Ilustración: Arpem.com

El IVA o Impuesto sobre el Valor Añadido es un tributo indirecto que grava casi todo el consumo doméstico de bienes y de prestación de servicios que adquieres a diario a empresas y profesionales, tanto en el territorio nacional como en el extranjero. Sin embargo, tal y como establece el artículo 20 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, hay operaciones que están exentas del pago del IVA, como son las relacionadas con servicios de hospitalización, asistencia sanitaria o educación y la contratación de una póliza de seguro, ya sea de automóviles, vida u hogar.

En este artículo encontrarás:

¿Qué tasas tienen los seguros?

Si bien es cierto que los seguros no llevan este impuesto, sí que tienen otras tasas que gravan la prima anual, como el recargo que aplica el Consorcio de Compensación de Seguros para financiar su actividad aseguradora ante riesgos extraordinarios como inundaciones o tumultos populares, según se indica en el artículo 20 de la Ley de Impuesto sobre el Valor Añadido: “Estarán exentas de este impuesto las siguientes operaciones […] Las operaciones de seguro, reaseguro y capitalización. Asimismo, los servicios de mediación, incluyendo la captación de clientes, para la celebración del contrato entre las partes intervinientes en la realización de las anteriores operaciones, con independencia de la condición del empresario o profesional que los preste. Dentro de las operaciones de seguro se entenderán comprendidas las modalidades de previsión.” Además, el artículo 12 de la Ley 13/1996, de 30 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social establece un nuevo impuesto que grava las operaciones de seguro, denominado Impuesto sobre las Primas del Seguro o IPS. Este impuesto aplica un 8% sobre la prima en la mayoría de los ramos del sector asegurador, entre los que se encuentran las pólizas de coches y motos.
Fuentes: Ley de Impuesto sobre Valor Añadido, artículo 20 y Ley de Medias Fiscales y Administrativas, artículo 12

¿En qué consisten estas tasas?

Nadie está libre de pagar estas tasas que se aplican en la prima del seguro y que deberán abonarse al comienzo de la anualidad de la póliza, aunque hayas fraccionado el pago en varias mensualidades.

  • El impuesto sobre primas de seguro (IPS)

Es un tributo indirecto estatal, que grava las operaciones de seguro y capitalización que se realicen en España y que hayan sido concertadas por entidades aseguradoras que operen en nuestro país. Este impuesto recae sobre las operaciones de seguro privado. La base imponible es el importe total de la prima o cuota del seguro que paga el tomador. Recientemente, la Ley de los Presupuestos Generales del Estado 2021 ha actualizado el tipo impositivo del Impuesto del 6% al 8%, con efecto desde el 1 de enero de 2021.

  • Tasa del Consorcio de Compensación de Seguros (CSS)

Esta tasa grava los seguros que protejan contra daños materiales. Las tasas para el Consorcio se denominan recargos y se incluyen en la prima de la póliza. La aseguradora es la encargada de pagar el tributo a la Entidad. El Consorcio se encarga de aquellos casos en los que las aseguradoras no se hacen cargo de ciertos siniestros. Para poder hacer frente al pago de estas indemnizaciones, aplica distintos recargos a las compañías, como el recargo para la cobertura de Riesgos Extraordinarios, el de Daños Directos en los Bienes y en las Personas, o el del Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil en la Circulación de Vehículos a Motor.

¿En qué seguros de automóviles se incluyen estas tasas?

Se incluyen en los seguros contra daños a bienes: son las pólizas de vehículos terrestres, vehículos ferroviarios, incendio y elementos naturales. También en la responsabilidad civil en vehículos terrestres automóviles. En la actualidad este recargo es un porcentaje sobre el capital asegurado que varía según el tipo de riesgo a cubrir. Sin embargo, en el caso de los riesgos de vehículos a motor, la tarifa es fija y se cuantifica en función de la cilindrada. En el seguro de Responsabilidad Civil, el recargo va destinado a aquellos casos en los que el CSS tiene que asumir indemnizaciones de Responsabilidad Civil en la circulación de vehículos a motor que son obligatorios.

¿También está gravado el fraccionamiento del pago?

Sí, a las aseguradoras les gusta dar la posibilidad de que los clientes puedan contratar un seguro de coche con pago fraccionado. De esta forma el asegurado puede hacer frente al coste sin tener que hacer un desembolso inicial, y de forma gradual va abonando las cuotas. Las compañías tratan este fraccionamiento igual que los bancos, es decir, con intereses, por lo que el precio aumentará ligeramente. Cuantas más cuotas elija el asegurado, mayor será la comisión que le cobrará la aseguradora.

Te interesa

En un fraccionamiento, el primer pago siempre será superior al resto, porque en él van incluidas las tasas para el Consorcio de Compensción de Seguros. Por lo que, si el asegurado quiere fraccionarlas también, tendrá que avisar previamente a la aseguradora para que ésta lo tenga en cuenta. Si optamos por esta alternativa, los intereses se cobrará directamente el Consorcio.

¿Sabías que…?

Según los últimos datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), las familias españolas pagan de media al año 586,62 euros por el seguro del coche. Con el incremento del impuesto sobre primas del 6% al 8%, los hogares pasaron a pagar desde el mes de enero de 2021 unos 597,68 euros de media, lo que supone 11 euros más al año. Cabe destacar que en España, el 79% de las familias tienen automóviles asegurados y, según datos de la patronal aseguradora Unespa, hay un total de 32 millones de vehículos con seguro en nuestro país, prácticamente todo el parque nacional ya que su cobertura es obligatoria.

Resumen

  • Los seguros no están gravados con el IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido), ya sea de automóviles, vida u hogar.
  • Sin embargo, llevan otras tasasen la prima anual, como el recargo que aplica el Consorcio de Compensación de Seguros para financiar su actividad aseguradora ante riesgos extraordinarios o el Impuesto sobre las Primas del Seguro o IPS.
  • Estas tasas que se aplican en la prima del seguro y que deberán abonarse al comienzo de la anualidad de la póliza, aunque hayas fraccionado el pago en varias mensualidades.
  • Estas tasas se aplican a los daños contra bienes y a la responsabilidad civil.
  • También se aplican al pago fraccionado. De esta forma el asegurado puede hacer frente al coste sin tener que hacer un desembolso inicial, sino que de forma gradual va abonando las cuotas establecidas.

FAQ – Preguntas frecuentes

¿Qué tasas tienen las pólizas de seguros, en lugar del IVA?

Las pólizas tienen otras tasas que gravan la prima anual, como el recargo que aplica el Consorcio de Compensación de Seguros para financiar su actividad aseguradora ante riesgos extraordinarios como inundaciones o tumultos populares.

¿Qué otros impuestos o tasas recaen sobre las operaciones de seguros?

El impuesto sobre primas de seguro (IPS)
Es un tributo indirecto estatal, que grava las operaciones de seguro y capitalización que se realicen en territorio español y que hayan sido concertadas por entidades aseguradoras que operen en España. Este impuesto recae exclusivamente sobre las operaciones de seguro privado.

¿A qué pólizas afectan estas tasas?

A los seguros contra daños a bienes y también a la responsabilidad civil de responsabilidad civil.

¿Está gravado el pago fraccionado?

Las compañías lo tratan igual que los bancos en cuanto al pago de intereses se refiere, por lo que si el cliente se decide por esta opción ha de tener en cuenta que el precio aumentará ligeramente

Fuentes