En este artículo encontrarás:

¿Qué se considera una discapacidad?

Se considera una discapacidad sufrir algún problema en el aparato locomotor, especialmente en las extremidades inferiores, lo que impide utilizar los mecanismos habituales para la conducción. Por esta razón, los conductores discapacitados necesitan hacer algún tipo de adaptación de su vehículo para poder conducir. Existen distintas tablas de valoración la discapacidad del conductor para hacer posible que puedan conducir. El objetivo es buscar la máxima seguridad del conductor y de los usuarios de las vías públicas. Los fabricantes son capaces de adaptar la mayor parte de sus modelos a la discapacidad, pero siempre adaptándose a la legislación vigente. Además, estas modificaciones solo pueden realizadas por personal experto y autorizado. La adaptación se puede hacer en fábrica o después. En este segundo caso, las modificaciones deben pasar por la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), para comprobar que cumple la normativa.

¿Cuál es el coste de adaptar un coche?

Esto dependerá de las reformas que sean necesarias en el habitáculo del coche, puesto que será necesario un espacio propio para el conductor discapacitado, pero también para anclar la silla de ruedas, así como elementos que faciliten la entrada y salida del coche para minusválidos. Por tanto, no es fácil calcular el precio de adaptación de un vehículo para discapacitados, aunque sí podemos hacer una aproximación fruto de todos los elementos que incorpora un coche para minusválidos.

¿Existe un seguro que cubra estos gastos de adaptación de mi coche?

Tras un accidente de tráfico, pueden diagnosticarnos una incapacidad permanente que nos impida conducir, salvo que nuestro vehículo cuente con las modificaciones necesarias. Si no quieres perder tu autonomía, necesitarás un coche adaptado. Es algo que uno nunca espera, pero que puede pasar. Llegados a este punto, es importante revisar la póliza de tu seguro, porque hay compañías que ofrecen una cantidad de dinero determinada para adecuar el vehículo a la discapacidad, siempre y cuando no exista un tercero a quien atribuir la responsabilidad. La aseguradora también puede ofrecerte el adquirir un nuevo vehículo ya adaptado. Esta garantía es complementaria a la indemnización que ofrecen las compañías de seguros por incapacidad o invalidez permanente y está incluida en la cobertura de seguro de conductor

¿Se puede solucionar la adaptación solo con algunos complementos?

Sí, por ejemplo, bases para los pedales para personas de altura reducida. También se pueden colocar en el lugar opuesto, las palancas de activación del limpiaparabrisas o de los intermitentes. También, son comunes los accesorios que facilitan la visibilidad, como retrovisores exteriores e interiores de tamaño distinto al habitual. A la hora de comprar cualquiera de estos accesorios hay que asegurarse de que estén homologados.

¿Qué aseguradoras ofrecen ayudas para la adaptación del coche?

No todas las compañías ofrecen este servicio. Asus clientes. He aquí las que sí lo contemplan

ASEGURADORA PÓLIZA CANTIDAD
Asegrup Auto Hasta 18.000 €
Generali Express Auto Opcional, hasta 30.000 €
Generali Pago como conduzco Opcional, hasta 30.000 €
Internauto Auto Opcional, hasta 30.000 €
MAPFRE Auto Hasta 2.000 €
Pelayo Garantías Ampliadas Hasta 3.000€
Pelayo Básica Opcional, hasta 3.000€
Reale Premium Hasta 18.000 €
Reale Mi coche Opcional, hasta 18.000 €
SegurCaixa Auto Hasta 3.000 €
SegurCaixa Auto Premium Hasta 3.000 €
Zurich Motor Pack Opcional, hasta 3.000 €

Comparar seguros de coche

Te interesa
¿Cómo se obtiene el permiso de conducir con una discapacidad?

Lo primero que debe hacer una persona discapacitada antes de obtener el permiso de conducir es acudir a un centro de reconocimiento para que valoren su discapacidad. Tras esta valoración, obtendrá un informe que reflejará las adaptaciones que deberá realizar en su vehículo para poder conducir. Si no obtiene de esta forma el informe, deberá acudir a la Comunidad Autónoma. La prueba puede hacerse de forma conjunta entre un médico de la Comunidad y un examinador de la Jefatura Provincial de Tráfico. Tras este informe, el conductor con discapacidad deberá efectuar una serie de pruebas para obtener su permiso. En las clases prácticas, si son necesarias, y en el examen posterior podrá utilizar su propio vehículo adaptado o uno modificado por la autoescuela. Una vez obtenido el permiso, la Dirección General de Tráfico podrá imponer las limitaciones a su conducción que crea oportunas, como, por ejemplo, a la velocidad.

¿Sabías que…?
Actualmente casi cualquier fabricante puede adaptar sus coches a los conductores con discapacidad. La adaptación se puede hacer de forma electrónica o mecánica. La primera suele ser más cara que la segunda, pero también es más funcional. Las adaptaciones más comunes suelen ser situar los pedales en el volante, delante o detrás, para que sean accionados de forma manual, o unir los tres pedales en una sola palanca. También es muy común agrandar las puertas para facilitar el acceso y salida del coche, instalando asientos que giran en un ángulo de 90º, en cualquiera de las plazas delanteras. También se pueden instalar puertas correderas e incluso asientos que salen del coche, además de rampas para sillas de ruedas en la parte trasera del vehículo.

Resumen

  • Discapacidad implica sufrir algún problema en el aparato locomotor, lo que obliga a realizar una adaptación del vehículo a la hora de conducir.
  • Los fabricantes son capaces de adaptar la mayor parte de sus modelos para un conductor discapacitado, pero cumpliendo la legalidad vigente.
  • Es importante revisar la póliza de tu seguro, porque hay compañías que ofrecen una cantidad de dinero determinada para adecuar el vehículo a la discapacidad, siempre y cuando no exista un tercero a quien atribuir la responsabilidad.
  • Sí, por ejemplo, bases para los pedales para personas de altura reducida.

FAQ – Preguntas frecuentes

¿Qué tipo de adaptación deben hacer en sus vehículos las personas con discapacidad?
Habitualmente la adaptación tiene que ver con la colocación de los pedales y de los activadores de los intermitentes, así como en los accesos, agrandando las puertas o instalando rampas para sillas de ruedas
¿Las aseguradoras cubren esta adaptación?
Hay compañías que ofrecen una cantidad de dinero determina da. Otras ofrecen adquirir un coche nuevo ya adaptado.
¿Cómo está considerada esta cobertura?
Es complementaria a la indemnización que ofrecen las compañías de seguros por incapacidad o invalidez permanente y está incluida en la cobertura de seguro de conductor.
¿Es posible solucionar la adaptación instalando solo algunos accesorios?
Por supuesto todo depende del grado de discapacidad, pero en algunos casos es posible instalar mejores retrovisores o colocar bases para los pedales.