Yamaha TMAX 560 y TMAX Tech Max 560 2020

NUEVA VIDA AL REY

Después de 6 generaciones y casi 20 años de vida el Yamaha TMAX sigue siendo el más esperado y deseado scooter deportivo

 

Yamaha dice que es el scooter deportivo más exitoso que jamás ha fabricado, que demostró ser un éxito total desde el minuto uno de su salida al mercado. Hay que reconocer que este vehículo ha marcado un camino dentro de los scooters de alta cilindrada, con una acusada personalidad, que en muchos países se ha convertido en un fenómeno social, como es el caso de España, Francia y, sobre todo, de Italia. El TMAX se ha vendido en 87 países, pero Europa copa el 84% de sus ventas con 276.000 unidades desde el 2001, convirtiéndose en el líder indiscutible de esta categoría desde su lanzamiento.

El TMAX es sinónimo de distinción y elitismo en el mundo del scooter, de eso no hay ninguna duda. Yamaha lo construyó pensando en ofrecer a los usuarios una máquina polivalente, útil tanto en ciudad como en desplazamientos inter-urbanos, válida para viajar y capaz de mantener la imagen y carácter deportivo de sus modelos más radicales. El TMAX actual sigue manteniendo intactas estas premisas, sigue tan poderoso como siempre, pero a lo largo de estos años se ha ido puliendo y refinando, tanto en comportamiento como en distinción, polivalencia y confort. Ahora forma un conjunto verdaderamente exquisito.

Yamaha TMAX 560 2020

Cosas nuevas

Han unificado las versiones anteriores (estándar, SX, DX y Sport Edition) y han dejado solo dos: TMAX 560 (12.499 euros) y TMAX Tech Max 560 (14.399 euros). Este nuevo TMAX 2020 ha cambiado muchas más cosas de las que podría parecer a primera vista, pero sigue respetando su ADN y la base del diseño de este icónico modelo.

Empezaré por el cambio más significativo, el motor. Sigue teniendo la misma ingeniería y configuración, pero ha crecido en cilindrada hasta 562 cc a base de aumentar 2 milímetros el diámetro de sus pistones. Han optimizado su electrónica, alimentación, admisión (las válvulas son más grandes) y escape, lo que se traduce en un incremento de la potencia máxima de un 3,5% (+1,6 CV) y de un 6% el par motor, que se nota considerablemente en una mejor respuesta en todo el rango de revoluciones. También hay que señalar que es más respetuoso con el medio ambiente, cumple con la Euro 5. Contamina menos y ahorra combustible.

En la correa de la transmisión variable (CTV) han variado la relación interna y el resultado es una conexión entre el acelerador y la rueda trasera más directa, más enérgica y sorprendentemente más suave. También el motor tiene dos modos de entrega de potencia: el normal, con una respuesta más indicada para circular por ciudad; y el sport, para experimentar de una forma más directa todas sus prestaciones. De serie tiene llave inteligente de proximidad, se puede bloquear de forma eléctrica la dirección y también se bloquea el caballete central, lo cual es un eficaz antirrobo.

Yamaha TMAX 560 2020

Bastidor, frenos y suspensiones siempre han sido la razón del intachable comportamiento de toda la saga TMAX, lo que le ha dado ese tacto, estabilidad y “nobleza de moto”. Y es que su secreto es que el TMAX siempre ha sido una moto. Fue el primer gran scooter en utilizar un bastidor de aluminio de doble viga con el motor anclado firmemente a él y un basculante y transmisión independiente. Tiene una robusta horquilla delantera invertida con doble tija y barras de 41 milímetros de grosor y un basculante trasero ligero que no afecta para nada al buen funcionamiento de la suspensión trasera tipo monocross, similar al de las mejores deportivas de la marca.

Si hablamos de su diseño exterior, casi todos los elementos principales de su carrocería han experimentado sutiles cambios para optimizar su aerodinámica y confort, sin perder personalidad. Lo que más llama la atención es la parte trasera más estilizada, que permite subir y bajar con más facilidad al pasajero, así como el piloto trasero de ledes en forma de “T” y los intermitentes delanteros verticales, integrados perfectamente en la carrocería, también de ledes.

El hueco bajo el asiento ha crecido un poco, va iluminado y presenta un cuidado acabado interior. Se pueden guardar dos cascos tipo jet o uno integral de cualquier tamaño, las bisagras y la cerradura se han reforzado.

La instrumentación es prácticamente igual que en el modelo anterior, con dos esferas analógicas para el velocímetro y cuentarrevoluciones y una pequeña pantalla digital en el centro con el resto de la información. En mi opinión ya resulta algo obsoleta y han perdido una buena oportunidad de instalar una bonita y moderna pantalla TFT en color, mucho mejor visualmente y con más posibilidades, algo que, sin duda, este modelo merece.

Yamaha TMAX 560 2020

Las diferencias entre la TMAX y TMAX Teach MAX se basan, como es lógico, en la equipación superior de la segunda. Viene de serie con el sistema My TMAX Connect (se puede instalar como opción en la normal), que con una aplicación móvil permite estar conectado en todo momento a nuestro vehículo e incorpora un completo sistema de seguimiento GPS. La pantalla del parabrisas tiene regulación eléctrica de altura, control de velocidad de crucero, puños y asiento calefactados, amortiguador trasero regulable, recubrimiento dorado en las botellas de la horquilla delantera y la opción de poder elegir un color exclusivo denominado Tech Kamo, verdaderamente elegante.

Ruta por los alrededores de Lisboa

Preciosa la zona elegida por Yamaha para la puesta de largo internacional de este modelo, aunque algo arriesgada en este lluvioso otoño que estamos pasando. El centro de operaciones estaba en Cascais (Portugal), iniciamos la ruta por la carretera de la costa hacia Lisboa, entramos en la capital portuguesa y cruzamos la desembocadura del Tajo por el puente 25 de Abril, en dirección al Parque Natural de la Arrábida, en las inmediaciones de la ciudad de Setúbal. Paisajes preciosos, vistas al Atlántico y carreteras plagadas de curvas. Tuvimos suerte, aunque el suelo estaba mojado en muchas zonas, señal de que acababa de llover. No nos cayó ni una gota de agua en todo el día. El regreso lo hicimos haciendo un bucl: entramos en Lisboa por el inmenso puente atirantado Vasco de Gama, sobre el estuario del Tajo, atravesamos la ciudad y marchamos hacia Estoril, Sintra y de vuelta a Cascais. Un recorrido muy variado con carreteras de todo tipo, ciudad y autopista. En total, unos 240 kilómetros.

Tengo que reconocer que la TMAX tiene un tacto especial. Desde el momento en el que te sientas a sus mandos y maniobras en parado ya te transmite buenas sensaciones. Lo sientes ligero para el tamaño que tiene, rueda sin apenas esfuerzo, podría pasar por un 250 o un 300.

Yamaha TMAX 560 2020

Al arrancar el motor el sonido es ronco, grave, con sus pistones calados a 360º y la tercera biela ciega como eje de equilibrado que anula las vibraciones. Nos ponemos en marcha y todo funciona con suavidad, pero notas energía en el puño derecho. La correa de neopreno de la transmisión secundaria amortigua las reacciones al abrir y cerrar el gas proporcionando un tacto muy agradable a la conducción. Su funcionamiento es impecable, muy logrado.

En ciudad se desenvuelve como un scooter de menor cilindrada, ágil entre los coches, fino en su conducción y, ni que decir tiene, que todo el tráfico se queda instantáneamente atrás cuando abres el gas a la salida de los semáforos.

Nuestras motos de la presentación son las Tech MAX y la comodidad es total, graduando la altura de la pantalla a nuestra conveniencia y con los puños y asiento calefactado. En autopista su rodar es imperial, ni un ruido, ni una vibración. Le damos gas a fondo en una recta larga y gana continuamente velocidad sin aspavientos, llegando a las 7.500 rpm y 180 km/h y ahí se queda, con una perfecta estabilidad y una enorme sensación de seguridad.

Y llegamos a zona de curvas. Su tren delantero me ofrece una confianza absoluta, puedo tirar la moto con decisión y no siento ninguna reacción extraña, solo firmeza y seguridad. Además, la nobleza del bastidor y el buen trabajo de las suspensiones me permite retrasar las frenadas hasta casi dentro de la curva y los cambios de dirección en curvas enlazadas los puedo hacer con la velocidad del pensamiento, sus 220 kilos son una cifra contenida en esta categoría de scooter. En virajes rápidos mantiene un gran aplomo, con trayectorias limpias, precisas, sin el más mínimo quebranto. En la TMAX es fácil dejarse llevar y olvidarse que vas sobre un “scooter automático” y no en una moto deportiva.

Yamaha TMAX 560 2020

En definitiva, Yamaha ha dado otro pasito más adelante, hacer kilómetros a los mandos del nuevo TMAX 560 es un placer, pero si he de serte totalmente sincero, no es un paso muy grande, pues el anterior ya era un vehículo excelente. Ahora es un poco mejor, un poco más completo, un poco más caro y más respetuoso con el medio ambiente, todo para que el rey continúe siendo el rey.

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Yamaha
Noviembre 2019

Tu seguro en un click

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos