comparador seguros coche

Personaliza tu seguro de coche o moto a tu medida

Última actualización: 17/09/2019

Personaliza tu seguro de coche o moto a tu medida

Ilustración: Víctor López

Los seguros de coche y moto nacieron por la necesidad de cubrirte ante los daños y perjuicios que pudieras causar a terceros mientras circulas con tu vehículo, es decir, para garantizar la responsabilidad que tengas, como propietario o conductor, ante un siniestro en el que resultes culpable.

Con el paso del tiempo las pólizas de seguros de automóviles han evolucionado hasta convertirse en seguros multirriesgo que cubren los daños personales o la vida del propio conductor, que ofrecen coberturas más propias de un seguro de viaje e, incluso, que te garantizan un vehículo de sustitución mientras el tuyo está en el taller. Productos que puedes adaptar a tus necesidades.

Cuando estás inmerso en la búsqueda de un seguro, las compañías de seguros te presentan ofertas con coberturas ya incluidas de serie que en muchos casos son opcionales y que elevan el coste del producto. Estas coberturas puedes elegir mantenerlas o, por el contrario, pedir a la aseguradora que las suprima y te recalcule la prima de la póliza. Pero el primer paso para comenzar a modelar tu seguro en función de tus necesidades y de las características del vehículo es que pienses en qué tipo de póliza es la que más te conviene.

La modalidad del seguro: elige tu póliza ideal

Uno de los aspectos más importantes a la hora de elegir la modalidad de una póliza es la antigüedad del vehículo. Así, por ejemplo, si el coche tiene menos de cinco años desde su matriculación quizás te interese elegir un seguro a todo riesgo que te garantice los daños del coche, mientras que si es más antiguo puedes valorar el cambio a una póliza a terceros.

Sin embargo, existen otros factores para tener en cuenta a la hora de elegir el mejor seguro para tu coche, como puede ser el uso que haces de él, el lugar donde lo aparcas, su valor venal o de venta, tu edad, los años que tienes de experiencia al volante e incluso la frecuencia con la que sueles dar partes de accidente a la aseguradora.

Con el objetivo de ayudarte en esta elección, en arpem.com hemos desarrollado una herramienta donde, tras responder a un breve cuestionario de siete preguntas, te indicamos cuál es la modalidad de seguro que más te puede interesar. AQUÍ puedes acceder a nuestro recomendador de pólizas.

Las garantías adicionales: la personalización de tu seguro

Para tomar la decisión sobre si incluir o no una determinada cobertura debes tener en cuenta: primero, las coberturas que más te convienen en función de tus necesidades; segundo, si ya cuentas con un seguro específico que te cubra ese riesgo; y tercero, si el servicio en cuestión sería imprescindible para ti en caso de siniestro (por ejemplo, si ya eres propietario de un segundo coche puede que no te interese añadir la opción de disponer de un vehículo de sustitución).

Por otra parte, encontrarás productos a los que puedes añadir opciones con las que ampliar la calidad de la póliza y, por consiguiente, su precio.

Entre las coberturas voluntarias que puedes valorar cuando contratas un seguro de coche o moto están la asistencia en carretera, el vehículo de sustitución, la defensa en multas o la retirada de carné de conducir, entre otras.

También hay compañías que ofrecen distintos niveles de indemnización para los daños personales que te puedas causar a ti mismo tras un accidente en el que resultes culpable. Así, puedes escoger entre un seguro sin indemnización para dichos daños, uno con una cantidad mínima que suponga un pequeño suplemento en la prima u otro que te indemnice con una buena cantidad de dinero a cambio de un mayor coste anual. En este sentido, nuestro sistema de puntuación de coberturas establece que una buena indemnización por muerte o invalidez es aquella que sea igual o superior a 50 000 €.

Más información de seguros aquí

17 de Septiembre de 2019
Daniel Bañares