comparador seguros coche

Análisis de casos: Olvido del freno de mano, un error que puede salirte caro... o no

Última actualización: 30/05/2018

Análisis de casos: Olvido del freno de mano, un error que puede salirte caro... o no

Ilustración: Víctor López

Dejar el freno de mano o de estacionamiento sin accionar es un descuido que sucede en más ocasiones de las deseables. Los accidentes provocados por esta imprudencia, en la mayoría de los casos, suelen limitarse a daños materiales en el propio vehículo.

Sin embargo, en las vías con cierta pendiente, el coche puede coger mucha velocidad y arrollar todo lo que encuentre a su paso sin que nadie pueda hacer nada. Esto incluye elementos de la vía, inmuebles, otros vehículos y, en el peor de los casos, personas. Si tienes el infortunio de causar un accidente de esta naturaleza, pueden surgirte muchas dudas y no saber qué esperar de tu seguro de coche.

Investigación policial

En primera instancia y siempre que se hayan producido daños personales, la Policía toma declaración a los involucrados y a los testigos para posteriormente hacer un atestado describiendo cómo se han producido los hechos y verificando que se trata de un accidente fortuito. Si hubiera intencionalidad la aseguradora podría cancelar todas las coberturas.

En ocasiones, el conductor no recuerda o duda si accionó el freno de mano o no. En ese caso, la Policía puede pedir un informe técnico que verifique su correcto funcionamiento, para lo que una grúa deberá trasladar el vehículo al taller. Si tienes contratada la cobertura de asistencia en viaje tu seguro se hace cargo de los gastos de remolque, en caso contrario, serás tú quien tenga que pagarlos.

De comprobarse que el freno de mano estaba en mal estado, se abrirá una investigación para determinar de quién es la responsabilidad. Esta podría recaer en el fabricante del coche, en el centro donde se realizó la última inspección técnica o, en caso de no tener pasada la ITV, en el propietario del vehículo, en este último caso el seguro no se hace cargo de los daños.

Desperfectos en tu vehículo

Para saber si estás cubierto por tu seguro cuando el vehículo resulte dañado, deberás comprobar tu póliza de seguros. La compañía reparará los daños ocasionados o te indemnizará cuando el vehículo sea declarado siniestro total, pero sólo si tienes contratado un seguro a todo riesgo con cobertura de daños propios.

Para los casos donde la póliza contratada tenga franquicia, deberás hacer frente a la primera parte del importe de la reparación, sin superar en ningún caso la cantidad de la franquicia pactada. El resto, lo abonará la compañía de seguros.

Atropello y daños materiales a terceros

Al igual que ocurre cuando causas un accidente mientras conduces, los perjudicados tienen derecho a reclamar una indemnización por las lesiones, por la asistencia sanitaria o por las pérdidas materiales ocasionadas por el impacto del vehículo. En estos casos será tu compañía de seguros quien indemnice, a través de la cobertura de responsabilidad civil obligatoria, disponible en todas las pólizas de seguros de coches.

Más información de seguros aquí

30 de Mayo de 2018
Daniel Bañares

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar