El propietario de un coche o una moto está obligado a contratar un seguro que cubra los daños que ocasione a otras personas o a sus bienes con motivo de la circulación del vehículo, tal y como indica el artículo 1 de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor. Con esta afirmación podrías llegar a pensar que si tienes un coche aparcado que no utilizas, no tienes necesidad de estar pagando un seguro. Sin embargo, un vehículo estacionado también puede ocasionar daños a terceros. Imagina, por ejemplo, que un cortocircuito o una pérdida de combustible de tu vehículo origina un incendio en el garaje que acaba produciendo daños de cuantía elevada a otros vehículos…
Fuente: Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, artículo 1

En este artículo encontrarás:

¿Es obligatorio el seguro? ¿Qué dice la Ley?

La ley es clara al respecto, ya que el artículo 2 de la citada norma asegura que “Todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir y mantener en vigor un contrato de seguro por cada vehículo de que sea titular”. Se utilicen o no, todos los vehículos deben contar, como mínimo, con la cobertura de responsabilidad civil. La norma no distingue entre coches que circulan y coches parados.
Fuente: Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, artículo 2

¿Qué ocurre si se produce un cortocircuito?

La responsabilidad civil del dueño no se limita a la que pueda resultar de un accidente de tráfico. Hay un ejemplo al que casi siempre se recurre y que acabamos de citar: si el vehículo está estacionado en un garaje colectivo puede causar un incendio por culpa de un cortocircuito. Sin cobertura que lo proteja, el propietario estará obligado a reparar los daños ocasionados a terceros, aparte de que se enfrentará a una inmovilización del vehículo de un mes. Para recuperarlo del depósito, deberá demostrar que dispone de un seguro en vigor.

¿Existe una excepción a esta norma?

Sólo existe una excepción a esta norma, la de los vehículos que están dados de baja temporal y voluntariamente en el Registro de vehículos de la Dirección General de Tráfico. Estos están exentos de esta obligación. Para tramitar la baja del vehículo ha de haber pasado la ITV, la cual será exigida nuevamente al darlo de alta. Los centros de la ITV, por su parte, exigen la contratación de un seguro, para lo cual te puede interesar un seguro temporal, por días o por semanas. Ahora bien, si un vehículo dado de baja y sin seguro ocasiona un siniestro, será su propietario quien cargue con la responsabilidad de todos los daños.

¿Qué ocurre si la Policía o la Guardia Civil detectan que tu coche no tiene seguro?

Si Policía o Guardia Civil detectan que tu coche o moto no tiene seguro obligatorio tendrás que hacer frente a sanciones que oscilan entre 601 y 3005 € en función de si estabas circulando o no, del tipo de vehículo, del tiempo que lleve sin seguro, de si hay reincidencia o, si es el caso, de la gravedad de los daños que hayas causado.

¿Es obligatorio pasar la inspección técnica cuando el coche no se utiliza?

La respuesta también es afirmativa. El Reglamento General de Circulación establece que “los vehículos matriculados o puestos en circulación deberán someterse a inspección técnica en una de las estaciones ITV al efecto autorizadas”. La inspección técnica de vehículos está considerada una revisión preventiva cuyo objetivo es garantizar que los vehículos cumplen todos los requisitos necesarios para circular con seguridad. Por esa razón, no importa que en ese momento un coche no circule habitualmente ni esté previsto que lo haga en breve, porque siempre existe la posibilidad de que se ponga en marcha al minuto siguiente.
Fuente: Reglamento General de ce Circulación

Te interesa
¿Qué es la ITICI?

La DGT estima que, alrededor de dos millones de vehículos circulan en España sin estar asegurados, un 10% del parque móvil. Basta con la matrícula para identificar un coche sin seguro. En cualquier momento, la policía puede introducir la matrícula del coche en el Fichero Informativo de Vehículos Asegurados y comprobar si el seguro está en vigor o no. Además, un agente puede sancionar al dueño de un coche parado sin la ITV en regla. La DGT lo recordó 2013, cuando se puso en marcha el programa ITICI (Intercambio Telemático de la Inspección Técnica de Vehículos), por el cual Tráfico conoce en todo momento qué vehículos no se han sometido a la ITV o no la han superado.

¿Sabías que…?

La ley establece que un coche dado de baja está eximido de pagar una póliza de responsabilidad civil. Si la vida útil del coche ha llegado a su fin, es obligatorio que su propietario tramite su baja definitiva. Este proceso es gratuito y solo lo puede hacer un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos reconocido por la DGT o desguace. Estos centros certificados por Tráfico son quienes dejan constancia de la destrucción del vehículo y avisan a la jefatura de la DGT correspondiente, que a su vez informa al Ayuntamiento de la baja del vehículo. También existe otra alternativa: la baja temporal. “Si no vas a circular con tu vehículo durante un período de tiempo, puedes darlo de baja temporalmente. Durante todo ese tiempo, el coche no podrá circular y además estará exento de pagar el impuesto municipal de circulación, y el propietario no está obligado a pagar el seguro a terceros ni a pasar la ITV. La DGT detalla que no existe una fecha límite y la baja se podrá revertir, o pasar a baja definitiva, en el momento que quieras.

Resumen

  • El propietario de un coche o una moto está obligado a contratar un seguro que cubra los daños que ocasione a otras personas o a sus bienes, tanto si circula como si no. Un coche aparcado en un garaje o en la calle pueden sufrir un cortocircuito y causar graves daños alrededor.
  • Como mínimo los automóviles deben contar con la cobertura de responsabilidad civil. Sin cobertura que lo proteja, el propietario estará obligado a reparar los daños ocasionados a terceros, aparte de que se enfrentará a una inmovilización del vehículo de un mes.
  • Solo existe una excepción a esta norma: los vehículos que están dados de baja temporal y voluntariamente en el Registro de vehículos de la Dirección General de Tráfico. Después de una baja, se puede volver a dar de alta el coche y pagar el seguro correspondiente.
  • Si Policía o Guardia Civil detectan que tu coche o moto no tiene seguro obligatorio tendrás que hacer frente a sanciones que oscilan entre 601 y 3005 €
  • También es obligatorio que los vehículos hayan pasado la Inspección Técnica (ITV). No importa que ahora mismo un coche no esté rodando habitualmente ni esté previsto que lo haga.
  • Para tramitar la baja del vehículo éste ha de haber pasado la ITV, la cual será exigida nuevamente al darlo de alta en otro momento. Los centros de la ITV exigen la contratación de un seguro también.

FAQ – Preguntas frecuentes

¿Es obligatorio que un coche esté asegurado aunque no se mueva?
Sí, lo es, porque, aunque esté dentro de un parking puede sufrir un cortocircuito y causar graves daños a su alrededor.
¿Cuál es la cobertura mínima con la que debe contar un coche?
La de responsabilidad civil. Sin ella, el propietario del coche deberá hacerse caso de todos los desperfectos.
¿Existe alguna excepción para tener el coche sin seguro?
Sí, cuando un vehículo está dado de baja de forma voluntaria en el Registro de la Dirección General de Tráfico.
¿Qué sanciones se contemplan para un vehículo sin seguro?
Las sanciones oscilan entre 601 y 3.005 euros.

Fuentes