Ilustración: Arpem.com

Los seguros a todo riesgo son los únicos que cuentan con la garantía de daños propios, que es la que cubre los destrozos que causes a tu vehículo cuando eres el responsable de un accidente, existan o no terceros perjudicados. Sin embargo, en ocasiones, algunas aseguradoras ofrecen una modalidad de seguro a todo riesgo diferente, que encierra un matiz que limita el alcance de la cobertura: es cuando lo denominan “todo riesgo con colisión”.

En este artículo encontrarás:

¿Qué es el “todo riesgo con colisión”?

El “todo riesgo con colisión” tiene la particularidad de que sólo cubre los daños del vehículo en caso de choque o roce con otro vehículo, persona o animal que puedan ser identificados, lo que quiere decir que no están cubiertos los típicos roces al aparcar o una salida de la vía con posterior choque contra el quitamiedos u otro elemento externo. Para estos últimos ejemplos, la póliza actuará como si fuera una de “terceros ampliado”. Consiste en tener asegurado tu vehículo a terceros completo (rotura de lunas, robo e incendio) pero además con una cobertura añadida: la “todo riesgo con colisión”, que básicamente consiste en reparar los daños ocasionados a tu vehículo en caso de accidente, aunque seas culpable del accidente. Como sabrás, con un “terceros ampliado”, si tienes un accidente y eres culpable, tendrás que reparar tu vehículo. En este caso, la compañía te lo repara.

¿Es esta póliza más económica?

Sí, en efecto. Es una póliza más económica que el clásico seguro a todo riesgo debido a que aumenta el riesgo que asume el conductor del vehículo y, en consecuencia, disminuye el de la entidad aseguradora. Si estás buscando un seguro a todo riesgo para tu coche, presta atención al nombre de la póliza, ya que pueden ofrecerte este seguro con colisión a un mejor precio sin que tengas claras sus particularidades, lo que puede ocasionarte después alguna sorpresa no deseada.

¿Qué cubre exactamente?

Quedan cubiertos los daños sufridos en tu coche tras un choque directo con terceros pero siempre identificados. Esto es, cuando exista un parte amistoso y/o atestado policial y/o aceptación por parte de las dos compañías de la existencia del accidente. Además, como en los seguros a todo riesgo, si tu coche resulta siniestro total como consecuencia de la colisión, muchas compañías te indemnizarán con el valor a nuevo si el coche tiene menos de dos años y con el valor venal de tu coche más un 30% del mismo, si el coche supera los dos años.

¿Cuándo conviene contratar esta póliza?

Esta modalidad de seguro puede resultarte de interés si quieres ahorrar en el seguro de tu coche a todo riesgo a cambio de asumir una mayor responsabilidad. Las compañías de seguros que ofrecen este tipo de seguro son: Balumba, Fiatc, Génesis, Línea Directa, Mussap, Penélope, Plus Ultra, Qualitas Auto, Regal, Unión Alcoyana y Verti.

Te interesa
Qué cubre el seguro a todo riesgo

El seguro a todo riesgo es una modalidad que añade a las garantías que habitualmente ofrece un seguro a terceros (responsabilidad civil, servicio de defensa jurídica, reclamación de daños, accidentes del conductor o asistencia en viaje) otro tipo de coberturas que protegen a la persona asegurada ante prácticamente cualquier tipo de eventualidad, haciéndose cargo tanto de los daños a terceros como de los propios. Así, el seguro se hace cargo de los daños que pueda sufrir nuestro vehículo en la mayor parte de los casos. Ello convierte al seguro de coche a todo riesgo en un producto más completo. Además, pueden ofrecer numerosas coberturas adicionales: segunda opinión médica, indemnización por hospitalización, fenómenos de la naturaleza, vehículo de sustitución, retirada del permiso, indemnización por paralización del vehículo… Aunque no todas las aseguradoras brindan las mismas garantías en sus pólizas a todo riesgo.

¿Sabías que…?
Existen muchas excepciones a los seguros a todo riesgo. Por ejemplo, no se hará cargo de los daños que se produzcan por conducta dolosa del conductor o los ocupantes del vehículo, o si el asegurado conduce bebido o drogado -en estos casos la compañía indemnizaría, en su caso, al perjudicado y repercutiría la indemnización al conductor-.Tampoco si conduce el coche una persona sin permiso de conducir, si el coche se encuentra en mal estado o no cumple con la normativa, o si el conductor ha incurrido en un delito de omisión del deber de socorro. También quedan excluidos los daños a causa de factores extremos (guerra, actos de terrorismo o cualquier conflicto armado, desastres nucleares, contaminación).

Resumen

  • El seguro “a todo riesgo con colisión” sólo cubre los daños del vehículo en caso de colisión con otro o con otra persona o animal si éstos pueden ser identificados.
  • Esto quiere decir que no están cubiertos los roces producidos al aparcar o cuando se produce una salida de la vía y un choque posterior con un quitamiedos.
  • Es como un seguro “a terceros completo ampliado” con esta cobertura añadida. Con un “terceros ampliado”, si tienes un accidente y eres culpable, tendrás que reparar tu vehículo por tu cuenta. En este caso, la compañía te repara tu vehículo.
  • Es una póliza más barata que el seguro a todo riesgo, porque el conductor asume más riesgos.
  • Debe existir un parte amistoso y/o un atestado policial y/o aceptación por parte de las dos compañías de la existencia del accidente para estar cubierto.

FAQ – Preguntas frecuentes

¿Qué es un seguro a todo riesgo con colisión?

Es un seguro “a todo riesgo” con la particularidad de que solo cubre los daños del vehículo si se da un choque con otro vehículo, animal o persona que se puedan identificar, aunque tengas la culpa. El matiz clave en este tipo de seguros es que el tercero debe estar identificado.

¿Qué diferencias existe con un seguro “a terceros ampliado”?

Con un seguro a “terceros ampliado”, si tienes un accidente y eres culpable, tendrás que reparar tú el vehículo. En el caso de un a todo riesgo con colisión, la compañía te repara los daños del vehículo, siempre que exista un tercero involucrado como inocente.

¿Es esta póliza más barata que un “a todo riesgo”?

Es una póliza más económica que el clásico seguro a todo riesgo debido a que aumenta el riesgo que asume el conductor del vehículo y, en consecuencia, disminuye el de la entidad aseguradora. En este tipo de seguros, la compañía no cubre los daños si en el accidente no hay terceros identificados, es decir, no cubre el típico roce con una columna al aparcar o una salida de vía.

¿En qué casos es bueno contratar le seguro a todo riesgo con colisión?

Esta modalidad de seguro puede resultarte de interés si quieres ahorrar en el seguro de tu coche a todo riesgo a cambio de asumir una mayor responsabilidad.