Ilustración: Víctor López

El fallecimiento de un familiar en un accidente de circulación produce es una situación traumática y dolorosa para los allegados de la víctima, que en muchos casos requieren de ayuda psicológica, y casi siempre, de asistencia jurídica para que un abogado les informe de cuáles son sus derechos y las indemnizaciones que les corresponden.

Para saber la cantidad a la que tienen derecho los beneficiarios de un familiar que fallece en un siniestro, hay que tener en cuenta las sumas que tuviera contratadas en su seguro del coche, así como en cualquier otra póliza específica de accidentes con cobertura de fallecimiento. Sin embargo, a veces no es sencillo averiguar qué pólizas tenía suscritas y con qué compañía lo había hecho.

Busca la póliza de seguro

Lo ideal sería que encontraras la documentación de su seguro para que puedas ver en las condiciones particulares si la póliza tiene incluida la cobertura de seguro de accidentes del conductor y, de tenerla, verificar la cantidad que ofrece la aseguradora a los beneficiarios en caso de que fallezca en un accidente de circulación.

Si tienes dudas sobre la existencia de uno o varios seguros de accidente, pero al menos sabes cuál es la aseguradora de la víctima, ponte en contacto con ellos en un plazo de siete días para que te informen, dar parte de lo ocurrido y que te indiquen qué documentos debes entregarles para recibir la indemnización por fallecimiento del conductor.

Los beneficiarios, salvo que hayan sido expresamente declarados en el certificado de las condiciones particulares (lo cual es poco habitual), tienen el siguiente orden de prioridad: cónyuge, descendientes, ascendientes y, por último, herederos legales.

Acude al Registro Civil

En el caso de que no consigas información sobre la póliza que tuviera contratada el fallecido o de si tenía alguna otra específica aparte del seguro del coche, puedes acudir al Registro Civil para consultar los posibles contratos de seguros de accidentes con cobertura de fallecimiento, de forma que no corras el riesgo de que la indemnización se pierda por desconocimiento.

Este registro público dependiente del Ministerio de Economía les sirve a los posibles interesados para comprobar si una persona tenía contratado y en vigor un seguro de accidentes que cubra la contingencia de la muerte del asegurado, así como el nombre de la compañía con la que lo tuviera suscrito.

Para acceder al Registro deberás acreditar el fallecimiento con el certificado de defunción en un plazo no inferior a quince días desde que tuviera lugar tal circunstancia.

Más información de seguros aquí