Ilustración: Arpem.com

Has tomado la decisión de comprarte un coche nuevo y dudas del color que vas a elegir para la carrocería. Existe la errónea creencia de que esta decisión influye de manera determinante en el precio del seguro, es decir, que hay coches de determinados colores que más caros de asegurar que otros. La realidad es que esto no deja de ser un falso mito más del sector asegurador.

Aunque las aseguradoras lleguen a preguntarte por el color de tu vehículo en sus formularios, en ningún caso este implicará una diferencia en la prima del seguro. Los factores que sí que influyen en el precio de una póliza son la potencia del coche, la edad del conductor, la situación geográfica, el lugar donde aparcas o la siniestralidad, entre otros.

Sí es cierto que algunas marcas de coches sacan pinturas con acabados metalizados o mates exclusivos que incrementan tanto el precio base de compra del vehículo como el de su mantenimiento. Sin embargo, como la elección entre un color y otro no afecta al riesgo de tener un accidente, no tienen repercusión en el coste del seguro. Comprueba en nuestro comparador de seguros de coche cuánto cuesta el seguro de tu vehículo independientemente del color de la carrocería.