comparador seguros coche

Accidente en el carril bus-taxi: ¿quién tiene la culpa?

Última actualización: 13/11/2018

Accidente en el carril bus-taxi: ¿quién tiene la culpa?

Ilustración: Víctor López

La contaminación en las grandes ciudades es un grave problema al que los ayuntamientos tratan de poner frente fomentando el uso del transporte público en detrimento del vehículo privado, con medidas como la adaptación de un carril exclusivo para el paso de autobuses y taxis, que les deja espacio para realizar sus constantes paradas y además evitan las sufridas aglomeraciones.

En este tipo de carriles está prohibida la circulación de coches privados, pero hay conductores que los utilizan para avanzar en un atasco o adelantar a otros vehículos. La circulación por este carril es motivo de infracción grave y supone una sanción administrativa de 200 € según el Código de Tráfico y Seguridad Vial.

Por las circunstancias, puedes verte obligado a cruzar un carril bus para abandonar la vía por la que circulas, con tan mala suerte, que el vehículo que circula por el carril bus te golpea y se produce un accidente. ¿Quién tiene la culpa si es un coche privado?, ¿y si es un taxi o un autobús?

El vehículo que circula por el carril es un autobús o un taxi

Cuando realizas un giro para cambiar de vía o para tomar otro carril de la misma vía, debes señalizar la maniobra con antelación y respetar, en todo caso, la prioridad de paso del que circula por el carril que pretendes ocupar.

Esta misma normativa sirve para cuando tratas de cruzar un carril taxi/bus para cambiar de vía, por lo tanto, si cortas el paso a un taxi o autobús y alguno de estos te golpea, serás considerado culpable del siniestro porque quien tiene preferencia es quien circulaba por dicho carril.

El vehículo que circula por el carril bus/taxi es un coche privado

El conductor de un coche particular te echa la culpa del golpe y le reprochas que estuviera circulando por un carril reservado exclusivamente para autobuses y taxis. Llamas a la Policía o a la Guarda Civil para que levanten un atestado y declaren culpable a la parte contraria.

La autoridad acude al lugar de los hechos, pone la multa correspondiente al conductor que circulaba por el carril que no debía y posteriormente realiza el atestado.

La compañía de seguros recibe toda la información relativa al accidente y, otra vez, te declara culpable porque quien realiza el giro o el cambio de carril eras tú y deberías haber prestado atención al realizar el giro. Aunque el vehículo contrario circulara previamente por dicho carril, sólo le será interpuesta una sanción administrativa por este hecho.

Qué daños paga el seguro

En ambos casos será tu aseguradora quien, a través del seguro de responsabilidad civil obligatorio, se haga cargo de los daños personales que hayan podido sufrir los ocupantes del taxi o del autobús, de los daños materiales de estos vehículos y, además, al ser medios destinados al transporte de personas y que se lucran por esta actividad, la compañía también abonará la pérdida de ingresos que les suponga estar sin vehículo durante los días que dure la reparación o mientras el conductor esté incapacitado para realizar su labor.

Por tu parte, los daños en tu coche sólo están asegurados si tienes contratada una póliza a todo riesgo con garantía de daños propios. En este caso serás indemnizado conforme a lo que venga establecido en esta cobertura.

Recuerda que ninguno de estos daños estará cubierto por la aseguradora si en el momento del accidente circulabas en estado de embriaguez, bajo los efectos de las drogas o sin seguro en vigor.

Más información de seguros aquí

13 de Noviembre de 2018
Daniel Bañares

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar