Quedarte sin coche tras una avería o accidente en el que resultes culpable puede suponer un grave inconveniente, sobre todo si las reparaciones van a demorarse varios días y no tienes un segundo vehículo u otra alternativa para realizar tus desplazamientos habituales. Puedes eludir este problema si contratas un seguro con la cobertura de vehículo de sustitución.

En este artículo encontrarás:

¿Qué debo tener en cuenta sobre el coche de sustitución?

La mayoría de las aseguradoras ofrecen este servicio de forma opcional en su póliza, pero no todas tienen las mismas condiciones, por lo que antes de contratar un seguro con esta garantía debes revisar la letra pequeña del contrato. Suelen tener algunas limitaciones, como por ejemplo el máximo de días que lo ofrecen o el taller donde debes llevar a reparar tu vehículo, así como restricciones en función de cuál haya sido la causa de la inmovilización del vehículo.

¿Existen límites a la cobertura de coche de sustitución?

La garantía de coche de sustitución se activa una vez que tu vehículo entra en el taller tras un siniestro, una avería o cuando denuncias a la compañía su robo. Finaliza una vez que concluye la reparación o cuando es recuperado tras su sustracción. Sin embargo, en todas las aseguradoras aplican algunos límites temporales que debes tener en cuenta.

¿Qué límites son los más frecuentes?

La primera de las condiciones que debes comprobar es si la entrega del coche de sustitución se realiza una vez que comienzan las tareas de reparación o si, por el contrario, está condicionada por un número determinado de horas de trabajo, ya que hay casos en los que no te harán entrega del coche de sustitución hasta que se superen esas horas establecidas.

¿Cuál es el periodo del préstamo?

La compañía no te prestará el coche de alquiler durante un periodo de tiempo ilimitado, sino que la cobertura está restringida a un máximo de días. Estos empiezan a contabilizarse desde la entrega del vehículo y pueden variar en función de las causas de la inmovilización del vehículo, es decir, si es por accidente, avería o robo. De esta manera, algunas pólizas de automóviles limitan el servicio de coche de sustitución a un máximo de 30 días en caso de robo o sustracción del vehículo asegurado, hasta 15 días en caso de inmovilización por accidente y hasta 5 días por avería.

¿Puedo escoger el taller de reparación?

Otra condición que ponen algunas aseguradoras para que puedas disponer de un vehículo de sustitución tras un accidente o avería es que acudas a reparar el coche a uno de sus talleres concertados. La aseguradora no puede obligarte a que lleves a reparar tu coche a un taller concertado, pero con el objetivo de incentivarte a que lo hagas, puede condicionar esta garantía a que acudas a uno de sus talleres, de tal forma que ellos pondrán a tu disposición un vehículo de sustitución mientras realizan la reparación. En algunos casos, incluso, te llevarán el coche a tu domicilio y lo recogerán una vez que tengas el tuyo reparado y listo para circular.

¿Puedo reclamar el pago del coche de sustitución al culpable de un accidente?

En el supuesto de que te hayas visto involucrado en un accidente de tráfico en el que existe un tercero culpable, no será necesario que dispongas de esta cobertura, ya que podrás reclamar a la aseguradora contraria el importe del alquiler de un coche de sustitución durante el tiempo que tengas el vehículo en el taller.

Te interesa
Cómo debe ser el vehículo de sustitución

El vehículo de sustitución no debe ser igual en tamaño, combustible o prestaciones al propio: se trata únicamente de un servicio de movilidad. Las aseguradoras prestan normalmente este servicio con una empresa de alquiler de vehículos, y por tanto el modelo que te entreguen será el que haya disponible en ese momento. Si no es posible el préstamo de un coche, la compañía de seguros debe indemnizar al conductor con una cantidad diaria durante un tiempo determinado, si está contemplado en las coberturas de la póliza. Por el contrario, los talleres no tienen obligación de proporcionar un coche de sustitución a sus clientes mientras se repara el vehículo. Como alternativa, muchos establecimientos ofrecen coches en alquiler con unas tarifas bastante ajustadas.

¿Sabías que…?

Si la solicitud de un vehículo de cortesía no está relacionada con un parte de accidente, tendrás que justificar que el coche propio está en el taller: es válido el resguardo de entrega del vehículo. La duración del préstamo dependerá de si se trata de una avería o un accidente: en el primer caso son unos tres días, mientras que si es un siniestro el periodo puede llegar al mes. La entrega del vehículo de sustitución comienza en el momento en que comienzan los trabajos, no desde que el coche se deja en el taller. En caso de robo, es obligatorio presentar la denuncia y esperar a que pasen un número determinado de días –los marca la aseguradora- para que el préstamo se haga efectivo.

Resumen

  • Quedarse temporalmente sin coche por una avería o un accidente del que somos culpables supone un gran inconveniente. Un coche de sustitución puede ser una buena alternativa.
  • La mayoría de las aseguradoras ofrecen este servicio de forma opcional en su póliza, pero no todas tienen las mismas condiciones, por eso conviene leer atentamente las condiciones de esta garantía, antes de contratarla.
  • La garantía de coche de sustitución se activa una vez que tu vehículo entra en el taller tras un siniestro, una avería o cuando denuncias a la compañía su robo. Finaliza una vez que concluye la reparación o cuando es recuperado tras su sustracción.
  • La primera de las condiciones que debes comprobar es si la entrega del coche de sustitución se realiza una vez que comienzan las tareas de reparación o si, por el contrario, está condicionada por un número determinado de horas de trabajo.
  • Algunas pólizas de automóviles limitan el servicio de coche de sustitución a un máximo de 30 días en caso de robo o sustracción del vehículo asegurado, hasta 15 días en caso de inmovilización por accidente y hasta 5 días por avería.
  • La aseguradora no puede obligarte a que lleves a reparar tu coche a un taller concertado, pero con el objetivo de incentivarte a que lo hagas, puede condicionar esta garantía a que acudas a uno de sus talleres.

FAQ – Preguntas frecuentes

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de contratar un coche de sustitución en mi seguro?
La mayoría de las compañías aseguradoras ofrecen este servicio de forma opcional en su póliza, pero no todas tienen las mismas condiciones, por lo que antes de contratar un seguro con esta garantía debes revisar la letra pequeña del contrato. Suelen tener algunas limitaciones en cuanto al número de días del que puedes disponer de un coche de alquiler.
¿Qué limitaciones tiene la cobertura de coche de susticución?
La primera de las condiciones que debes comprobar es si la entrega del coche de sustitución se realiza una vez que comienzan las tareas de reparación o si, por el contrario, está condicionada por un número determinado de horas de trabajo. Por otra parte, debes saber que el periodo del préstamo está limitado o restringido a un número máximo de días. Estos empiezan a contabilizarse desde la entrega del vehículo y pueden variar en función de las causas de la inmovilización del vehículo, es decir, si es por accidente, por avería o por robo.
Si me veo involucrado en un accidente que es culpa de un tercero, ¿puedo reclamar el coche de sustitución?
En estos casos no será necesario que dispongas de la cobertura de vehículo de sustitución contratada en la póliza, ya que podrás reclamar a la aseguradora contraria el importe del alquiler de un coche de sustitución durante el tiempo que tengas el vehículo inmovilizado en el taller.