¿Qué ocurre cuando se produce un accidente con otro coche de la misma compañía?

Cuando tienes un accidente de circulación en el que el culpable ha sido un tercero tienes derecho a reclamar los daños personales y materiales que te hayan podido ocasionar. La mayoría de los siniestros se suelen resolver con acuerdos entre las aseguradoras de los vehículos implicados, pero en ocasiones es necesario realizar una reclamación judicial de los daños. En algunos accidentes ocurre que los vehículos están asegurados en la misma compañía, siendo la propia entidad quien tendría que reclamar contra sí misma, por lo que se estaría produciendo una situación de conflicto de intereses. ¿Sabes cómo actuar en estos casos?, ¿conoces tus derechos?

accidente coche de la misma compañía

¿Cómo puedes defender tus intereses?

Casi todas las pólizas de seguros de automóvil incluyen la cobertura de defensa jurídica y reclamación de daños. Gracias a ella la compañía se hace cargo con sus propios abogados de las reclamaciones necesarias ante un siniestro con tercero culpable, aunque también tienes derecho a recibir una cantidad (determinada en las condiciones particulares) para que un letrado de tu confianza se haga cargo de las actuaciones. Cuando te encuentras ante un siniestro en el que ambos vehículos están asegurados en la misma compañía, esta debe reclamarse a sí misma para pagar los daños, por lo que lo más probable es que intente ofrecerte la mínima indemnización posible.

¿Qué es el conflicto de intereses?

Significa que quien debe abonar la máxima indemnización por accidente de tráfico a los lesionados es la misma compañía que tiene que pagar esa compensación. Por lo puede suceder que la sea muy inferior a la que realmente le corresponde al perjudicado. Eso es el conflicto de intereses. En cualquiera de los casos, debes tener la certeza de que la aseguradora defenderá tus intereses en caso de tener un accidente con un vehículo que sea de la misma compañía. Según la legislación española, existen tres vías por las que la aseguradora puede prestarte el servicio de defensa jurídica. Tres caminos que han sido diseñados, precisamente, para que no pueda haber un conflicto de intereses. Es decir, para evitar que la compañía deje de defenderte o no lo haga todo lo bien que debiera. Así pues, la aseguradora puede optar por:

  1. Darte servicio con personal propio, pero garantizándote en todo momento que actuará con plena independencia (es decir, que si tú tienes un conflicto con la misma aseguradora, los abogados te defenderán a ti).
  2. Darte servicio contratando una empresa diferente (cuyo nombre debe constar de antemano, en el contrato).
  3. Dándote el derecho a que tú elijas tu abogado y abonando los costes del mismo.

Por otro lado, el hecho de elegir abogado particular no hace que pierdas tu derecho a que se perite tu vehículo, a la asistencia sanitaria o a cualquier otro gasto que deba soportar la compañía.

¿Tengo derecho a contratar un abogado externo?

En estos casos resulta más oportuno contratar a un abogado externo, que sea ajeno a los intereses de la compañía. La contrapartida es que, como hemos visto, la cobertura para costear sus honorarios queda entonces limitada – entre los 600 y 3000 euros-, no pudiendo disfrutar de la cobertura sin límite del servicio jurídico de la compañía.
Una sentencia del Tribunal Supremo del año 2016 declaraba nula en un caso la cláusula que limita el pago de los gastos del profesional y condenaba a pagar a la compañía el importe total, señalando así una excepción a su aplicación. En la sentencia el tribunal argumenta que para que la cláusula limitativa de una cobertura sea válida debe estar recogida en el contrato de un modo especial (letra más grande, en negrita y destacada) y el tomador del seguro tiene que haberla aceptado y firmado por escrito tal y como establece el artículo 3 de la Ley de Contrato de Seguro. De no ser así, estaríamos hablando de un recorte de los derechos del asegurado y, por lo tanto, sería ilegal.
Fuentes:
Sentencia del Tribunal Supremo, 2016
Ley de Contrato de Seguro, artículo 3

¿Quién se hace cargo de los gastos?

Esta resolución indica, por tanto, que, cuando estés involucrado en una situación de conflicto de intereses con tu compañía, puedes contratar a un abogado independiente y tu aseguradora debe hacerse cargo de pagar sus honorarios sin el límite establecido en las condiciones particulares siempre que en el contrato no esté remarcada de forma especial la cláusula limitativa y aceptada con tu firma como tomador del seguro.

Te interesa
Cuando hay lesiones o versiones contradictorias

Si en el accidente sólo ha habido daños materiales y ambos conductores están de acuerdo sobre la dinámica y culpabilidad, probablemente el hecho de tener un accidente de tráfico con la misma compañía de seguros incluso pueda resultarle beneficioso. El problema surge cuando o bien existen lesiones, o bien hay versiones contradictorias sobre quién tiene la culpa del accidente de circulación. También son habituales en caso de accidente de tráfico con la misma compañía los problemas con los peritajes, ya que en no pocas ocasiones el perito en estos casos en su doble condición de propio y contrario pasa más tiempo intentando investigar fraudes o picarescas que valorando de manera ecuánime los daños que presenta el vehículo.

Sabías que…

Conviene recordar que una de las ventajas de contratar a un abogado externo cuando exista conflicto de intereses es que se tratará de un profesional independiente, que no seguirá las instrucciones de ninguna aseguradora, lo que a priori garantiza que la petición de indemnización se hará de la forma menos interesada o más transparente posible y de acuerdo tanto a los intereses del cliente como al conocimiento y la experiencia que el abogado externo tenga en dichos trámites.

RESUMEN
  • En un accidente de circulación del que ha sido responsable un tercero, tienes derecho a reclamar los daños personales y materiales.
  • La mayoría de siniestros se resuelven con acuerdo entre las aseguradoras, salvo que la compañía sea la misma en ambos casos.
  • En estos casos, para evitar el conflicto de intereses, lo conveniente es contratar un abogado independiente. Así se evita que la compañía se reclame a sí misma, lo que puede perjudicar tu indemnización.
  • Según la Ley, es la propia compañía de seguros la que debe hacerse cargo de este gasto, a menos que conste en las cláusulas del contrato que no es así.
  • Solicitar un abogado particular no priva al demandante de su derecho al peritaje de su vehículo.
FAQ
¿Qué hago si tengo un accidente y la otra parte tiene la misma compañía de seguros que yo?
¿En qué consiste el conflicto de intereses?
¿Cómo se puede evitar este conflicto?
¿Quién paga al abogado externo?

Fuentes

Deja tu valoración

Únete a la discusión

0 comentario

comentario autor avatar

No publicaremos comentarios que contengan insultos o información falsa, inapropiada o abusiva.

¡Sé el primero en comentar!