo

¿Sabías que…?

Cuando están cerrados, los techos panorámicos aumentan a menudo el temido efecto invernadero en el coche. Por lo tanto, pedir un coche con techo panorámico sin aire acondicionado resulta bastante poco útil. Resultan peligrosos cuando están aparcados, para los que se quedan dentro, sobre todo los niños y los animales. Por este motivo, es necesario aprender a manejar un vehículo con techo panorámico con mucho cuidado.

Resumen

  • La cobertura de lunas garantiza la reparación de parabrisas, lunas traseras y ventanillas laterales, pero no los faros ni los elementos complementarios y estéticos, como los techos solares.
  • Sin embargo, hay algunas compañías que sí contemplan esta cobertura en una póliza a terceros. Las compañías que expresamente excluyen esta cobertura con Balumba, MAPFRE, MMT Seguros, Mutua Madrileña, Ocaso, Seguros Bilbao y Verti.
  • Existen varios tipos de techo solar. Con diferentes materiales, formas y mecanismos de apertura. Su objetivo es proporcionar una mayor luminosidad al interior del coche. Instalarlos, tres salir de fábrica, no suele ser barato. Es esencial, en cualquier caso, acudir a un especialista.
  • Un techo solar aumenta el precio de la prima del seguro, en función de su instalación.

FAQ – Preguntas frecuentes

¿Cubre mi seguro el techo solar de mi coche?

La mayoría de las aseguradoras contemplan esta cobertura en pólizas a terceros, aunque otras la excluyen expresamente.

¿Qué pasa si lo instalo después de salir de fábrica?

Si decides instalarlo después de comprar el coche, deberás notificárlo a tu aseguradora como un elemento extra, de lo contrario, no estará cubierto.

¿Hay distintos tipos de techos solares?

Sí. Los hay de distintos mecanismos, formas y tamaños. Su objetivo es proporcionar una mayor claridad interior al vehículo.

¿Podría instalarlo yo mismo?

No, lo aconsejable es contar con un taller especializado, para evitar que, una vez instalado, pueda haber fugas y humedades en el techo.

¿Aumenta el precio de mi póliza si cubre el techo solar?

Por supuesto, en función de su coste de instalación, de la misma forma que si instalas cualquier otro tipo de equipamiento opcional y decides asegurarlo.